Venezolano se estrena como cantautor en Chile con canción que resuena en redes

El joven compositor Reinaldo Angulo, conocido como Rigynaldo, apuesta por el género urbano en su primera canción y video clip Flow Natural. Tras dedicarse a la producción musical por cuatro años en Chile, el cantautor revela una canción que habla sobre sus raíces venezolanas y trayectoria en la música

590
Rigynaldo compone también para grupos musicales y abrió una barbería propia. Foto cortesía Rigynaldo

Por: Andrea V. González G.


Caracas.- Reinaldo Angulo (@rigynaldo) llegó a la ciudad de Chillán, en Chile, con 22 años de edad. El joven conocido como Rigynaldo salió de Venezuela con altas expectativas y en búsqueda de nuevas posibilidades de crecimiento personal. Luego de cuatro años componiendo letras y trabajando para un estudio local de producción musical, decidió lanzar su primer sencillo “Flow Natural”.


“Es una carta de presentación para que las personas me conozcan. Qué es lo que venía hacer, cuáles eran mis expectativas y todo eso de una manera bastante entretenida”, relata Reinaldo, en una entrevista para El Pitazo. El tema musical está compuesto bajo el género trap y cuenta la trayectoria del cantante en un video que dura aproximadamente cuatro minutos. “A muchas personas les causa curiosidad contarle la vida de uno siendo extranjero”, explica.

Venezolanos que ayudan a venezolanos: estas ONG pueden echarte una mano


“Es la primera vez que saco un videoclip a las redes sociales y me vieron 1.600 personas; para mí eso es bastante gente”, comenta el venezolano. Hasta el momento, agradece el apoyo de su círculo social cercano y afirma que no esperó obtener tan buen recibimiento. “Es un público orgánico (…) yo hice una publicación en Instagram, todos me comentaron y se emocionaron”, afirma sonriendo.

En Venezuela, Reinaldo trabajó en una agencia de seguros y en una barbería, mientras estudiaba la carrera de Ingeniería Informática en el Colegio Universitario Francisco de Miranda (Cufm). “Tenía otra mentalidad, otras expectativas, ganas de surgir y de comerme el mundo”, afirma. Fue así como hace cinco años, con la ayuda de un amigo en Chile, dejó su trabajo y estudios para buscar nuevas oportunidades en el país.


“Había llegado con mis máquinas y herramientas de trabajo”, relata el joven. En primera instancia, nunca pensó en dedicarse a la barbería, pero su experiencia en el área lo llevó a conseguir su primer trabajo. “Me di cuenta que tenía talento. En este país no se ve mucho el rubro de la barbería”, destaca. Luego de un año, fue contratado como compositor por un estudio musical, pero al mismo tiempo decidió abrir su propia barbería.

“Empecé a ir con un banquito de madera y un espejito a cortar pelo en un local grande”, cuenta el cantante. Pronto contrató a dos venezolanos que tenían las mismas ansias de trabajar. “Fue maravilloso porque pudimos obtener más clientes y un mejor ingreso para poder invertir en la barbería”, recuerda. Debido a la pandemia por el COVID-19, tuvo que cerrar el comercio; sin embargo, abrió un estudio propio donde atiende a la misma clientela.

Inicios en la música

“Cuando tenía 16 años más o menos, escribía canciones, pero no me lo tomaba muy en serio (…) yo también era pura risa y de repente no me veía como alguien de esa manera”, relata Angulo. Su carrera se inició en Chile, cuando comenzó a componer cumbias para grupos musicales de una productora local. “Ellos llevan una banda y nosotros creamos la canción”, explica. Luego de trabajar por varios años, fue la misma empresa que dio la oportunidad a Reinaldo de grabar su tema.

“Cuando uno va a empezar un proyecto, mi personalidad me dice que por lo menos tienes que demostrar qué es lo que vienes a hacer”, expresa Reinaldo. Al ver las herramientas que le aportaba su sitio de trabajo, decidió incursionar de lleno como solista. “El inicio cuesta mucho, pero siento que voy bien encaminado, de a poquito pero a paso firme y eso es lo que importa”, asegura.


Luego de cuatro años en el terreno artístico, Rigynaldo es cantautor de géneros como reguetón, cumbia, mambo y merengue electrónico, entre otros. “Somos los creadores totales de la canción y es lo que lo hace bastante especial”, asevera el venezolano. Gracias al apoyo brindado por sus allegados ha podido construir un camino y aspira a seguir creciendo en la industria musical.

“Todo se vuelve algo nuevo (…) aparte de hacer lo que me gusta, siento que todos los días voy estudiando un poquito las cosas”, remarca. Lo que más rescata del proceso creativo es el aprendizaje obtenido y las relaciones cultivadas. “Me veo trabajando en la música, escribiendo con mi público pequeño, pero disfrutándolo bastante”, finaliza.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.