Diseñadora venezolana de 25 años se sube a la pasarela de Colombiamoda

La diseñadora venezolana Carmen Nava llegó a Colombiamoda para coronar un sueño. Salió de su Maracaibo natal en 2018 con lápiz, papel y una máquina de coser y hoy, a fuerza de perseverar, desplegó su talento en uno de los eventos más importantes de la industria de la moda en Latinoamérica, que se celebró en Medellín, donde hizo visibles a sus compatriotas migrantes

2024
Nava presentó su colección Visibles, un homenaje a los inmigrantes. | Foto EFE

Caracas.- La diseñadora venezolana Carmen Luisa Nava Castillo estuvo por primera vez en Colombiamoda, una de las ferias más importantes de Latinoamérica, que se celebró desde el martes 27 hasta el jueves 29 de julio en Medellín, Colombia.

La marabina, de solo 25 años, salió al ruedo el último día de las pasarelas con la colección Visibles, que emerge de su propia marca, Carmen Nava. Se trata de un homenaje a los inmigrantes, y significa la cristalización de un sueño cuyo camino ha estado lleno de momentos de dificultad y de gloria.

«Esta colección no solo está inspirada en mi historia como inmigrante, sino en la historia de millones», dijo Nava a EFE. Una poderosa imagen del cielo sirvió como marco para un desfile cargado de símbolos y mensajes pintados en los textiles, que saltaron casi como gritos con palabras como libertad, amor, valiente y visible.

Inscríbete a la conversa online ¿Cómo es tu Guayabo por Venezuela?

La diseñadora recordó que los inmigrantes son «unos caminantes» que llevan «al cielo arriba»; por ello quiso moverse dentro de una paleta de colores con mucho azul y blanco, pero también con rojo y negro. Indicó que sus creaciones emularon de algún modo la ropa utilizada para emprender esos viajes, pero la puesta en escena fue realzada por la inclusión de esos bolsos pesados que han cargado en los últimos años los migrantes venezolanos por el mundo.

Un camino de sacrificios

En 2017 Nava obtuvo su título de Diseñadora de modas en el Colegio Universitario Monseñor de Talavera, en Maracaibo, estado Zulia, a fuerza de sacrificios, pues el deterioro económico del país ya hacía mella en todos los ámbitos: de 56 estudiantes solo 5 lograron graduarse.

Hizo sus pininos en Venezuela en el taller de Blanca Fernández, una reconocida diseñadora wayúu colombo-venezolana que buscaba practicantes. Su desempeño fue tal que Fernández le ofreció a Nava una oportunidad de empleo en La Guajira, en Colombia. Así que en 2018 la joven diseñadora marabina emigró al país vecino con lápiz, papel y una máquina de coser que su mamá le había regalado.

Y es que el talento en diseño de modas le viene de familia: por sus venas corre la sangre de una abuela costurera y un abuelo sastre. «Llegué a Riohacha, en La Guajira, a diseñar y confeccionar vestidos tradicionales de la mujer wayúu. Fue una experiencia espectacular, a pesar de que la soledad se hacía sentir (…). A mí siempre me había gustado diseñar en blanco y negro, y La Guajira me regaló todo ese color que me hacía falta», contó Nava a la Revista Diners y a Vivir en el poblado.

A volar en Medellín

Al cabo de dos años de aprendizaje en la costa Caribe de Colombia, Nava dio el salto a Medellín, conocida como la capital de la moda en Latinoamérica. Encontró trabajo en una empresa de herrajes, en la que ascendió rápidamente. «Quería volar. Ya me sentía más segura en Colombia, conocía la cultura y la moneda. Decidí venirme a Medellín porque un primo me ayudó a conseguir trabajo. Gracias a Dios tenía permiso para trabajar; eso hizo todo más fácil», dijo a la Revista Diners.

Pero en abril de 2020, en plena pandemia por el COVID-19, fue despedida por reducción de personal. El hecho, lejos de desanimarla, la empujó a seguir su sueño. Cuenta que con el dinero de la liquidación y unos ahorros que tenía su novio salió a comprar telas para echar mano de su máquina de coser. Y, por supuesto, de su talento.

¿El resultado? La venezolana creó en junio de 2020 su primera colección de vestidos, Siempre Primavera, un homenaje a Medellín, la ciudad que le abrió los brazos en los momentos más difíciles. La colección se vendió completa, a través de sus redes sociales.

Meses después se apuntó a la convocatoria de Valientes, un proyecto de Inexmoda, con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) y la ONG estadounidense Acdi/Voca, que brinda herramientas a poblaciones migrantes venezolanas para que puedan acceder a nuevos mercados laborales y conectarlos con el Sistema Moda de la ciudad de Medellín.

Luego de ser seleccionada, Nava, junto con otros 26 migrantes venezolanos, recibió desde enero de 2021 capacitaciones teórico-prácticas y acompañamiento psicosocial para potenciar su talento en la industria de la moda colombiana. Tras ganar una serie de retos dentro del programa, la diseñadora venezolana fue elegida para participar en Colombiamoda 2021. También recibió capital para crear su marca.

«Me aplaudo, porque no ha sido fácil, pero nunca me he rendido. Yo siento que los inmigrantes trabajamos el triple para hacer que valga la pena haberlo dejado todo», manifestó a Vivir en el poblado.

Hoy, desde Medellín, luego de subirse a las pasarelas de Colombiamoda con la colección Visibles, la diseñadora venezolana Carmen Nava subraya en su cuenta de Instagram: «Que nunca nada los detenga y cuando digo nada, es nada; así el mundo esté paralizado por una pandemia, así no tengan todo el dinero del mundo. Créanme, con lo que tienes puedes empezar».

Con información de EFE, Revista Diners y Vivir en el poblado.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.