23.3 C
Caracas
miércoles, 12 junio, 2024

11 familias venezolanas quedaron sin hogar por lluvias en República Dominicana

Los venezolanos Alejandra Saccone Meneses, Miguel de Abreu y Katherine Hernández, residentes en República Dominicana, cuentan cómo ellos y algunos paisanos perdieron sus hogares, revivieron eventos pasados y se organizan para seguir adelante tras las torrenciales lluvias que azotan la isla caribeña

-

Caracas.- El sábado 18 de noviembre se presentaron fuertes lluvias en República Dominicana, lo que causó grandes inundaciones. La situación interrumpió la vida de todos, especialmente de los venezolanos migrantes que se encuentran en Santo Domingo, capital del país caribeño. De hecho, 11 familias venezolanas quedaron sin hogar.

Según la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V) en República Dominicana residen 124.141 venezolanos para agosto de 2023. Entre ellos está Miguel de Abreu, de 26 años, que tiene 6 años en la isla y trabaja como delivery, por lo que su actividad laboral se vio afectada por las fuertes lluvias.

Secuestradores liberan a tres migrantes tachirenses que mantenían cautivos en México

«Gracias a Dios, mi jefe nos mandó para la casa ese día y pude llegar, porque de haber sido más tarde, creo que la cosa habría sido peor, todo estaba inundado. Horrible», contó Abreu a El Pitazo.

El joven venezolano trabaja repartiendo los pedidos de un restaurante en Santo Domingo, pero su jefe decidió no prestar el servicio de delivery durante las lluvias. «Para prevenir cualquier accidente y estar más pendiente de nuestra seguridad, nos mandó para la casa. El negocio está en Ensanche Naco y yo vivo en la avenida Independencia, es una distancia retirada. Cuando iba de camino a mi casa, la lluvia era tan fuerte que ya casi no podía ver los carros, así que hice una parada en una estación de servicio».

El 4 de noviembre de 2022, se presentó una situación similar en República Dominicana, pues en esa fecha llovió durante cuatro horas continuas y hubo inundaciones. Abreu, al haber pasado por esa experiencia, buscó la manera de volver a su casa para no quedarse atrapado en la calle.

«El agua nada que bajaba, así que me fui así. El año pasado viví una experiencia igual, cuando también se inundaron las calles, por lo que decidí irme antes de que la situación empeorara y se me hiciera imposible llegar», dijo el joven venezolano.

Cuando Abreu iba en moto por la avenida Rómulo Betancourt vio que el agua sobrepasaba la acera y los carros quedaban estancados. Tomó la avenida Sarasota. «El semáforo se pone en rojo y yo quedo parado, pero la presión del agua me empujaba. Lo que hice fue pasarles a los carros por un lado, porque con la presión del agua iba a chocar. Fue horrible».

Por su parte, Katherine Hernández, periodista venezolana que lleva 13 años viviendo en República Dominicana, explica a El Pitazo que, pese a las advertencias climáticas, no se suspendieron las actividades en la capital. «Eso ocasionó que el sábado mucha gente saliera a trabajar, algunos desconociendo las alertas, por eso muchos estaban en la calle».

Canadá para venezolanos: pasos para emigrar con el nuevo programa humanitario

«Este es el registro de lluvias más importante en el país. Toda la ciudad se vio afectada, vimos el desplome de un muro en una de las avenidas principales y aplastó cinco carros y ocasionó nueve muertos (…) Mi suegra vive al lado de mi casa y tuvimos que decirle que sacara el carro; su sótano se inundó», explicó Hernández a El Pitazo.

11 familias venezolanas quedaron sin hogar

La coordinadora de la ventanilla de asistencia migratoria para venezolanos de la Fundación Duendes y Ángeles Vinotinto (@duendesvinotintord), Alejandra Saccone Meneses, contó a El Pitazo que atienden a 11 familias venezolanas cuyas casas se inundaron.

Una de esas familias vivía en el Distrito Nacional de Santo Domingo, en el segundo piso de una casa. La fuerza del agua tumbó el muro frente al hogar y comenzó a meterse al primer piso, donde vivían los dueños.

La familia venezolana logró subir al techo, pero los dueños (que eran dominicanos) no pudieron y murieron. «La familia está viviendo con unos amigos y se encuentra muy mal, porque escucharon los gritos de los dueños hasta que se ahogaron«, narra Saccone Meneses.

La coordinadora de la fundación dice que entre los venezolanos afectados hay menores de edad, con edades que van desde 22 días hasta 10 años. «Este sábado, 25 de noviembre, vamos a entregar las donaciones que hemos recogido y el domingo 26 de noviembre tendremos un operativo médico en la Ventanilla Sambil. Muchos paisanos se empaparon y tienen afecciones respiratorias. Estarán tres médicos y se les darán gratis las medicinas», anunció.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a