20.7 C
Caracas
martes, 29 noviembre, 2022

«No lo doy por terminado»: venezolano que no llegó a EE. UU. busca otras oportunidades

Joel Gutiérrez no logró llegar a EE. UU. tras atravesar la selva del Darién debido al nuevo programa migratorio que establece que expulsarán a los venezolanos del país norteamericano. Actualmente se encuentra en Colombia, pero no descarta volver a intentarlo en el futuro

-

Caracas.- Tras la nueva política migratoria aprobada por Estados Unidos, los venezolanos que viajaban por Centroamérica se vieron en la necesidad de retornar a su país natal o buscar nuevas oportunidades en otro país. En el caso de Joel Gutiérrez decidió quedarse en Colombia mientras encuentra otra oportunidad para ir al país norteamericano.

Joel Gutiérrez, nombre provisional a petición del entrevistado, contó a El Pitazo que junto a su hermano y hermana logró llegar hasta Nicaragua, pero al notar que la situación se tornaba complicada y que las autoridades buscaban impedir el paso de los venezolanos por el territorio nicaragüense, decidieron regresar a Colombia, país al que habían migrado en 2017.

¿Emigrar sin visa para EE. UU.?: con esta petición familiar puedes hacerlo

«Logramos llegar hasta Nicaragua, ahí a uno lo tratan como lo peor y al ver que no dejaban pasar, decidimos regresarnos. El país más económico que logramos encontrar fue Panamá», dijo el venezolano.

Una vez en Panamá, Joel y sus hermanos acudieron a la Embajada de Venezuela para tramitar su salida de ese país sin tener que atravesar la selva del Darién. Una vez allí, les indicaron que con su pasaporte u otro documento de identidad podían acceder a un vuelo de repatriación.

Para el grupo de venezolanos, volver a atravesar la selva del Darién no era una opción. Los tres estaban de acuerdo en que no querían someterse a los peligros de la zona y al desgaste físico que suponía.

«La selva del Dárien es algo bastante difícil. Tienes que pasar ríos y subir la montaña donde hay solo ves el barranco, también nos encontramos con barro que nos llegaba más arriba de las rodillas. Fue algo muy duro tanto para mí como para mi hermano y hermana», contó Gutiérrez.

«No hay vuelos humanitarios»

Joel pasó 15 días en Panamá junto a sus hermanos, esperando que llegara la fecha del vuelo que los llevaría hasta Maracaibo, Zulia. Cada uno tuvo que pagar un pasaje en 570 dólares, pero fue testigo de que algunos paisanos tuvieron que cancelar hasta 900 dólares.

Parole humanitario: venezolanos se reencuentran con su madre después de cuatro años

El venezolano fue testigo de cómo otros migrantes se veían obligados a dormir a las afueras de la embajada venezolana mientras esperaban que llegara la fecha de salida de sus vuelos, puesto que no poseía dinero para costear un alojamiento. En su caso, lograron hospedarse en casas de algunos conocidos y familiares.

«Para acceder a los vuelos, te exigen pasaporte o cédula de identidad (…) Son unos aprovechadores -las aerolíneas-, buscan venderte el boleto más caro y si les dices que no tienes dinero, te responden: ‘Lo aceptas así o no obtienes nada’ (…) Como uno solo quiere salir de ahí, lo compra. No hay vuelos humanitarios, todo aquel que se regresa, debe hacerlo por sus propios medios», dijo.

Los venezolanos llegaron a Venezuela y luego ingresaron a Colombia, el primer país al que habían migrado y que su actual economía los motivo a realizar la travesía hasta Estados Unidos. «La situación que se vive en Colombia no es fácil, yo vivo aquí desde 2017 porque huí de la situación que se vivía en Zulia, pero ahora en Colombia todo sube de precio de un día a otro», comenta el venezolano.

En espera de otra oportunidad

El pasado 12 de octubre, Estados Unidos anunció un programa migratorio que da estatus legal por dos años a los venezolanos que cuenten con un patrocinador en el país y la expulsión inmediata de quienes crucen la frontera por México de forma irregular.

Tras el anuncio de este programa miles de venezolanos que iniciaron una peligrosa travesía por Centroamérica rumbo a Estados Unidos quedaron varados en México y países centroamericanos.

Programa de EE. UU. para venezolanos: ¿Cómo aplicar si no tienes patrocinador?

Joel asegura que por los momento continuará con su estadía en Colombia, pero que no descarta emigrar a Estados Unidos en un futuro, aprovechando las nuevas oportunidades que se han presentado con la aprobación del nuevo programa.

«Es que es algo que no doy por terminado. Se que el tiempo de Dios es perfecto y solo él sabe por qué no me dejó llegar. Sé que se presentarán mejores oportunidades que me dejarán viajar con mi familia (…) Si pudiera aplicar ahora al programa, lo haría, pero no es facil que alguien quiera hacerse cargo de otra persona», comentó.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a