18.2 C
Caracas
sábado, 5 diciembre, 2020

Mujeres se capacitan vía internet para empoderarse y enfrentar la violencia

Tres mujeres venezolanas cuentan su experiencia con el Método WoM, un programa de formación virtual teórico práctico diseñado para potenciar habilidades y desarrollar proyectos y liderazgos. Se inició en mayo pasado y han participado adolescentes y adultas venezolanas desde España, Chile, Australia, Estados Unidos e Inglaterra

-

Guanare.- Cerca de 30 mujeres venezolanas, dentro y fuera del territorio, han vivido la experiencia del Método WoM, un programa de formación virtual teórico práctico diseñado para potenciar habilidades y desarrollar proyectos y liderazgos, además de proporcionar herramientas a las mujeres para enfrentar las distintas formas de violencia.

En la primera jornada del curso, que se inició en mayo pasado, han participado adolescentes y mujeres adultas desde España, Chile, Australia, Estados Unidos, Inglaterra y Venezuela, según datos aportados por la creadora de esta iniciativa, Victoria Romero, una activista venezolana por los derechos de las mujeres que se ha aliado con Mujeres Radio Net, la primera radio digital en Venezuela dedicada al empoderamiento femenino, para promover el proyecto.

El método WoM ofrece un proceso de cinco módulos intensivos desde dos plataformas: vía Whatsapp y correo electrónico con cinco sesiones por semana que pueden ser grupales o individuales y en las que Romero, quien también es mentora feminista, ofrecerá mentorías, ejercicios y contenido multimedia, reveló Romero en una entrevista concedida a El Pitazo.

Especialistas aseguran que la cuarentena social obligatoria trajo más exposición a la violencia en hogares. Mucho antes de la pandemia del COVID -19, un número indeterminado de niñas y mujeres alrededor del mundo estaban viviendo situaciones de violencia que la mayoría de las veces terminaban en femicidio o violencia sexual. Esto aumentó considerablemente, por lo que el método WoM se propone elevar los índices de mujeres empoderadas y no agredidas.

LEE TAMBIÉN

EMPODERAME OFRECE A LAS VENEZOLANAS UN PROGRAMA DE FORMACIÓN VIRTUAL

Tres experiencias

El Pitazo conoció la experiencia vivida por tres mujeres que optaron por el programa en pleno confinamiento por la propagación del nuevo coronavirus. Estas vivencias fueron expresadas en un documento que sobre WoM dio a conocer Victoria Romero, la creadora del proyecto.

- Advertisement -

Liliana Rangel, artista plástico emergente que enfoca su obra hacia la presencia femenina y el poder de la mujer, considera que el método WoM es una experiencia «mágica y renovadora». En general, se veía como una mujer positiva y con talento artístico, pero muy dispersa, con poco talento para la planificación, para movilizarse. “Me cuesta visualizar metas y concretarlas por miedo a no tener la capacidad de materializarlas, o simplemente miedo a tomar los pasos que me lleven poco a poco a construir mi sueño”, confesó en una nota escrita por correo electrónico.

“WoM cambió mi perspectiva hacia mi propia capacidad de organización, visualización de mis proyectos, y me dio herramientas para iniciarlos. Indudablemente nos llenó de felicidad y seguridad a todas”, relató.

En su contexto de vida, Liliana es madre de un niño de dos años, esposa, y en su trabajo principal es oficinista de un departamento de recepción de proveedores. Su trabajo a tiempo completo y las labores del hogar consumen buena cantidad de su tiempo. “A pesar de contar con un compañero que ejerce maravillosamente su rol de esposo y padre, me ha costado hasta ahora organizar mi rutina para realizar todas las tareas personales y las del hogar, pero me descubrí con este programa de aprendizaje: vi otra luz”, dijo.

Marihan Pérez Bueno, de 30 años, vive en Madrid, España. Es abogada egresada de la Universidad Central de Venezuela, especialista en Finanzas de la Universidad Simón Bolívar y magíster en gerencia pública por el Instituto de estudios Superiores de Administración. Llegó a Madrid hace ya año y medio porque quería vivir en Europa y abrir su mente a otras culturas y experiencias, y aprovechó para convalidar el título de abogada allá. Es la tercera de tres hijos que fueron criados por su papá con ayuda de su abuela.

Siempre me he considerado una mujer capaz y he tenido mucho éxito en mi vida, pero empoderada no. De hecho, siempre he tenido dudas sobre mí y un miedo inmenso al fracaso, a metas que yo sola me he impuesto y que no sabía cómo lidiar emocionalmente con escenarios de esta índole, destacó Marihan acerca de sus vivencias diarias.

Con el método WoM trabajamos esta arista así como muchas otras. Es increíble cómo a veces estamos tan ensimismados que no nos damos cuenta de que otras mujeres han pasado por lo mismo, que la sororidad es un apoyo y un impulso y que no estás sola, contó convencida.

Marihan siente que antes del método no reconocía ni era reconocida por otras mujeres. “Ahora sólo sé que ellas están para mí y yo para ellas, y que el empoderamiento no sólo viene de una sino de quienes también te apoyan en el camino para convertirte en una mejor mujer», destacó.

Nadia Sologuren, tiene otra perspectiva. Al toparse con la propuesta de WoM, se vio, según contó, identificada con la necesidad de realzar y entender de qué se trata el empoderamiento femenino. Es una mujer profesional, venezolana, que acompañó por un tiempo a mujeres víctimas de violencia intrafamiliar o de conceptos limitados sobre la femineidad que no les permiten emprender hacia otros caminos alejados de la victimización.

La violencia contra la mujer como mal estructural también se manifiesta en contra de su libertad física y espiritual. De allí que el método WoM insista en que no las llames víctimas: “Llámanos empoderadas, ya no más mujeres pobrecitas”.

Nadia considera que el curso-taller viene a ocupar un lugar privilegiado para cualquier mujer o niña venezolana que, estando en cualquier parte del mundo, quiera sentirse acompañada en casa, después de tanto distanciamiento mundial y comenzar un viaje hacia su propio emprendimiento financiero.

¿A mí qué me cambió? Mucho, se responde para sí misma. “Antes, solía ver igualdad de derechos, en relación al género, donde no necesariamente existía. Ahora estoy mucho más atenta a las situaciones de micro-machismo y adquirí ciertas herramientas para hacerle frente. Tendemos a pensar que estos son temas que conocemos y manejamos y, mucha de esa información no la hacemos consciente hasta que no la trabajamos o al menos, pongamos en palabras.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado