16.9 C
Caracas
jueves, 1 diciembre, 2022

Productos venezolanos están a la vuelta de la esquina en una ciudad de EE. UU.

Los venezolanos David Villanueva y Eugenia Zubillaga se abren camino en EE. UU. con The Latin Corner, un espacio donde despachan diversos productos típicos de su país natal a varias localidades de las Carolinas. Aseguran que la cachapa y los tequeños tienen ya un lugar privilegiado en el gusto de los consumidores estadounidenses

-

Por Rubén Vásquez

Caracas.– Cuando David Villanueva y su esposa Eugenia Zubillaga emigraron a la ciudad de Charlotte, en Carolina del Norte, Estados Unidos, en 2017, una de las cosas que más extrañaban era volver a disfrutar del sabor y la sazón de la comida de Venezuela.

Con la intención de satisfacer su deseo y compartir esa experiencia con otros venezolanos, la pareja decidió abrir, en medio de la pandemia del COVID-19, The Latin Corner (@thelatincornerclt), un lugar donde ofrecen una amplia variedad de productos característicos de la gastronomía de Venezuela.

EE. UU. | Venezolana emprende en Los Ángeles con una línea de spa ecoamigable

“Cuando llegamos a Charlotte no había muchos venezolanos, pero siempre estaba la necesidad que uno sentía de extrañar la comida venezolana (…) Hice un trabajo de investigación y comencé trayendo algunas cositas y así, poco a poco, nos fuimos abriendo camino en el mercado, tanto venezolano, que ya ha crecido mucho, como el americano”, comentó el venezolano en una entrevista para El Pitazo.

En un principio, Villanueva indica que tenían la intención de abrir una tienda comercial en la que pudieran ofrecer sus productos, pero la situación derivada de la pandemia los obligó a reformular sus planes, por lo que desde mediados de 2020, tras sacar los permisos necesarios, acondicionaron una parte de su casa y allí comenzaron a despachar los pedidos a varias regiones de las Carolinas.

Su menú es amplio: se pueden encontrar, principalmente, productos precocidos como empanadas, pastelitos, tequeños, cachapas, cachitos, mandocas, golfeados y gran parte de las chucherías venezolanas. Entre los productos que más disfrutan, tanto venezolanos como estadounidenses, destacan las cachapas y los tequeños, afirma Villanueva.

Además, gracias a la colaboración de Los Andes Food, un emprendimiento también de venezolanos en Miami, ofrecen queso de mano, queso guayanés, queso semiduro, queso palmizulia y queso llanero rallado o entero.

La solidaridad siempre presente

Villanueva y Zubillaga nacieron en la ciudad de Caracas, pero antes de emigrar vivían en Barquisimeto, estado Lara. Ambos son licenciados en Comunicación Social.

En Venezuela, Villanueva trabajaba en la mañana en una reconocida emisora larense y por la tarde se desempeñaba como encargado de un restaurante de sushi. Por su parte, Zubillaga laboró en el área de mercadeo de una clínica en la ciudad barquisimetana.

Sin embargo, la crisis venezolana los obligó a abandonar el país en 2017, escogiendo como destino la ciudad estadounidense de Charlotte, en Carolina del Norte, donde lograron abrirse camino gracias al apoyo de los venezolanos presentes en Estados Unidos, coinciden en afirmar.

Con la intención de retribuir esa ayuda, la pareja y un grupo importante de venezolanos emprendedores en suelo norteamericano tuvieron la iniciativa de realizar un evento de caridad, celebrado el 24 y 25 de septiembre en Charlotte, en el que reunieron fondos y donativos para destinarlos a los venezolanos que están llegando a Estados Unidos y se encuentran en situación de calle.

Una diseñadora venezolana en Chile convierte los pañuelos en piezas únicas

La actividad contó con el apoyo de muchas personas, cuenta Villanueva, por lo que esperan realizar un segundo evento caritativo para recolectar juguetes y donarlos a los niños, en víspera del mes de diciembre.

“Qué chévere fue que, de tantas cosas que se están diciendo malas o negativas de los venezolanos, se pueda destacar las cosas buenas que hacemos. Este fue un acto sin fines de lucro, donde recaudamos todo lo que pudimos y lo vamos a donar a una fundación”, detalló.

Un camino de aprendizajes

Villanueva afirma que la receptividad de su emprendimiento ha sido positiva, tanto por la comunidad venezolana como la estadounidense. “Ellos, al probar un tequeño, les parece algo demasiado bueno, y con la cachapa disfrutan el sabor entre lo dulce y salado y de verdad que ha sido muy bueno, les ha gustado”, comenta.

“Queremos seguir expandiéndonos, dar a conocer nuestra gastronomía venezolana a las personas de Estados Unidos, a los centroamericanos, a los mexicanos (…) queremos que la comida venezolana sea tan fuerte en el mercado, como es la comida mexicana acá”, expresó el venezolano.

Tres venezolanos emprenden en España y Chile con su pasión por la fotografía

Indica que están en la búsqueda de un local para retomar la propuesta de abrir una tienda comercial para llevar el sabor venezolano a todas partes. “Como venezolanos, tenemos que hacer las cosas bien, como se tiene que hacer. Con constancia, honestidad, haciendo las cosas de corazón y con amor podemos alcanzar lo que deseamos”, indica Villanueva.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a