23.2 C
Caracas
martes, 28 mayo, 2024

Padres venezolanos que migraron para darle un futuro a su familia

Es viernes y en El Pitazo estamos listos para compartir contigo una selección de nuestro boletín semanal Guayabo, escrito por Mireya Tabuas. Hoy, la periodista habla sobre el sacrificio que han hecho algunos papás venezolanos para darle un mejor futuro a sus hijos, como un adelanto del Día del Padre

-

Caracas.- El Día del Padre está cerca, por lo que en esta nueva edición de Guayabo, el boletín de El Pitazo, la periodista Mireya Tabuas decide dar un espacio a las historias de aquellos padres venezolanos que decidieron dejar atrás su tierra natal para encontrar un futuro estable para sus familias.

«Muchos padres venezolanos (y también madres, por supuesto, pero esa es otra historia) han tenido que ser los primeros en hacer de tripas corazón, abandonar el hogar, dejar a sus hijos por meses o años para lograr reunir los recursos, reunificar a la familia y empezar de nuevo juntos en otro país», sostiene la editora de Guayabo.

¿Y si Pinocho fuera un pastel? Venezolano sorprende con sus tortas inspiradas en Disney

Julio César Güerere es un diseñador gráfico, de 42 años, oriundo de Maracaibo, Zulia. En 2019 decidió partir a Chile impulsado por la situación económica de Venezuela y para darle una mejor calidad de vida a sus tres hijos y a su esposa. Después de dedicarse a trabajar y vender todas las posesiones que le quedaban en Venezuela, logró reunir el dinero suficiente para volver a ver a su familia. “Mi familia es el aire que respiro (…) La alegría más grande es cuando llegaron. Se renovaron mis fuerzas”, dijo Güerere.

Luis Alfredo Flores es otro ejemplo de papá migrante venezolano que le tocó ser el primero en emigrar y lograr luego llevarse a los demás miembros de su núcleo familiar.

Es técnico superior en mecánica automotriz, de 45 años, que decidió emigrar desde Caracas hacia Argentina en 2018. Asegura que al inicio fue difícil debido a que no sabía cuándo volvería a ver a su familia. Esperó más de un año, un total de 499 días, antes de poder reunirse con ellos.

 “Eso no se lo recomiendo a nadie, es como un vacío en el alma que aún no supero (…) En realidad fueron 499 días contados. Cuando mis hijos y yo nos vimos de nuevo al principio fue raro, hasta que nos acoplamos otra vez”, dijo Flores.

Guayabo quiere conocer a los papás venezolanos

¿Tú eres un papá migrante? Guayabo quiere conocer tu historia como migrante, así que escribe en la publicación especial del Día del Padre de la cuenta de Instagram.

También recuerda que si quedaste con ganas de más Guayabo, comparte nuestro boletín a través de este enlace; y si te llegó y no estás suscrito, haz clic aquí. Si te gustó la edición de este viernes, puedes ayudarnos a hacer la próxima siendo parte de nuestra membresía. También puedes contar tu historia por el correo [email protected] o por Instagram.

¡Feliz Día del Padre!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a