Venezolana en Ecuador dirige la Orquesta Sinfónica de Guayaquil

Victhoria Pérez es la actual directora asistente de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil, Ecuador. En 2018 salió de Venezuela gracias a un proyecto de orquestas juveniles en Quito y a sus 29 años ha dirigido conjuntos de renombre como la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas y la Orquesta Sinfónica Juvenil de Chacao

658
Victhoria Pérez en su concierto debut como directora asistente de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil. Foto: @ victhoriaperez

Por: Andrea V. González G.

Caracas.- Para Victhoria Pérez (@victhoriaperez), caraqueña y directora de orquestas radicada en Guayaquil, Ecuador, la preparación juega un papel fundamental en el éxito. En 2019, Pérez trabajaba en una academia de música en Quito, cuando de pronto recibió una llamada desconocida. «Para emigrar hay que estar preparado y hay que ser un poco arriesgado», afirmó Victhoria Pérez en una entrevista para El Pitazo. Tiempo antes había postulado para el puesto de directora asistente en la Orquesta Sinfónica de Guayaquil y esta parecía ser su respuesta.

La voz detrás del teléfono pedía que estuviese al día siguiente en Guayaquil y esa misma noche tomó un autobús que luego de ocho horas la dejó en la ciudad donde esperaba una entrevista. Para su sorpresa, la anterior se convirtió en un examen que le ocupó tres horas y contuvo múltiples temas como análisis de obras, partituras, estilos musicales y dictados auditivos. “Parecía una prueba de universidad y está bien, el director asistente tiene que conocer de muchas cosas”.

La semana siguiente, Pérez volvió a Guayaquil para realizar su último examen y a los 40 minutos de dirigir la Orquesta Sinfónica de Guayaquil obtuvo el trabajo. “Es regresarse a meter las mismas tres cosas que te trajiste de Venezuela otra vez en dos maletas y mudarse a otra ciudad”, comenta la caraqueña.

Victhoria salió del país en 2018, gracias a una oferta de trabajo. En aquel momento, la Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador requería de un joven director graduado, que en un plazo de tres meses desarrollara la creación de la Orquesta Sinfónica Juvenil del Ecuador en Quito. Eso y las ganas de buscar nuevas oportunidades de preparación fuera, impulsaron su salida.

Venezolanos no podrán participar en la lotería de visas de EE. UU.

El Sistema

Pérez inició su preparación a los ocho años, en el núcleo San Agustín de El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela. “Es como una familia. (…) No hay un sistema como el de Venezuela en otros países y eso uno lo ve cuando sale”, asegura Pérez. La mitad de su día transcurría entre preparación, clases y ensayos que, en ocasiones, le ocupaban fines de semana. “Al inicio uno no lo toma como una carrera, sino que imagínate teniendo 11 años uno está divirtiéndose y haciendo música”.

Para la venezolana, el punto crucial entre separar una actividad extracurricular de una carrera ocurrió al ingresar a la Universidad Experimental de las Artes (Unearte), donde cursó estudios de Dirección Orquestal. La historia del soldado de Ígor Stravinski fue la obra que presentó como tesis de grado y la primera oportunidad de dirigir como profesional a la Orquesta Municipal de Caracas. “El director joven casi siempre es menor, entonces uno está rodeado de muchísima experiencia y hay que tener muy buen atino (…) hay mucho que aprender”, cuenta Victhoria.

Pronto tuvo oportunidad de dirigir en el Teatro Teresa Carreño y a la Orquesta Sinfónica Juvenil de Chacao. “La música puede transmitir no solamente sentimientos, sino también un mensaje muy poderoso (…) puede llegar a muchas personas de distintos rangos sociales y de distintas posibilidades económicas”, subraya la venezolana. Como migrante, remarca la importancia del aprendizaje y la adaptación a otra cultura, sin dejar las raíces a un lado.

“Siempre está el trabajo de enaltecer la música nacional (…) música que no se había tocado nunca, pero que uno puede traer”, comenta Victhoria. De las cosas que extraña y recuerda de Venezuela, además del Ávila, está el ambiente cultural caraqueño. De su infancia rescata los conciertos y óperas de fin de semana en el Teatro Teresa Carreño, escuchar las notas de orquestas que quizás en ese momento no pensó que dirigiría.

Entre los objetivos de Victhoria se encuentra el deseo de seguir su formación académica en distintos países y volver a los orígenes de la música como carrera universal. “Una de las cosas más importantes y que me ha ayudado, hasta ahora, es la preparación”, afirma. Sin dejar a un lado la suerte y el ímpetu de arriesgarse, Pérez cosecha un camino de logros gracias a sus estudios y el compromiso de tomar la música como camino de vida.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.