25.4 C
Caracas
lunes, 24 enero, 2022

Médico venezolano asciende a jefe hospitalario en Argentina

El deltano Adinson Malave llamó la atención en redes sociales tras haber publicado un tweet en el que aseguró que los pacientes que llegan al centro de salud en el que labora en Argentina solicitan al médico venezolano

-

Caracas.- Un centro de salud ubicado en la patagonia de Argentina recibe diariamente pacientes que llegan preguntando por el médico venezolano Adinson Malave, quien ha logrado alcanzar el puesto de jede del hospital de campaña COVID-19 al destacar en su puesto de trabajo y mostrar empatía con sus pacientes.

La noticia de su ascenso se le dio al venezolano el pasado 9 de noviembre. Adinson aseguró a El Pitazo, que en ese momento quedó paralizado de la emoción y experimentó un frio recorriendo su cuerpo. «Hemos hecho la selección de la siguiente persona porque creemos que tiene las cualidades y es una persona responsable, capacitada, entregada y que ha sabido dar cara a las situaciones. Esa persona eres tu Adinson», fueros las palabras que le dieron al venezolano.

«Me considero un líder, no un jefe. Acepté el cargo con la mayor responsabilidad y respeto hacia jefes y compañeros. Agradezco la confianza que han puesto en mi y el valor que le han dado a mi trabajo para que sea visualizado (…) Quiero dejar muy en alto lo que son los médicos venezolanos, no voy a defraudar a mi país ni a mi mismo, lo voy a hacer bien», expresó

Argentina registra aproximadamente 1.720 médicos venezolanos desde 2016. Al menos 1.300 de ellos ejercen su profesión, mientras que 250 lo hacen en zonas rurales del país, según France 24. Con la llegada del COVID-19, el gobierno argentino permitió que médicos extranjeros ejercieran provisionalmente pese a no haber realizado la convalidación de su título.

Adinson Malave, venezolano de 30 años, llegó a Argentina en diciembre de 2019 tras no haber encontrado una manera de mantenerse económicamente en su país natal. «Mi mamá tuvo un accidente de tránsito y lleva 15 años en cama, por lo que ayudo con su tratamiento médico; además yo me mudé a Caracas para estudiar mi postgrado en pediatría y pagaba alquiler en Caracas. Yo no migré porque quise, si no porque me tocó».

El médico oriundo de Tucupita, Delta Amacuro, llegó a Argentina a trabajar en diversos oficios como lavar platos. Con la llegada de la pandemia, tuvo la oportunidad de ejercer mientras tramitaba su convalidación. «Actualmente ya estoy esperando presentar el examen final. Estoy trabajando con un decreto nacional único que me otorga una matricula provisional para ejercer la carrera».

Popularidad entre argentinos

Adinson Malave se volvió viral en Twitter el pasado 24 de agosto cuando publicó un mensaje donde decía que los pacientes que llegaban a su lugar de trabajo, solo querían atenderse con él. «Me siento satisfecho a nivel personal, pero también orgulloso dejar a Venezuela bien parada», escribió.

El director del Centro de Salud Don Bosco se acercó a Malave para comentarle que todos los pacientes que llegaban a la institución pedían cita para ser atendidos por el médico venezolano. «El director me dijo que tenia algo que decirme: ‘hay un problema muy grave. Todos los pacientes se quieren ver contigo (…) Dicen que quieren verse con el médico venezolano y no sé qué hacer. Todos los días vienen ¿Acaso les das arepas?».

El venezolano explica que busca empatizar con sus pacientes para que se sientan a gusto al momento de su consulta médica, algo muy típico de los médicos venezolanos. «La diferencia está, sin menospreciar a mis compañeros, en el acercamiento y la empatía que caracteriza al venezolano con la situación de otras personas. Trato de llegar a ese punto donde entiendo el por qué la persona está acá y saber que es porque necesita mi ayuda».

«La población argentina ha sido extraordinaria y agradecen que estemos trabajando aquí, y el trato que le damos como personas y pacientes. Ha sido una experiencia linda, y estoy eternamente agradecido con este país que me recibió», expresó.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a