23 C
Caracas
miércoles, 30 septiembre, 2020

Tachirense ayuda a venezolanos en situación de calle en Quito

Leandro Omaña, joven tachirense, decidió junto a otros amigos venezolanos crear una fundación para donar alimentos y medicinas a venezolanos en situación vulnerable

-

San Cristóbal.- Para ayudar a venezolanos que quedaron en situación de calle en Quito- Ecuador desde que inició la cuarentena por la pandemia de COVID-19, un joven tachirense, acompañado de unos amigos realizan desde el mes de junio de 2020 jornadas de entregas de alimentos y medicinas en la medida de sus posibilidades, según relató este miércoles 16 de septiembre a El Pitazo, Leandro Omaña.

Leandro es oriundo de La Grita, municipio Jáuregui del estado Táchira. Se fue a Ecuador hace tres años cargado de ilusiones, pero se encontró con una fuerte realidad pues no contaba con quién lo ayudara y muchas veces estuvo desempleado, sin ingresos para comprar alimentos, pagar alquiler y servicios públicos.

Con el tiempo encontró trabajo, se casó y ahora tiene dos hijos, y en medio de su nueva tranquilidad entiende la situación que viven sus coterráneos, sobre todo durante la cuarentena por COVID-19, cuando cientos de venezolanos se vieron obligados a regresar caminando a sus ciudades de origen, porque no tenían cómo vivir.

LEE TAMBIÉN

Fallece segundo funcionario de la Policía de Portuguesa con síntomas de COVID-19

Esto lo llevó a planificar junto con un grupo de amigos la creación de una fundación llamada “Hijos de Dios”, la cual hasta el momento no tiene apoyo económico, pero con lo que pueden, entre ellos mismos compran alimentos, medicinas y donan a quienes lo requieren, bajo el eslogan “de venezolanos para venezolanos”.

- Advertisement -

“Siento que puedo ayudar a los venezolanos que estuvieron como yo en algún momento, y no tuve la oportunidad de contar con esa ayuda. La idea surge porque desde niño lo he visto reflejado en mis padres. A mi papá le gusta ayudar a las personas que más lo necesitan, por ejemplo, ir al ancianato. Cuando estábamos pequeños recuerdo que mi papá siempre nos llevaba al ancianato, llevaba su kit de alimentación y compartíamos con los abuelitos. Ahora quiero que mis hijos conozcan la labor de ayudar a personas que más lo necesitan”, expresó Leandro Omaña.

Explicó que inicialmente ayudaron a cuatro familias en situación vulnerable. Una  venezolana con diabetes y tiroides, quien no tiene empleo y vive con su hija de meses de nacida; una mujer de tres meses de embarazo, sin empleo; y dos familias con niños, que también quedaron sin trabajo por la pandemia.

Hay demasiadas personas necesitadas, para mí sería un honor hacerlo todos los días, pero no podemos solos. Pedimos a quienes les gusta donar, con dinero, comida, vestimenta, medicinas, o lo que sea de gran ayuda que se comuniquen con nosotros a través de la cuenta de instagram @fundacion.hijodedios”, manifestó.

Por su parte, José González, venezolano cofundador de la fundación, expresó que cada entrega está llena de motivación y de satisfacción, al ver cómo esos hogares llenos de carencias reciben con alegría y agradecimiento las ayudas. “Esta labor me llena de felicidad, ya que cuando ayudas a una persona y la haces feliz, eres doblemente feliz”, afirmó.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado