19.7 C
Caracas
miércoles, 29 mayo, 2024

Venezolanas encuentran un refugio en Argentina para empoderarse

La marca Soy refugio integra a mujeres migrantes de diferentes nacionalidades, promueve la diversidad cultural y el emprendimiento en Argentina. A través de la costura y la serigrafía, un grupo de venezolanas cuenta a Todo Noticias (TN) que ha podido adaptarse más fácilmente al mundo social y laboral del país sureño

-

Por Daniela Chacón (*)

Capacho Viejo. Soy refugio se define como una marca social de emprendedores migrantes y refugiados que nació en Argentina a través de la experiencia colectiva. Desde 2021 permite a las migrantes venezolanas y de otras nacionalidades desarrollarse en un entorno seguro y empoderarse en este país, reseña Todo Noticias (TN).

El medio de comunicación argentino indica que la marca se creó por iniciativa de cuatro mujeres haitianas que tenían la necesidad de generar ingresos en Argentina. No solo confeccionan bolsos, sino que fabrican mantas, tazas y otros productos.

Salir de Venezuela y estudiar en Argentina

“Encontrar un sitio donde te den inducción de manera gratuita, te pongan en contexto de palabras que tú no dominas, eso te lo da Soy refugio, esa interacción. Te va preparando para que puedas insertarte en la sociedad de una manera menos drástica o menos dramática, porque todo es nuevo”, dijo la venezolana Carla Villarroel a TN.

Respaldada por el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), Soy refugio va más allá de una marca: es un espacio donde las mujeres desarrollan sus capacidades y sienten que pertenecen, de allí su significado. “El nombre es una propuesta para decir que todos podemos llegar a ser hogar. La migración nos enseña que el hogar lo llevamos por dentro. Soy refugio es una invitación a otros a ser sostén, a ser hogar”, manifestó la coordinadora del SJM en Argentina, Laura Herrera, al medio argentino.

Un hogar para las venezolanas

Soy refugio cuenta con el talento de varias migrantes venezolanas, que ven en este espacio un hogar, un crecimiento personal y la forma de materializar sus sueños. La nota de TN señala que cuando comenzó la marca, una profesora venezolana colaboró con la capacitación de las personas y, conforme avanzó el tiempo, se sumaron al emprendimiento alrededor de 20 venezolanas y colombianas, con edades comprendidas entre 20 y 70 años.

La venezolana Carla Villarroel vivió tres años en Perú con su esposo e hija. En octubre de 2021 llegaron a Argentina. Por una vecina se enteró de la oportunidad laboral que ofrecía esta marca. “Antes de Soy refugio había mucha incertidumbre de qué hacer para salir adelante”, dijo.

Contó que tenía poca experiencia en la costura. En ocasiones había usado las máquinas de coser de su abuela y no sabía hacer tote bags (bolsas de gabardina), pero estaba dispuesta a dar lo mejor para aprender este oficio. Sus compañeras en la marca fueron clave en este proceso de adaptación.

La mujer trans venezolana que vuelve a sentirse humana en Argentina

Daniela Henry también vivió en Perú durante tres años. En marzo de 2021, la venezolana emigró a Argentina con su pareja y dos hijos. En Venezuela trabajaba en la costura, hacía croché y macramé, lo cual le facilitó el aprendizaje en la marca, pues en una semana ya estaba cosiendo los totes bags.

Para Henry, la experiencia en Soy refugio ha sido agradable: se siente útil y he compartido conocimientos y vivencias. “Aquí encontré una familia, encontré compañerismo, conocí nuevas personas. Siempre fui solitaria, así que para mí esto es como mi segundo hogar”, expresó.

Comentó, además, que en la marca hay diversidad de mujeres y culturas, lo cual ha definido su vida. “Para mí, sí hay una diferencia. Ya no estoy encerrada en casa pensando, preocupándome qué voy a hacer ahora. Soy refugio me ha abierto puertas, a nivel laboral, emocional y personal”, dijo a TN.

Un producto con historia

La coordinadora del Servicio Jesuita a Migrantes en Argentina sostiene que el objetivo de Soy refugio no es solo vender los productos que confeccionan, sino buscar que las personas entiendan y reciban la historia que se ve reflejada en cada pieza.

“La experiencia de una mujer migrante, que en su momento la hizo con todo lo que implica la historia de ser una mujer migrante: que tuvo hijos, que caminó desde Venezuela hasta llegar acá, que le cuesta estar aquí, seguir adelante y, muchas veces, no quedar en situación de calle”, expresó para el pódcast Hackeando Narrativas.

Aclara que los productos que confeccionan en Soy Refugio tienen un propósito y una historia, algunos se hacen con tela de gabardina; otros, con materiales reutilizables con el fin de evolucionar hacia una producción sostenible.

Las fundadoras de la marca vieron la oportunidad para fomentar la inclusión y luchar por los derechos de las migrantes. Su primer diseño fue el de una mujer negra como una forma de protestar contra hechos de discriminación en Argentina.

A principios de 2021, Soy refugio vendió 15 bolsas, las cuales se multiplicaron a más de 5.000 unidades a finales de ese mismo año. Incluso, se vinculó con el sector privado. Ha hecho pedidos para la Embajada de Francia, Mercado Libre, la agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Toyota y ADN Sustentable (una marca de productos elaborados con materiales reciclados).

“Demostramos que somos un espacio serio, transparente, que cumple con los pedidos. Ofrecemos un producto con una historia y con calidad”, subrayó Herrera a Todo Noticias (TN).

(*) Programa de Formación de Nuevos Periodistas

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a