21.5 C
Caracas
viernes, 2 diciembre, 2022

Mariangely, la niña de Petare operada en el buque hospital de Estados Unidos

Mariangely Mendoza, de ocho años, se mudó de Petare a Cartagena en 2017 junto a su madre y es parte de la población de migrantes venezolanos asistida en el buque hospital Usns Comfort, que se encuentra en la ciudad portuaria desde el 10 de noviembre

-

Cartagena.- Una niña de Petare fue operada en el buque hospital de Estados Unidos Usns Comfort el 15 de noviembre durante la misión humanitaria Promesa Continua 2022, que se encuentra en Cartagena desde el 10 de noviembre para asistir a colombianos y migrantes por seis días.

Mariangely Mendoza, de ocho años de edad, vive en Colombia desde 2017. A los seis años de edad le diagnosticaron tres hernias y esperaba por una cirugía desde hace un año. Su mamá, Yenifer Díaz, decidió irse de Venezuela por la falta de medicamentos. Viajaron casi 1.400 kilómetros y atrás dejaron las estrechas calles de Petare para establecerse en los cerros de Albornoz, un barrio ubicado fuera de los muros de Cartagena.

13 médicos venezolanos trabajan en misión humanitaria del buque hospital de Estados Unidos

“Mi hija también tenía problemas de salud en Venezuela. Le dio neumonía y no conseguimos las medicinas. Por esa y muchas otras razones salimos del país”, relató a El Pitazo Yenifer desde el buque hospital de Estados Unidos mientras acompañaba a su hija antes de entrar al quirófano.

Yenifer se enteró de la visita del buque hospital de Estados Unidos por sus vecinos, que compartieron la información por WhatsApp. Con los informes médicos que guardaba desde hace dos años acudió al Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadys) de Colombia para registrar a su hija en la lista de pacientes de la misión humanitaria.

“A veces le daban dolores de barriga y se le abultaban las hernias”, relató.

En el buque hospital de Estados Unidos exhiben los dibujos que le regalan a la tripulación de la misión humanitaria que ha recorrido Guatemala, Honduras y Colombia. / Foto: Liz Gascón

4 de cada 10 pacientes son venezolanos

Derlis San Martín también es de Petare y emigró en 2017 a Cartagena. Tiene 34 años de edad, sus padres son colombianos, pero aún no cuenta con la nacionalidad por la falta de apostilla en la partida de nacimiento con la que se fue del país. El 16 de noviembre, Derlis era una de las primeras pacientes que pasaría a la consulta de optometría para recibir unos lentes en el Coliseo de Combate y Gimnasia de Cartagena, uno de los dos espacios habilitados en tierra firme para atender a la población.

Ángel Enrique Padilla recibió un tratamiento en este operativo médico. Fue a una consulta odontológica con la tripulación del Usns Comfort para hacerse una extracción de muelas.

Dejó Petare con su esposa y sus tres hijos hace cuatro años. No está inscrito en el sistema de seguridad social de Colombia y no puede acceder a consultas médicas en hospitales públicos por esta razón. La historia de Ángel se asemeja a la de otros migrantes sin posibilidades de hacer el trámite porque no han solicitado los permisos especiales de permanencia en el país o no cuentan con los documentos de identidad emitidos por Venezuela para completar los recaudos exigidos por las autoridades colombianas.

El Usns Comfort ha realizado siete misiones humanitarias en América del Sur, Centroamérica y el Caribe entre 2017 y 2022. En 2010 también se desplegó en Haití para asistir a la población después del terremoto. / Foto: Liz Gascón 

Según cifras de la misión humanitaria desplegada en Cartagena, 4 de cada 10 pacientes atendidos en el Coliseo de Combate y Gimnasia desde el 13 de noviembre son venezolanos. El Departamento Administrativo de Salud Distrital (Dadys) cuenta con un módulo en el lugar para orientar a los migrantes que aún no están registrados en el sistema de seguridad social.

“La población venezolana es la más demandante porque no tiene ninguna clase de seguridad social si no accede al Permiso Especial de Permanencia. Hacemos campañas para que la población se informe y pueda acudir a las jornadas que hacemos”, explicaron a El Pitazo dos funcionarios del Dadys.

Intercambio de solidaridad

La tripulación del Usns Comfort, el sexto buque hospital más grande del mundo, describe esta misión que está de visita en Colombia como un intercambio de conocimientos y solidaridad que puede cambiar las vidas de muchas personas.

Entre los pacientes del operativo hay abuelos que recobraron la visión después de una cirugía de cataratas, niños que sufrieron quemaduras y viajaron desde otras ciudades para ser operados o una adolescente de 13 años de edad con discapacidad que debía ser cargada por su mamá porque no tenía una silla de ruedas.

El Usns Comfort pertenece a la Armada de Estados Unidos. Es un antiguo tanquero petrolero habilitado como buque hospital en los años 80. Está dotado con 100 camas de hospitalización, 11 salas de cirugía que pueden funcionar simultáneamente, 3 unidades de cuidados intensivos, banco de sangre y laboratorios. En su interior hay cajeros automáticos para la tripulación y sirven un promedio de 3.000 comidas diarias.

Buque hospital de Estados Unidos atenderá a 6.000 pacientes en Cartagena

Para la misión en Cartagena tiene una tripulación de 1.200 médicos, enfermeros, técnicos, militares y voluntarios de siete nacionalidades, incluyendo venezolanos.

El 18 de noviembre será la ceremonia de clausura de la misión humanitaria en Cartagena. El Usns Comfort partirá a Guantánamo a buscar insumos y continuar con la asistencia en República Dominicana y Haití. Así completará la visita por cinco países de la región para ofrecer cuidado a los enfermos desde el mar, como lo dice su lema.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a