27.7 C
Caracas
lunes, 8 agosto, 2022

Venezolano cautiva el paladar de los chilenos con sus hamburguesas

Enrique Graterol creó su marca Kiketto’s en el estado Zulia en 2014. Luego de cinco años y tras haber emigrado a Chile, logró reabrir su restaurante en ese país. Ahora, ofrece una amplia variedad entre tequeños, cachapas y hamburguesas al mejor estilo venezolano

-

Por Rubén Vásquez

Caracas.- El venezolano se caracteriza por ser una persona decidida y con ganas de seguir adelante, pues a pesar de las adversidades siempre tiene una sonrisa en la cara y nunca apaga su espíritu emprendedor. Estos mismos valores son los que refleja Enrique Graterol, un venezolano que desde Chile logró abrir Kiketto’s (@kikettos) un restaurante de comida rápida inspirado en el mejor sabor y estilo de Venezuela.

En una entrevista para El Pitazo, Graterol contó que este proyecto comenzó en Chile a
finales de 2019. Sin embargo, la idea la había desarrollado cinco años atrás en la localidad
de Mene Grande, perteneciente al municipio Baralt, en el estado Zulia, lugar que lo vio
nacer.

Ahora, desde Pedro de oña, en Ñuñoa, Santiago de Chile, Kiketto’s ofrece un amplio menú conformado por tequeños, cachapas de varios rellenos, como la clásica con queso de mano, de mechada, chuleta ahumada o la especial de cuatro quesos repotenciada. Además, los platos más pedidos son las hamburguesas, en especial la Kiketto’s Burger y la Plátano Burger, que cuentan con una salsa especial de la casa.

“Lo que nos diferencia, indudablemente, es el sabor y el cariño que se le pone a cada receta, pues se trata que cada una sea especial y única. Hacemos todo de manera artesanal y tratamos de ser una marca que lo que las personas comen en nuestrosnegocios no lo consigan en otro lado”, comentó el venezolano.

Un camino de pasión y constancia

En Venezuela, Enrique Graterol se graduó como licenciado en educación y logró sacar
una maestría en docencia para educación superior, pero ante la fuerte competencia laboral en el estado Zulia, a Graterol se le complicó conseguir trabajo en el área que desde siempre le había apasionado.

Buscando otras áreas, consiguió su primer trabajo como ayudante de cocina en un restaurante del municipio Baralt, lugar que le servirá como base para descubrir una nueva
pasión y decidiera dedicarse a la gastronomía.

“Empecé a hacer cursos, a estudiar un poco más lo que es el área de la gastronomía. Hasta que decidí, en 2014, fundar mi carrito de hamburguesas en una esquina de la Plaza Bolívar de Mene Grande y así nació la marca Kiketto’s», comentó el venezolano.

Llegado el año 2016, el Zulia, como el resto del país, sufrió los estragos de la crisis política,
económica y social que afecta a Venezuela. Ante la situación, Graterol comenzó a
replantear su futuro y tomó la decisión de emigrar a Chile.

“Yo me traía mi proyecto guardado en esa maleta, pero sabía que tenía que esperar el
momento más adecuado para poder retomarlo. Eso fue lo que hice, en 2019, abrí otra vez Kiketto’s acá. Desde el primer momento que se abrió doy gracias a Dios, porque tuvo
mucha receptividad”, comentó el zuliano.

Compromiso con el sabor venezolano

Tras su apertura en Chile, Enrique Graterol celebra la receptividad de Kiketto’s, no solo por
el público venezolano, sino por los comensales locales. “Mi público es más que todo
venezolano, pero existe la venezolana o el venezolano que siempre trata de sembrar esa
cultura a otros chilenos, entonces traen a sus parejas o amigos que son chilenos. Poco a
poco se han ido enganchando y les ha ido gustando bastante”, expresó.

Graterol destaca que construir su marca en el país suramericano no ha sido un trabajo fácil. Señala que la llegada de la pandemia del COVID-19 le afectó y tuvo que cerrar el local por tres meses. Tras su reapertura, asegura que no ha dejado de crecer y cada vez son más los comensales que llegan interesados en probar su comida.

En sus planes a futuro destaca que le gustaría continuar creciendo con su marca. “La visión
sería convertir a Kiketto’s en una súper franquicia donde haya muchos Kiketto’s, no solamente en Chile, sino a nivel internacional, y ojalá algún día yo pueda abrir otro allá en Venezuela”.

Enrique Graterol descubrió su verdadera pasión por la cocina y, desde entonces, no se detiene. Durante la pandemia abrió la cuenta @kikefood en la que comenzó ofreciendo cursos de cocina y recetas fáciles de preparar. Ahora, la Escuela Gastronómica
Internacional Artebianca en Chile
lo invitó a formar parte de su equipo de formadores para animar a nuevas personas en el mundo de la gastronomía.

“Para una persona que va a comenzar en el mundo del emprendimiento le recomiendo que
se capacite y que se planifique. Después, que le dé con todo y tenga constancia. Habrá
baches donde sentimos que todo se va a terminar, pero en realidad no es así. Todo lo que
nos pasa deja un aprendizaje. Las cosas buenas, las cosas malas son parte del
aprendizaje”, puntualizó Graterol.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a