26.4 C
Caracas
martes, 20 octubre, 2020

Niños son protagonistas de una diáspora venezolana de refugiados

Gregg Segal, fotografía de Acnur, compartió a través de las redes sociales varias historias de madres y niños venezolanos en situación vulnerable

-

La diáspora venezolana ha desbordado las fronteras. Actualmente hay más de 4,5 millones de refugiados en todo el mundo, de acuerdo con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), entre los ciudadanos que huyen del país en busca de mejores condiciones de vida o al menos poder alimentarse con las tres comidas diarias están los niños, también protagonistas de la crisis.

El fotógrafo de Acnur Gregg Segal estuvo a inicios de octubre en Bogotá, Colombia, donde conoció de cerca las historias de varias familias de migrantes, las retrató y compartió en la cuenta de Instagram de la organización internacional.

“Fotografié a las madres y a sus hijos que hicieron el largo viaje con las pocas posesiones que podían llevar y una cantidad muy pequeña de alimentos, principalmente pan y agua. Me puse en sus zapatos e imaginé cómo sería desarraigar a mi familia y dejar atrás mi hogar, mis amigos y la mayoría de mis posesiones”, expresa Segal en la red social.

Foto: Acnur/Gregg Segal

Arianny Torres recorrió 976 kilómetros desde Maracaibo a Bogotá con sus dos hijos, en ocasiones con ayuda de otras personas para trasladarse pero otras veces en autobús, reduciendo el poco dinero que tenía para alimentarse al adquirir los pasajes. Entre sus pertenencias llevó cambios de ropa, varios juguetes, medicinas, pañales, un biberón, fotos y una biblia en su maleta.

⁣Ahora se dedica a vender dulces en la Plaza Bolívar de Bogotá. Aunque sabe que pueden estar en mejores condiciones y tiene esperanzas, considera una bendición que sus hijos puedan comer tres veces al día.

Foto: Acnur/Gregg Segal

La niña que aparece en la foto llegó a Bogotá proveniente de Barquisimeto, en Lara, acompañada de su madre. Aunque ha resistido el proceso migratorio, requiere atención médica y nutrición para garantizar su futuro. El viaje que emprendió a través de la frontera duró siete días, en ese tiempo solo comió  pan, galletas, arepas, papas fritas empacadas, agua, jugo, dos paletas y cambures. 

Foto: Acnur/Gregg Segal
- Advertisement -

“Al mirar mi retrato de Yosiahanny y su hija, veo el vínculo entre madre e hija y recuerdo cómo una familia amorosa y segura hace que casi cualquier crisis sea tolerable”, se lee en la publicación original en Instagram, escrito por Gregg Segal.

LEE TAMBIÉN

MIGRANTES VENEZOLANOS EMPIEZAN DE CERO EN NUEVAS FRONTERAS

Esta madre venezolana emigró embarazada con sus dos hijas. Entre sus pertenencias llevaba arepas, fórmula, cambios de ropa, su biblia y un oso de peluche con el que se despidió de la abuela.

Foto: Acnur/Gregg Segal

Este pequeño de siete años caminó junto con su madre más de mil kilómetros hacía Colombia. En un bolso desgastado cargó con la última tarea que hizo para su escuela en Venezuela, de la que aún está orgulloso.

Foto: Acnur/Gregg Segal

Michell, de 19 años de edad y madre soltera, ha salido de Venezuela dos veces, pues la primera vez fue devuelta. En el segundo intento por emigrar, sufrió un ataque de epilepsia. Tardó 16 días en arribar a la capital colombiana de nuevo.

Acnur trabaja en la campaña Somos Panas Colombia, que busca llevar atención médica a madres y niños refugiados como en los casos anteriormente descritos. A través de las redes sociales iniciaron una campaña para recaudar fondos y llevar adelante el proyecto.

Para más información, haga clic aquí.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado