25.9 C
Caracas
viernes, 24 junio, 2022

Niños deportados de Trinidad tienen enfermedades que no pueden tratarse en Venezuela

La tarde de este martes se conoció que los niños regresaron a la isla de trinidad. Algunos de los niños presentan insuficiencia cardíaca

-

Tucupita.- El activista de los derechos humanos Orlando Moreno confirmó este martes 24 de noviembre que los niños venezolanos que fueron deportados de Trinidad y Tobago regresaron a la isla de Trinidad. En declaraciones a un programa de opinión dijo que los 16 menores de edad aparecieron y presentan afecciones de salud que no pueden ser tratadas en Venezuela.

“Fueron enviados por sus padres a Trinidad para poder atender diversos problemas de salud que aquí en Venezuela es imposible costear”, dijo Moreno. Luego explicó, en una entrevista telefónica con El Pitazo, que la patología que presentan algunos de los niños es insuficiencia cardíaca, y uno de ellos tiene una válvula en el corazón.

Además, señaló que lo que hace Trinidad es dantesco, pero fue lo que prometió Rowling al ser electo en ese país: expulsar a los venezolanos. Moreno reiteró que los niños fueron devueltos a Trinidad y Tobago por una sentencia judicial que ordenó en la tarde del lunes 23 de noviembre que los menores deben ingresar al territorio caribeño.

LEE TAMBIÉN

Así funciona el principio de no devolución que protege a los venezolanos migrantes

Cabe destacar que los menores retornados en dos peñeros al territorio venezolano desembarcaron en la comunidad de Mariusa, sector conocido como La Barra de Mariusa, a una hora de Trinidad y Tobago y a dos horas de Tucupita, en el municipio Tucupita, parroquia Juan Millán del estado Delta Amacuro. Este martes, medios locales trinitarios caribeña reportaron que los venezolanos habían regresado a Trinidad y Tobago.

Al respecto, Elia Pérez, uno de los caciques de la comunidad, describió a El Pitazo que La Barra comprende toda la franja costera del Delta del Orinoco: “La zona es tierra baja y anegadiza, conformada por barro, y sus aguas permanecen constantemente con color y olor de barro, por eso es su nombre de la barra”, aseguró.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a