18.5 C
Caracas
jueves, 21 enero, 2021

Venezolano portador del VIH frena su deportación de España

Óscar Formigó, pareja del venezolano portador del VIH Randy Yari, aseguró que, de ser deportado, en Venezuela, "moriría por la escasez de medicación"

-

Madrid. Después de resistirse a subir al avión donde iba a ser deportado este martes 7 de enero, el venezolano Randy Yari, portador del VIH, quedó en libertad en España.

Así indicaron a EFE fuentes policiales, que precisaron que su expulsión había sido decretada por un juez, después de haber agotado todas las vías para quedarse en España, ya que, además, se le habían denegado las peticiones de asilo y refugio.

También había agotado el plazo de estancia en el CIE de Zapadores, por lo que al resistirse a embarcar, la Policía no ha tenido más remedio que dejarlo en libertad.

La nota de EFE indica que Yari montó un fuerte altercado y el comandante del vuelo -la autoridad máxima dentro de un avión- decidió que no embarcara en el aparato, que iba a despegar del aeropuerto de Madrid-Barajas.

LEE TAMBIÉN

Fallece actor portador de VIH en medio de denuncias de discriminación

La organización Campaña por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs NO) denunció que Yari llevaba cerca de 50 días internado en el CIE de Zapadores, y durante su primer mes de ingreso no recibió atención médica ni se le proporcionó la medicación que precisa para su enfermedad.

Pero las fuentes policiales consultadas por EFE precisaron que efectivamente el hombre es portador del virus, pero no ha desarrollado la enfermedad.

- Advertisement -

Afirmaron además que ha estado controlado médicamente todo el tiempo, si bien no ha precisado tratamiento específico para el sida, toda vez que no ha desarrollado la enfermedad, como queda reflejado en el informe médico.

Moriría en Venezuela por la escasez de medicinas

Óscar Formigó, pareja del venezolano, aseguró que, de ser deportado, «morirá porque allí no tiene medicación».

Formigó, de origen gallego y residente en Madrid, explió que durante los 53 días que su compañero ha estado ingresado en el CIE lo ha podido ver «animado» hasta el lunes 6 de enero, un día después de recibir la notificación de expulsión, que «estaba destrozado» pero «calmado» y pidiendo que se hiciera «lo que se pueda».

LEE TAMBIÉN

Más de 70 mil personas con VIH no cuentan con atención adecuada en Venezuela

Formigó relato que durante un viaje en 2017 por Miranda de Ebro (Burgos) «pillaron (a Yari) sin documentación y dictaron una orden de expulsión. No la recurrió en su momento por descuido y en un viaje a Valéncia le pidieron la identificación y tampoco la llevaba y se dictó la ejecución de la expulsión«.

Aunque el pasado 3 de diciembre el Defensor del Pueblo paró otra expulsión con un informe favorable, ahora de nuevo se ha activado «para mandar a una persona enferma a un país donde se va a morir y separarla de su pareja hace tres años», añadió Formigó.

«Es seropositivo», y en Venezuela, asegura Formigó, «moriría por la escasez de medicación». El hombre aseguró también que durante las primeras semanas su pareja tuvo tratamiento antirretroviral para el VIH en el CIE, porque él se lo suministró.

Con información de diario Levante

Video de EFE

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado