24 C
Caracas
miércoles, 1 febrero, 2023

Venezolano en Perú: «Somos víctimas de un conflicto del que no somos parte»

Adolfo Ramírez Lavado y Jéssica Herrera son dos venezolanos en Perú que contaron a El Pitazo cómo la situación política y social que se vive actualmente en ese país los ha afectado a ellos y a sus paisanos en la realización de trámites migratorios, en el área laboral y de manera emocional

-

Caracas.- La crisis política y social que enfrenta Perú ha afectado a sus habitantes con la incertidumbre del futuro político del país y las calles cerradas debido a las protestas. Sin embargo, la situación también incide directamente en la población migrante que, pese a intentar mantenerse al margen, aun así vive las consecuencias.

«Somos víctimas de un conflicto del que no somos parte», sostiene Adolfo Ramírez Lavado, un venezolano en Perú que contó a El Pitazo cómo las protestas y los cambios de Gobierno en el país andino han perjudicado a la población migrante venezolana.

Al menos 25 venezolanos murieron o desaparecieron en el Caribe en 2022

Perú es el segundo país con mayor recepción de migrantes venezolanos, 1.490.673 para diciembre de 2022, según expone la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes (R4V). Esta población se ha visto afectada en asuntos migratorios, laborales y emocionales con la crisis política y social que se inició el 7 de diciembre de 2022.

El clima político se tornó tenso cuando Pedro Castillo, expresidente de Perú, intentó disolver el Congreso para instaurar un gobierno de emergencia excepcional, pero no recibió apoyo popular ni de las fuerzas de seguridad y el hecho resultó en su detención. Desde entonces, Dina Boluarte asumió la presidencia del país de forma temporal mientras se organizan unas nuevas elecciones.

Cambios en los procesos migratorios

En los últimos cinco años, Perú ha tenido a seis presidentes. Estos cambios gubernamentales también han ocasionado cambios en las medidas migratorias, por lo que muchos procesos presentan largos periodos de espera y algunos migrantes han quedado en un estatus irregular.

Adolfo Ramírez Lavado, un barinés que lleva cinco años viviendo en Lima, contó a El Pitazo que debido a los constantes cambios políticos del Perú, ha quedado en una situación migratoria irregular en dos ocasiones. La primera fue en 2021, cuando su proceso de residencia se retrasó por siete meses luego de que Castillo tomara la presidencia; y actualmente está experimentando una situación similar al tener su carnet de identificación vencido.

Ramírez Lavado decidió dejar su país natal porque se emitió una orden de captura en su contra por parte de un tribunal militar, algo que ocurrió cuando ejercía de periodista. Debido a que su abuelo vivió en Perú en los años 70, optó por migrar a ese país.

«Al cambiar las autoridades, cambian los lineamientos. Yo he quedado dos veces con estatus irregular (…) Actualmente, ya tengo que renovar mi carnet, tengo la residencia vigente, pero el documento impreso no y no hay citas hasta abril. Me uno a la mayoría de migrantes que tiene que seguir un procedimiento que no estaba antes y que va cambiando de acuerdo a como cambian las autoridades», dijo Ramírez.

EE. UU. permite que ciertos migrantes soliciten permisos de trabajo vía online

La II Encuesta dirigida a la Población Venezolana (Enpove) 2022 reveló que el 35.3 % de los venezolanos en Perú no poseen un permiso migratorio que les permita permanecer en Perú de manera regular.

Inestabilidad laboral y emocional

El 19 de enero se realizó la toma de Lima, así bautizaron la protesta que fue convocada por diferentes organizaciones en contra del gobierno de Boluarte. El evento resultó con enfrentamientos entre los cuerpos policiales y manifestantes, y con un incendio en La Casona, un edificio histórico de la capital.

Durante el incendio en el centro de Lima, al menos 13 familias venezolanas se encontraban en una vivienda colindante a la edificación.

«Fueron afectados con un conflicto social en el que no estaban involucrados. Perdieron todo su hogar. Hay venezolanos que viven en esa zona (el centro de Lima) que padecen por las lacrimógenas, y en otras ciudades hay venezolanos que no pueden salir de sus casas y por ende no pueden trabajar», dijo Ramírez.

Las protestas no solo ocasionaron estragos en el centro de Lima. Muchas calles y accesos viales han sido cerrados debido a los eventos que se han presentado durante este primer mes del año, lo que ha dificultado a algunos ciudadanos trasladarse desde sus hogares hacia sus trabajos.

Jessica Herrera, venezolana que llegó a Perú en diciembre de 2017, asegura que los venezolanos se están viendo afectados de forma emocional y que eso los lleva a considerar la posibilidad de regresar a su país o hacer una tercera migración.

«¿Que si he pensado irme de acá? Sí, pero cuando lo pienso en frío digo ‘No, estoy estable y sería difícil volver a empezar’ (…) La situación -de Perú- causa algo emocional por volver al tema de las protestas y de estar en la calle», dijo Herrera, quien se desempeñaba como periodista en Venezuela y migró a Perú debido a que poseía la nacionalidad de ese país.

Certificado de PPT en Colombia: ¿para qué sirve el nuevo documento para venezolanos?

Herrera también destacó que muchos de sus paisanos se han visto afectados a nivel laboral, porque una gran parte de la población se dedica al comercio informal, por lo que depende de su producción diaria y de salir a la calle. «Con tanta desestabilizaron no pueden trabajar. Al no conseguir dinero, obviamente se ven afectados. Quizás por eso piensan en migrar a un tercer país, incluso en volver».

Según la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), más del 90 % de los venezolanos que se encuentran en Perú trabajan de manera informal. La Enpove expone que 19,2 % de los venezolanos poseen un contrato laboral; mientras que el 80.8 % trabaja sin contrato.

La Enpove también destaca que el 55 % de los venezolanos trabajan en el sector de servicios, 24,3 % en comercio, 12,7 % en manufactura, 7,2 % en construcción y 0,8 % en agricultura, pesca o minería.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a