25.9 C
Caracas
viernes, 27 mayo, 2022

Un venezolano lleva el sabor del llano a Santiago de Chile

Pedro Pérez Flores dice que a veces perdiendo también se gana. Y así parece. Hoy, el cojedeño está al frente de El Caney, un restaurante que abrió sus puertas en 2021 en la capital de Chile y que se presenta como la embajada del llano venezolano en el país austral. ¿El plato rey del menú? La parrilla

-

Por: Rubén Vásquez

Caracas.- Con la finalidad de resaltar el sabor, la tradición y cultura del llano venezolano, Pedro Pérez Flores creó en la ciudad de Santiago, en Chile, el restaurante El Caney (@elcaney.cl), un lugar que ofrece un menú protagonizado por la parrilla, cachapas, arepas, tequeños, pabellón criollo y pescado frito, al estilo más representativo de la gastronomía de Venezuela.

Este emprendimiento nació en enero de 2021 con el propósito de convertirse en “la embajada del llano venezolano en Chile”. Al principio, ofrecían el servicio de comida rápida a través de pedidos y entregas por delivery debido a las normas de confinamiento y restricciones impuestas por la pandemia del COVID-19; sin embargo, una vez la situación sanitaria lo permitió, el restaurante abrió sus puertas y consiguió la aceptación del público en poco tiempo.

“El Caney surge como un proyecto en el que yo venía trabajando desde hace tiempo, una marca que quería realizar para resaltar lo nuestro. Al entrar, solamente escuchas música llanera, lo que vas a ver son imágenes del llano. Lo que buscamos es trasladar al cliente a un pedacito del llano venezolano”, explicó Pedro Pérez en una conversación con El Pitazo.

Pérez indica que su principal clientela son venezolanos que se encuentran en Chile, pero destaca que la receptividad de los comensales chilenos ha sido positiva. “Los clientes que nos visitan, en su gran mayoría, son venezolanos. Sin embargo, un 10 o 15 % son chilenos, pero eso tiene un por qué, lo que sucede es que los chilenos son muy cerrados en cuanto al tema de la comida, pero una vez que prueban nuestros platos, se quedan enamorados, se queda enganchados, repiten y vuelven”, destaca el venezolano.

Un venezolano en busca de su sueño

Nacido en San Carlos, estado Cojedes, Pedro Pérez se graduó de Contador y estuvo trabajando durante varios años en una institución bancaria en Venezuela. No obstante, en 2017, tomó la decisión de emigrar a Chile en busca de una mejor calidad de vida, seguridad y beneficios que ya su país no le ofrecía por el agravamiento de la crisis económica, social y política.

“Como migrante, el primer año es el más complejo. Es el año donde tienes que luchar contra esas emociones de querer regresar a tu país, de querer volver a ver a tu mamá, de comerte la arepa que te hace tu mamá y todo ese tipo de cosas. Si aguantas ese primer año, yo creo que ya lo demás va a ser fácil. Hoy día, gracias a ese año de batalla, puedo decir que estoy preparado para muchas cosas y trabajar lo que sea”, destaca Pérez.

Resalta que esta experiencia le dejó una gran enseñanza de vida. “El aprendizaje que me queda de todo este proceso es que a veces perdiendo también se gana. Yo lo pensé mucho para venirme del país. Recuerdo que tenía que dejar el trabajo estable que me gustaba. Me dije: ‘voy a soltar todo esto, voy a empezar de nuevo, me voy a Chile’”, comentó.

Un futuro con vista en el llano

Pedro Pérez expresa su felicidad al ver cómo El Caney creció en tan poco tiempo, pues asegura que ya están en la búsqueda de un local más grande en el que puedan atender a más personas. Además, dice que no descarta la posibilidad de abrir un local comercial bajo el mismo concepto en Venezuela y Estados Unidos.

“Este año voy a viajar a Venezuela, estudiar el mercado y ver qué cosas interesantes puedo hacer por allá, porque siento que debemos apostar por nuestro país. Más allá de todo lo que pase o lo que esté pasando, creo que la inversión privada es lo que nos va a ayudar a todos a crecer y hacer la Venezuela que fuimos antes”, sostiene.

También envía un mensaje a esas personas que, como él, tienen la intención de construir una marca. “Lo primero que uno tiene que hacer es soñar, creer en uno mismo y tener una idea de lo que quieres hacer. Tienes que imaginarlo, pensarlo, desarrollarlo y no quedarte en tu zona de confort. Recuerden que perdiendo también se gana. Te vas a sacrificar, vas a llorar, habrá días de trasnoche, vas a perder mucho dinero, pero eso tiene que suceder, porque eso es lo que te va a dar el aprendizaje en el futuro”, expresa el venezolano.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a