22.6 C
Caracas
viernes, 21 junio, 2024

Venezolano narra las horas más largas de su vida en la guerra Israel-Hamás

Diego Sarmiento, Andrea Páez y Miguel Arrieta son tres venezolanos que contaron su experiencia en Israel tras el inicio de la guerra con el grupo islamista Hamás. Destacan que diariamente escuchan explosiones de misiles y cuentan cómo ha sido la reacción de sus hijos ante el conflicto bélico

-

Caracas.- Israel y el movimiento islamista Hamás entraron en guerra el 7 de octubre. El país asiático también es el hogar de venezolanos migrantes que, en su mayoría, poseen ascendencia judía. Algunos han narrado cómo ha sido vivir este conflicto armado.

Diego Sarmiento, un merideño de 37 años, contó a El Pitazo que emigró a Israel junto a su esposa e hijo, que ahora tiene 9 años, hace 7 años debido a que su pareja tenía nacionalidad israelí. Actualmente, tienen otra hija, de 4 años, y viven en la ciudad de Ashkelon, la cual se encuentra aproximadamente a 9 kilómetros de la Franja de Gaza, el centro del conflicto bélico.

Deportación de EE. UU. a Venezuela: ¿quiénes están en peligro de ser devueltos?

Sarmiento destaca que tanto él como su familia tuvieron suerte de no encontrarse en Ashkelon cuando se inició el conflicto, puesto que habían viajado hacia el norte del país por un compromiso que tenían. «El sábado en la mañana, cuando nos despertamos, nos encontramos con la sorpresa de que habían atacado Israel, que habían entrado por la Franja de Gaza«.

Pese al conflicto, la familia de venezolanos retornó a su hogar en un camino de dos horas y media que, según Sarmiento, fueron «las más largas de su vida».

«Siguen los bombardeos, siguen las alarmas, sigue el estado de alerta. No se puede salir de las casas. Tenemos alimentos y dentro de la mayoría de los edificios, los apartamentos cuentan con un búnker. El último piso es un hormigón de 40 centímetros, full de concreto, con hierro, una puerta y ventana, ambas blindadas y hechas de acero y hierro. Solo tenemos 30 segundos para correr desde el sitio que estemos en casa hacia el refugio y cerrar la puerta hasta que suene la alarma».

Vivir bajo tensión

«La situación aquí siempre ha sido complicada. Este año, en febrero, lanzaron casi 3.000 misiles, pero con cúpula de hierro de Israel, que es el sistema que detecta los misiles que entran al país, 95 % de ellos explota en el aire, así que uno siente seguridad con el ejército de acá», dijo Sarmiento.

El merideño sostuvo que integrantes del grupo Hamás ingresaron a Israel, donde han asesinado aproximadamente a 1.000 personas y han realizado varios secuestros. «Hicieron desastres, asesinatos, secuestros y, al mismo tiempo, lanzaron en un día como 4.000 misiles. Israel empezó a atacar, a buscarlos -a los miembros de Hamás que ingresaron al país-, a sacarlos, a matarlos, a tratar de recuperar a los secuestrados».

A pesar de la guerra, el venezolano dice que no han considerado emigrar a un tercer país o regresar a Venezuela. «Israel es un país maravilloso, lleno de tecnología, un país emprendedor, luchador, que está trabajando fuertemente. Para vivir, Israel es un gran país, el problema es el grupo terrorista Hamás, ese es el gran problema de acá», sostuvo.

Deportaciones de EE. UU. a Venezuela: ocho claves para entender la medida

Andrea Páez, otra venezolana en el sur de Israel, contó al programa de la periodista Shirley Varnagy en Unión Radio cómo funciona el protocolo de los bunkers. «Tenemos que permanecer 10 minutos dentro del refugio. Si siguen sonando las sirenas, debemos continuar dentro porque aun pueden caer misiles o restos de los que fueron destruidos».

«Desde que llegué a Israel, hace cinco años, hemos vivido situaciones de atentados con los misiles, pero son operativos. Esto es distinto a nivel emocional y mental la situación que estamos viviendo, porque durante todo el día escuchamos los aviones y las explosiones», indicó Páez.

Hijos de venezolanos sirven en el ejército israelí

El venezolano Miguel Arrieta, quien fue profesor en la Universidad de Táchira, emigró a Israel hace cuatro años con su familia. Tanto su hijo como su hija, ambos mayores de edad, fueron reclutados para servir en el ejército israelí en medio del conflicto.

«Los terroristas ingresaron al territorio de Israel. Tomaron rehenes, mataron gente, se llevaron a familias completas, se llevaron los cadáveres de los soldados que mataron para exhibirlos en plazas públicas. Para Israel es esencial defender la vida de sus ciudadanos. Esperemos que no sea un conflicto muy largo, pero no creo que termine pronto«, dijo Arrieta en entrevista para Qué pasó news.

El profesor venezolano aseguró que ha podido comunicarse en varias ocasiones con su hija, quien fue trasladada a una base cercana a Jerusalén. «Nos ha tocado esta dura experiencia, pero vamos a seguir adelante».

Los venezolanos Sarmiento y Páez coincidieron en algo: sus hijos conocen la situación y han sido preparados para afrontarla. El merideño aseguró que, tanto él como su esposa, le explicaron a sus hijos el significado del sonido de las alarmas; mientras que Páez dice que en los colegios preparan a los niños a nivel emocional y mental para lidiar con situaciones similares.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a