19.2 C
Caracas
domingo, 26 junio, 2022

Venezolanos buscan boletos de autobús para seguir a EE. UU. tras disolución de caravana

Un grupo de venezolanos pasó la noche en el terminal terrestre de Monterrey tras impedírsele el paso a Piedras Negras y Ciudad Acuña, localidades de México fronterizas con EE. UU., país al que quieren llegar para solicitar asilo político

-

Caracas.- Más de 2.000 migrantes de nacionalidad venezolana se encuentran varados en el terminal de autobuses de Monterrey, Nuevo León, en México, luego de que el domingo 12 de junio más de 30 autobuses, que transportaban a las personas, fueron interceptados en un retén por agentes migratorios y policías municipales en una carretera de la ciudad de Saltillo, reseñaron medios locales.

«Íbamos con destino a Saltillo y clandestinamente se atravesaron cinco patrullas de la policía que no tienen derecho de bajarnos de los autobuses. Nos pidieron documentos, nos pidieron dinero, nos bajaron. La empresa nos hizo pagar como quien dice su cuota, por ese motivo nos regresaron y nos enviaron hasta Monterrey«, dijo Alberto Salazar, migrante venezolano, a TV Azteca, el martes 14 de junio.

La nota del medio mexicano señala que el objetivo de estas familias venezolanas era llegar a las ciudades de Piedras Negras y Ciudad Acuña, fronterizas con Estados Unidos, para cruzar por la frontera y solicitar asilo político.

«Nosotros queremos irnos, nosotros queremos irnos; Estados Unidos nos está esperando. Estados Unidos tiene un paso habilitado para venezolanos, cubanos y nicaragüenses; cuyos países están en dictaduras tremendas”, afirmó David Alejandro Molina, otro migrante venezolano, a TV Azteca.

Los venezolanos pasaron la noche en el terminal terrestre, luego de que no les permitieron continuar con su viaje, pese a contar con la Forma Migratoria Múltiple que les fue otorgada en Tapachula y que de acuerdo con versiones del director de migración en Huixtla, Chiapas, es un documento que sirve para los 32 estados de México.

Sin respuesta después de una larga travesía

Henger Carías es uno de los migrantes venezolanos que enfrenta esa situación. «Hay gente que tiene tarjeta de residente en México y la están regresando (…) no sé qué vamos hacer, porque no dan respuestas«, manifestó al diario Excelsior.

Carías afirmó que pagó 1.030 pesos por él y su esposa, y por su hijo adolescente de 16 años de edad, 515 pesos, y como el autobús no salió la línea de autobuses le regresó el dinero. Añadió que tiene más de un mes en México, participó en la caravana, llegó a Saltillo y el domingo por la mañana adquirió su boleto para viajar por la tarde. «Tengo un mes y medio, crucé una selva, cuando llegamos a Tapachula caminé 42 kilómetros para que me dieran el permiso; estamos luchando por una visa, pero no me la dieron, entonces eso es una burla también», se lamentó.

El venezolano se quejó de su situación y la de otros compatriotas. «Venimos muchos venezolanos porque venimos de una dictadura, no pienso regresar, vendí mi casa, vendí mi carro, qué voy a tener cuando regrese a Venezuela, no tengo nada, eso es lo triste, hay que esperar y ver qué solución hay».

Luis García Villagrán, activista del Centro de Dignificación Humana que acompañó la caravana, dijo a periodistas que México entregó «9.700 recursos legales para que los indocumentados avanzaran al norte del país».

Se trata de visas que se conceden por razones humanitarias o formas migratorias del Instituto Nacional de Migración de México (INM), que permiten a los migrantes el libre tránsito en ese país por un período de entre 30 y 180 días, según el caso de cada persona.

Se calcula que la caravana migrante avanzó unos 107 kilómetros en cinco días de travesía por la costa de Chiapas, durante los cuales se fue debilitando en número e ímpetu.

Con información de TV Azteca, Excelsior, El Horizonte y Reforma

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a