21.2 C
Caracas
viernes, 30 septiembre, 2022

Venezolanos en EE. UU.: ¿cuándo pueden trabajar siendo solicitantes de asilo?

Los migrantes que llegan a Estados Unidos desde México por vías irregulares, no están autorizados a trabajar dentro del país norteamericano. Para poder realizar actividades laborales deben solicitar un permiso, luego haber estado de 150 a 180 días en el territorio

-

Caracas.- Diariamente ingresan a Estados Unidos migrantes de diversas nacionalidades, en su mayoría venezolanos, cruzando de forma irregular la frontera con México. Una vez que llegan al país norteamericano, pueden tardar hasta nueve meses en obtener un permiso que les permita trabajar de forma regular.

El 13 de septiembre, la Patrulla Fronteriza informó que desde comienzos de septiembre han cruzado la frontera entre México y Estados Unidos al menos 1.100 migrantes diariamente, en su mayoría de nacionalidad venezolana.

Los migrantes que se arriesgan a cruzar desde México a Estados Unidos por pasos irregulares, como las aguas del río Bravo, lo hacen con la intención de alcanzar el sueño americano y buscar nuevas oportunidades. Sin embargo, acceder a un trabajo de forma regular al haber ingresado sin una visa es un proceso tardío.

Lesbia Moreno, abogada especialista en migración, explica a El Pitazo que los migrantes que ingresan por la frontera deben esperar entre 150 y 180 días para solicitar un permiso de trabajo, el cual puede tardar hasta tres meses en ser aprobado.

«Las personas que están llegando no están autorizadas para trabajar porque no tienen un permiso de trabajo. Por necesidad trabajan sin el permiso, pero tienen que entender que no están habilitadas para trabajar. Eso es otra violación a la ley, ya haber entrado por la frontera fue una violación a la ley (…) Es algo que marcará para siempre a la persona o grupo familiar», dijo Moreno.

Solicitar el permiso de trabajo

La abogada explica que cuando un migrante ingresa por la frontera de forma irregular debe ir de forma obligatoria a un proceso de corte donde un juez de inmigración decidirá si se le permitirá su estadía en Estados Unidos.

«En este momento el sistema está colapsado, por lo que a algunas personas no las reportan para un caso en la corte de forma inmediata. Debido a esto, a algunas personas solo les dan instrucciones de lo que deben hacer, reciben algún formulario o algún dispositivo de GPS; todo queda a discreción del oficial que los atiende», dijo Moreno.

La abogada asegura que si la persona no aparece en un proceso de citación en la corte de inmigración, puede acudir a una oficina del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (Uscis) y solicitar asilo.

«Como hay muchas personas y no aparecen pronto en los procesos de corte, pueden someter un caso de asilo en las oficinas de Uscis donde les van a emitir un recibo de asilo y lo pasarán a la corte (…) Si el caso sí aparece en corte, lo mejor es buscar un abogado para que les ayude a someter una aplicación de asilo en la corte», explica la abogada.

Moreno dice que si Uscis acepta la petición del proceso de asilo, después de 150 días la persona podrá solicitar que se le emita un permiso de trabajo. En el caso de quienes están en un proceso en la corte deben esperar 180 días para solicitarlo.

Riesgos al llegar

Lesbia Moreno expresó que llegar de forma irregular y trabajar sin tener un permiso otorgado por las autoridades de Estados Unidos, supone un gran riesgo y gasto monetario para los migrantes.

«Ellos -los migrantes- tienen que entender que no es fácil llegar de forma irregular e ir a un proceso en la corte que es sumamente costoso. El proceso puede costar de 5.000 a 10.000 dólares, dependiendo del abogado que tengan, del caso, de la cantidad de integrantes del grupo familiar, de la ciudad a la que llegan. Es muy costoso», expuso Moreno.

Debido a la cantidad de migrantes que ingresa al país norteamericano diariamente, muchos se ven obligados a pasar las noches en la calle, algo que se ha evidenciado mayormente en El Paso, Texas, donde personas, en su mayoría venezolanos, están al amparo de carpas que les dan algunos habitantes de la zona debido al colapso de los centros de acogida.

«No se vengan sin un propósito real de lo que quieren hacer. No se conviertan en un indigente más de este país, las últimas personas que están llegando se están convirtiendo en personas indigentes (…) No tiene sentido venir a sufrir más«, expuso la abogada.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a