20.7 C
Caracas
martes, 29 noviembre, 2022

Venezolanos cruzan río Suchiate para llegar de Guatemala a México

Pese a que Estados Unidos anunció que expulsaría de forma inmediata a los venezolanos que ingresaran de forma irregular al país, estos migrantes continúan con su viaje por Centroamérica con la esperanza de alcanzar el sueño americano

-

Tapachula.- Miles de migrantes venezolanos cruzaron este lunes, 17 de octubre, con ayuda de balsas, el río Suchiate, que divide la frontera entre Guatemala y México, para continuar su trayecto hacia Estados Unidos.

Así, mientras Estados Unidos ha cerrado el paso a los migrantes venezolanos y les ha impuesto restricciones si intentan llegar por vía terrestre a ese país, México mantiene el paso libre a los extranjeros, quienes cruzan por puntos informales, en una frontera porosa, sin vigilancia y sin detenciones.

Los suramericanos cruzan a plena luz del día y a la vista de los contados agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) de México, que poco o nada pueden hacer para detener el flujo migratorio de personas de Venezuela, Colombia, Ecuador, Nicaragua y Centroamérica.

Desde el paso del «Coyote», uno de los principales puntos ilegales más conocidos, Madelen Romero, migrante de Venezuela, quien llegó a territorio mexicano alrededor de las 05.00 hora local (10.00 GMT) dijo desconocer las nuevas disposiciones de Estados Unidos porque perdió su celular en la selva y solo va escuchando lo que sus compañeros le comentan en su travesía.

Junto con una amiga, llevan dos menores, este lunes se entregaron a las autoridades mexicanas de migración para que les puedan dar un permiso de tránsito libre en territorio mexicano. «No me queda de otra, porque ya estoy en México, si me dan la oportunidad de quedarme a trabajar, lo haría porque no tengo cómo regresarme», expresó la mujer venezolana.

Su compatriota, Osman Darío, quien también se encuentra en la frontera sur de México, señaló que confían en que las autoridades del INM les otorguen un permiso para continuar su tránsito por el país latinoamericano.

Este lunes, en Ciudad Hidalgo había unos 500 migrantes de Venezuela, Colombia y Haití, los cuales ingresaron de forma irregular por el río Suchiate. Desde los puntos informales en Ciudad Hidalgo, Chiapas, en la frontera sur de México, a los migrantes que van bajando de las balsas, los agentes migratorios los abordan y los llevan a las oficinas de migración para ofrecerles un trámite migratorio.

EE. UU. inicia proceso en línea para permiso temporal de venezolanos

Los que deciden realizar el proceso migratorio en Ciudad Hidalgo, se quedan en el acceso peatonal, donde pasarán varios días para ser atendidos por el personal de migración, esto para que resuelvan si les otorgan una visa por razones humanitarias o no.

Mientras que otros migrantes venezolanos, que deciden no acudir con las autoridades migratorias mexicanas, abordan transportes públicos colectivos, usan caminos informales para rodear los puntos fijos y semifijos de las autoridades federales y lograr llegar a la ciudad de Tapachula, en el estado de Chiapas, a unos 37 kilómetros de Ciudad Hidalgo.

Los migrantes venezolanos que han llegado a la frontera sur de México al municipio de Tapachula, pidieron perdón este lunes al Gobierno de México «por ingresar de manera irregular» y pidieron «les permita seguir transitando por territorio mexicano» porque lo único que buscan es llegar a Estados Unidos, a pesar de las nuevas reglas que limita su acceso.

Desde el viernes partieron en una nueva caravana, la tercera de forma masiva desde el 12 de octubre, cuando el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) anunció un nuevo proceso de control para migrantes venezolanos. «¡Biden, abre la puerta!», fue una de las consignas que lanzaron los venezolanos, mientras caminaban por la carretera costera, luego de haber dejado Tapachula en busca de ir a Estados Unidos.

El cambio en las leyes migratorias de Estados Unidos ha provocado el retorno de cientos de migrantes venezolanos al sur del país.

Hasta ahora, la mayoría pernocta en el municipio de San Pedro Tapanatepec, en el estado de Oaxaca, donde se encuentra un módulo del INM en el que se otorgan permisos provisionales para transitar libremente por México. El viernes, el alcalde de San Pedro Tapanatepec, Humberto López, informó que en esta localidad hay entre 8.000 y 10.000 migrantes, la mayoría de Venezuela, que han colapsado la atención del INM.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a