23.7 C
Caracas
martes, 29 noviembre, 2022

Un matrimonio le da sabor a la vida de los salvadoreños con platos venezolanos

En la capital de El Salvador, los venezolanos Martha Martínez y su esposo César Castillo iniciaron su propio negocio: De Panas, donde venden los famosos cachitos, arepas y empanadas que hacen las delicias de los comensales salvadoreños

-

Por Rubén Vásquez

Caracas. Martha Janibel Martínez Cardoza y César Alexander Castillo son un matrimonio venezolano que une la sazón de la comida tradicional de Venezuela con el ingenio y las ganas de superación para sacar adelante De Panas (@depanassv), un proyecto con el que aseguran que llevan el auténtico sabor venezolano a El Salvador.

La pareja contó en una entrevista para El Pitazo que su neogcio nació de la necesidad de probar una vez más la comida venezolana, por lo que en 2018, junto a otros connacionales en El Salvador, decidieron impulsar un Festival Gastronómico venezolano y así conectar con otros venezolanos que hacían vida en la capital del país centroamericano.

Una familia lleva el sabor de Venezuela a EE. UU. con su panadería

Los venezolanos cuentan que su proyecto inicialmente se llamaba Magic Moment, porque querían centrarse en una agencia de festejos que además ofreciera comida, pero en este festival se dieron cuenta cuál sería su verdadero rumbo, por lo que en 2020 lo renombraron a De Panas.

En el evento, Martha y César habían decidido vender perros calientes, pues compartían espacio con otros emprendedores venezolanos.Empezamos con puros perros y decía: ‘con que venda 20 perros calientes me doy por satisfecha’. Pero fue increíble, porque llegaron muchísimas personas, un gran espectáculo y de 20 perros, llegué a vender 125”, dijo Martínez.

Ahora cuentan con un amplio menú en el que ofrecen al menos 15 platos venezolanos, entre los que más destacan la arepa, empanadas, tequeños, cachitos, golfeados y pastelitos. Además, el pan de jamón y la hallaca son dos de los platos que más disfrutan en la época decembrina tanto venezolanos y salvadoreños.

Un amor por la comida venezolana

César y Martha cuentan que fue en El Salvador donde se conocieron en 2004. Ella estudiaba odontología y él trabajaba para una empresa como ingeniero en sistemas. Se regresaron a Venezuela, donde se casaron y tuvieron a sus dos hijos, pero la situación del país les obligó a replantearse su futuro.

En septiembre de 2014 Martínez llegó a San Salvador con sus dos hijos, mientras su esposo terminaba de arreglar los papeles en Venezuela. Ya en 2015 la familia volvió a estar junta y comenzaron una nueva etapa de sus vidas en el país centroamericano.

Esto costará apostillar documentos en el exterior a partir del 30Oct

La idea del emprendimiento surgió en 2018, con la intención de tener un negocio propio y una entrada de dinero extra. Castillo cuenta que en reuniones con amigos llevaban algunos de sus productos y muchos quedaban encantados, convirtiéndose luego en futuros clientes.

A pesar del confinamiento durante la pandemia del COVID-19, el negocio de la pareja creció. Llevaron su comida a diversos lugares de la capital salvadoreña gracias al delivery.Durante la pandemia fue un impulso porque la gente comenzó a buscar opciones y nos encontró a nosotros como opción para entregar y para probar la comida venezolana”, expresó Castillo.

“Queremos convertirnos en ese referente preferido de salvadoreños y venezolanos que quiera probar la comida venezolana en El Salvador y diversificarnos lo más que sea posible dentro del país”, agregó.

Un futuro en El Salvador

Son muchos los proyectos que César y Martha quieren continuar construyendo en el país que los recibió. Ahora su objetivo se centra en pasar del deilivery a un local físico: una panadería venezolana adaptada a El Salvador y así mostrar la variedad de sus productos.

“En este proyecto para mí está mi vida y mi corazón, porque uno al emigrar deja la mitad de su corazoncito allá. Siento que al emprender mis hijos pueden mantener parte de las costumbres venezolanas y las sigan viviendo e inculcarlos para que de alguna manera ellos los puedan transmitir”, señala Martínez.

Ley de nietos en España: venezolanos con estos requisitos optan a la nacionalidad

También ofrecen una serie de productos congelados como tequeños, mini empanadas y mini pasteles, que han sido bien recibido por los salvadoreños. Además, destacan que uno de sus sueños es llevar ese tipo de productos a supermercados de la capital.

“No te quedes en las limitaciones, trata de superarlas para conseguir con eso que en verdad quieres hacer (…) Debes ser buena persona, ser auténtico, ser transparente, venir con la mentalidad abierta a trabajo, a luchar, ser honesto y venir con ganas de trabajar, no que te regalen. Así estés solo tienes que creer que sí puedes seguir adelante”, finaliza la pareja.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a