27 C
Caracas
sábado, 26 septiembre, 2020

Tres obstáculos impiden la regularización de venezolanos en Ecuador

Entre agosto de 2019 y agosto de 2020, Ecuador entregó unas 65.000 visas por razones humanitarias; sin embargo, aún se estima que 400.000 venezolanos migrantes no se han regularizado por obstáculos como transporte, falta de ingresos e imposibilidad de tramitar documentos

-

Tras haberse cumplido un año de la emisión del decreto 826 con la finalidad de ofrecer mayor facilidad para la regularización de los migrantes venezolanos en Ecuador, aun existen obstáculos y dificultades que los solicitantes deben enfrentar para mantenerse legalmente en dicho país.

Solo entre agosto de 2019 y agosto de 2020 se entregaron unas 65.000 visas en Ecuador. Sin embargo, según los cálculos de las autoridades locales e internacionales, como las agencias de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en ese país se quedaron más de 400.000 venezolanos que no pudieron optar por la regularización.

LEE TAMBIÉN

ONG solicitan amnistía migratoria para venezolanos en Ecuador

Existen diversos factores que han impedido que los migrantes venezolanos en Ecuador logren tramitar su visa, pero en medio de esta crisis sanitaria por COVID-19 se han presentado tres obstáculos principales que han dejado a muchos con citas perdidas.

1. DOCUMENTOS

El gobierno ecuatoriano solicita a los venezolanos realizar sus trámites con el pasaporte vigente o que tenga una fecha de vencimiento de menos de cinco años, a pesar de que el 60% de la población no posee pasaporte ni vencido ni vigente.

A su vez, en 2019 comenzaron a solicitar antecedentes penales a todo venezolano que buscara ingresar al país, hecho que tomó por sorpresa a muchos migrantes que no poseían dicha documentación una vez que se encontraban en territorio ecuatoriano.

2. TRASLADO

Una de las dificultades más grandes es que durante la emergencia por COVID-19 no está permitido el traslado entre provincias, por ende algunas personas han perdido sus citas para el registro de huellas y documentos al ser asignados a una ciudad distinta a la que se encuentran.

- Advertisement -

«En Quito y Guayaquil ha existido un gran problema durante la pandemia que es el traslado entre provincias y las personas que pudieron realizar el registro para el censo, eran asignadas a otras ciudades. Muchos no se pudieron trasladar», explicó a El Pitazo el presidente de la Asociación de Venezolanos en Ecuador, Daniel Regalado.

LEE TAMBIÉN

La xenofobia impide trabajar a venezolanos en mercado de Ecuador

Para septiembre 2019 se inició el proceso de registro migratorio y en octubre comenzó el proceso de asistencia a las citas para las tomas de huellas, foto y verificación de documentos.

Muchos venezolanos evitaron salir de sus hogares debido a los ataques xenofóbicos que estaban recibiendo. Muchos fueron víctimas de insultos, amenazas y robos por lo que en muchos casos evitaban salir de sus viviendas.

A su vez, muchos empleadores no le otorgaron los permisos a sus trabajadores venezolanos alegando que si faltaban un día sus actividades laborales serían despedidos y reemplazados. Esto ocurría debido a que muchos patronos preferían que se mantuvieran en un estatus irregular para que no pudieran exigir mejores condiciones laborales.

Regalado también narra que llevan casos registrados de migrantes que pagaron viajes para poder asistir a sus citas y una vez que llegaron al lugar, los funcionarios públicos se retiraron antes de que culminara su jornada de atención y por ende, perdieron las cita.

«Los funcionarios se retiraron antes de la hora de seguir atendiendo, es decir, se iban a las 3:45 pm y debían permanecer realmente hasta las 5:30 pm. Ellos simplemente se retiraron y las personas perdieron su viaje», contó.

3. INGRESOS

En medio de la crisis por COVID-19, una cantidad considerable de migrantes se han quedado sin posibilidad de generar ingresos y muchos están en una situación de vulnerabilidad.

A pesar de que el decreto de emergencia establece que no pueden realizarse desalojos forzosos, muchos migrantes han quedado en las calles o han tenido que acudir a refugios.

El proceso de trámite de la visa humanitaria de excepción por razones humanitarias tiene un costo de 50 dólares por persona y menores de edad.

«Si bien 50 dólares es mucho más económico, las personas no están trabajando en medio de una pandemia y, por ende, las prioridades han sido los arriendos, servicios y alimentación», expuso Regalado.

LEE TAMBIÉN

Las Reinas Pepiadas: una ayuda para las familias de venezolanos migrantes en Ecuador

Sólo 40.000 venezolanos han logrado regularizarse luego de haber pasado por largos viajes entre provincias, pagos de citas y realizar largas colas durante la madrugada para depositar el dinero de la visa. Sin embargo, una gran cantidad de venezolanos se quedaron sin la posibilidad de culminar el proceso.

«Las personas que no pudieron asistir al censo migratorio, no pudieron hacerlo más, ya eso está cerrado completamente. Lo único que pudieron hacer fue realizar el registro digital, pero la presentación de toma de huellas y documentos no pudieron hacerlo porque no podían trasladarse», expuso.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado