«Quiero ser gaitero»: el Chilecucho desea conocer Zulia

"Hay que vivirla para ser gaitero", fueron las palabras del santiaguino Emanuel Madrid, conocido como el Chilecucho, al explicar que no solo desea interpretar la música zuliana, sino vivir sus letras y conocer la tierra donde nació el género que hoy en día es uno de sus favoritos

1766
El chileno Emanuel Madrid interpreta un mix con canciones emblemáticas del pueblo marabino | Cortesía YouTube

Caracas.- Emanuel Madrid, conocido entre los venezolanos como el Chilecucho (@elchilecucho), espera tener la oportunidad de visitar Maracaibo, el hogar del género musical que le ha cambiado la vida, la gaita zuliana.

«Siempre el motivo fue cautivar a la gente y demostrar que se puede hacer un poquito de Maracaibo aquí (Chile), que se puede hacer un poquito de música zuliana en cualquier parte del mundo», dijo Madrid a El Pitazo.

Pese a que el chileno de 27 años no ha tenido la oportunidad de viajar fuera de su país, ansía conocer Zulia y ver con sus propios ojos todo lo que le han contado sus amigos maracuchos. «Conozco Maracaibo por lo que me dicen. Se crea una ansiedad por conocerlo, porque canto la cultura de un pueblo que no conozco, pero espero conocerlo e ir un día con mi familia para disfrutar todo lo que me cuentan», dijo.

Emanuel, al ser folclorista, adaptó la gaita venezolana a su vida y la ha vuelto uno de sus ritmos folclóricos favoritos. «Llegué a tararearla de forma inconsciente (…) No paro de escucharla, trato de zambullirme en ella».

Nace una pasión

La curiosidad y pasión por el ritmo zuliano nació cuando Emanuel se encontraba trabajando como técnico en electricidad para una empresa de equipos médicos. Allí conoció a un grupo de maracuchos que colocaban gaitas mientras trabajaban.

«Les pregunté y me explicaron que era música folclórica de Venezuela. Incluso, les pregunté por qué lloraban con las canciones y me dijeron que a veces era difícil escucharlas estando lejos de su país», contó el Chilecucho, quien a partir de entonces comenzó a incursionar en el mundo de las gaitas zulianas.

El chileno asegura que desea convertirse en gaitero, puesto que pese a que ya ha interpretado algunos temas, para él ser gaitero va mucho más allá. «En Chile decimos que para ser cuequero, no es solo interpretar la cueca, sino vivirla. Lo mismo pasa con la gaita, es un género de protesta, religión, del día a día… Hay que vivirla para ser gaitero».

Un regalo a los venezolanos

Madrid ha alcanzado una gran popularidad entre la comunidad venezolana; sin embargo, aseguró que sus paisanos chilenos también han alabado su trabajo. «El 97 % de mi público es venezolano. Los chilenos lo toman bien, pero les extraña que esté interpretando un género que es solo popular en Venezuela. Por ahí va esa curiosidad, pero he recibido mucho apoyo».

El pasado 5 de noviembre lanzó en su canal de YouTube una producción musical de la mano del zuliano Carlos Morillo. El mix musical titulado De Chile para Venezuela contenía temas como La voy a tocar a pie, Pascua, Las cosas buenas, Canto a la vida, Venezuela, entre otras. 

«La producción fue una mezcla de emociones, hubo alegría y estrés, pero es algo que va de la mano con todo este trabajo. Hicimos esto entre nosotros y pudo salir a nivel profesional», contó.

Actualmente, el Chilecucho se encuentra preparando nuevas producciones para el disfrute de los venezolanos, probando nuevos ritmos que incluyen el tambor y guaracha. «No quiero dejar la gaita de lado, pero también estoy probando ritmos que puedan dar una sorpresa al púbico venezolano. Será un regalo de Navidad que creo que podría sorprenderlos», manifestó.

Aseguró que sus próximos proyectos son un regalo de parte del equipo del Chilecucho, conformado por David Montiel, José Sánchez, Carlos Morillo y Edgar Pulgar.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.