Morir en tránsito: un riesgo de la migración caminante

Solo en el primer semestre de 2020 fallecieron 1.200 migrantes en el mundo, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones. Sin embargo el organismo señaló que los fallecidos pueden ser más porque la pandemia dificultó recabar los datos

298
Foto referencial EFE

Morir es uno de los mayores riesgos de la población migrante, principalmente la que sale del país por medios de transporte terrestre, fluviales o a pie. En los últimos años se han conocido casos de venezolanas fallecidos que generan alerta por el peligro al que se expone esta población en la travesía por encontrar un mejor futuro.

Aunque la migración es un fenómeno mundial, con miles de africanos en tránsito hacia Europa o centroamericanos con destino a Estados Unidos, por ejemplo, en los últimos años la diáspora venezolana ha ocupado las portadas de los principales medios del mundo.

Este miércoles 3 de febrero destacó el deceso de Ricardo Godefroy Araujo, venezolano de 69 años, quien murió en horas de la madrugada en Colchane, región de Tarapacá, al norte de Chile, después de cruzar la frontera con Bolivia por un paso no habilitado, según reportó el medio digital CHVnoticias.

Su nuera, Erica Barrios, quien lo acompañaba, relató que su suegro presentó problemas respiratorios al llegar a Colombia, con un cuadro de tos que se fue agravando al salir de Perú e ingresar a Bolivia. “La gente que venía con nosotros le hizo RCP y respiración boca a boca hasta que se dieron cuenta que no vivía y se fueron”, contó la mujer. Añadió que caminaban con otras 30 personas.

Desde el 23 de abril de 2019 se han registrado naufragios de embarcaciones con migrantes venezolanos a bordo, hechos acaecidos entre la ciudad sucrense de Güiria y la isla de Trinidad y Tobago. Las consecuencias han sido muertes y desapariciones.

LEE TAMBIÉN

Las rutas que toman los venezolanos para migrar arriesgando sus vidas

El más reciente ocurrió el 11 de diciembre del 2020, cuando se conoció sobre un naufragio que provocó la muerte de al menos 19 migrantes, entre ellos dos niños, mientras intentaban viajar en un bote hasta Trinidad y Tobago.

Mientras tanto, en Colombia se ha hecho popular el Páramo de Berlín, donde los migrantes se enfrentan a temperaturas bajo cero y se recomienda no intentar cruzarlo a pie.

La noche del miércoles 19 de febrero de 2020 la joven venezolana Mariangel Román, de 18 años de edad, se trasladaba en un vehículo cuando notó, en medio del clima gélido, que su pequeño de dos meses botaba sangre por los oídos y espuma por la boca.

Enseguida se acercaron hasta el Hospital de Silos, Norte de Santander, donde intentaron reanimarlo sin éxito. Viajaban desde la ciudad de Cúcuta hacia Cali.

Cifras de la diáspora

La migración venezolana es la más grande que se ha registrado en Latinoamérica y El Caribe; y es la segunda más grande después de la migración Siria.

En el año 2020 el éxodo venezolano alcanzó la cifra de 5,4 millones de venezolanos, lo que equivale al 18% de la población de migrantes a nivel mundial.

Según la Organización de Estados Americanos para los Migrantes y Refugiados Venezolanos, se estima que para 2021 cerca de 7 millones de venezolanos habrán huido de Venezuela de no haber un cambio político pronto.

Venezuela duplica a los refugiados de Afganistán y Sudán del Sur, mientras que quintuplica a la migración de Myanmar. Cabe destacar que estos países han atravesado por conflictos armados.

LEE TAMBIÉN

Suelas desaparecidas | El viaje por Los Andes

David Smolansky, comisionado para los migrantes de Juan Guaidó, dijo en septiembre de 2020 que Colombia es el país que más venezolanos ha recibido y que computan alrededor de 1.750.000.

Según datos de Smolansky, a Colombia le siguen Perú (900.000), Chile (445.000), Ecuador (417.000), Brasil (260.000) y Argentina (150.000) como los países con mayor recepción de migración venezolana.

Migración en tiempos de pandemia

La crisis del COVID-19 sumó un riesgo adicional para los miles de migrantes que se movilizan en todo el mundo. De acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), los cierres de fronteras han aumentado los riesgos para las personas a medida que la ayuda humanitaria y la capacidad de rescate se reduce.

Solo en el primer semestre de 2020 murieron 1.200 migrantes en todo el mundo, de acuerdo con la OIM. Sin embargo, el organismo aclaró que durante la pandemia se dificultó el proceso para recabar datos sobre fallecidos y desaparecidos.

Con información de Violeta Santiago, Rafael David Sulbarán, ONU Noticias y Efe.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.