21.5 C
Caracas
viernes, 2 diciembre, 2022

Los quesos de un marabino en Irlanda devuelven a los sabores de Venezuela

El marabino Rubén Hernández cuenta que dio con el punto exacto en la elaboración de diferentes quesos venezolanos, una actividad que comenzó como un pasatiempo en Irlanda, donde ha creado su propia marca: Vene Cheese Cork. Emigró en 2019 al país europeo, donde trabaja en la industria cervecera

-

Por Rubén Vásquez

Caracas. El calor familiar es solo uno de los afectos que los venezolanos extrañan al emigrar a otro país. A esto se le suma la nostalgia por degustar el sabor de la comida típica, así como los productos más básicos. Este sentimiento fue el que motivó al marabino Rubén Hernández a replicar el queso venezolano en Irlanda, creando su propia marca; Vene Cheese Cork (@vencheesecork). Era parte de un pasatiempo.

En una entrevista para El Pitazo, Hernández señaló que desde que llegó en 2019 a la ciudad irlandesa de Cork, añoraba volver a probar el queso venezolano acompañando una arepa con mantequilla, por lo que durante el confinamiento contra el COVID-19 decidió investigar cómo hacer el producto. Tras varios intentos, consiguió recrear su textura.

Un apureño lleva el sabor del queso llanero venezolano a España

“Este proyecto nació siendo simplemente algo de ocio o el deseo de tener el sabor de la casa aquí. Si bien es cierto que aquí hay mucho queso de diferentes tipos, que es muy bueno también, no es lo mismo a lo que estamos acostumbrados”, comentó.

El venezolano reconoce que hay oportunidad de negocio en Irlanda para producir el queso venezolano, pero asegura que él lo hace como un pasatiempo. No obstante, destaca que a mediano plazo sí le gustaría dedicarse al mercado, pero quiere hacerlo de la manera correcta y cumpliendo con todos los permisos necesarios.

Señala que son varios los quesos que aprendió a elaborar, entre los que destacan el queso semiduro, queso de mano, queso de año, queso de trenza, queso para tequeños y palmizulia.

“La satisfacción mía es ver la cara de la gente cuando lo prueba. Gente que tenía muchos años aquí, entonces lo prueban y quedan encantados. La calidad de la leche de vaca en Irlanda es bastante alta. Eso ha ayudado a que salga un producto de calidad también”, asegura.

Un marabino en Irlanda

Rubén Hernández nació en Maracaibo, estado Zulia, donde se graduó de Ingeniero en Automatización y trabajó durante varios años en una reconocida empresa cervecera

venezolana. Sin embargo, la situación en el país lo obligó a replantearse su futuro y pensar en el bienestar de su familia.

“Como dicen por ahí, nada está dicho y nunca sabemos a dónde vamos ni a dónde vamos a parar. Todo fue pura casualidad”. Hernández se había postulado a una oferta laboral en Irlanda, para desempeñar el mismo cargo que tenía en Venezuela. Cuenta que fue un proceso largo de selección y que en la primera oportunidad no se dio por dificultades con la visa.

Anzoatiguense es la primera venezolana que escogerá el mejor queso del mundo

Eso no detuvo sus planes, pues se postuló nuevamente, y en una segunda oportunidad sí obtuvo los permisos necesarios y logró conseguir la visa para ingresar al país. “El trámite tomó cerca de seis meses. Empezó en abril y para octubre de 2019 ya estaba aquí. De hecho, ahorita yo estoy cumpliendo tres años de mi último día en Venezuela. En Irlanda continúo haciendo lo mismo que hacía en Venezuela”, indicó.

“Además, Irlanda es muy famosa por sus cervezas. Como trabajador del rubro y amante de la cerveza, no pude haber quedado mejor. Es una cultura muy cervecera acá. Eso ha ayudado bastante”, explicó.

Inicios en el mundo del queso

Si bien el marabino cuenta que fue en Irlanda donde comenzó a preparar los quesos venezolanos, indica que siempre estuvo ligado a su proceso de elaboración, pues en Venezuela su familia tenía una granja y allí hacían el producto de manera artesanal.

“Para mí, el proceso de aprendizaje fue bastante lento, porque no era una cosa que le dedicaba el 100 % diario, era que si fin de semana, pues me estaba adaptando al país”. Indica que durante el confinamiento fue cuando pudo desarrollar mejor su técnica para elaborar el producto, pues asegura que estaba solo en el país europeo a la espera de la llegada de su esposa y su hija, por lo que decidió invertir su tiempo en hacer los quesos.

Destaca que llegar a Irlanda fue complejo por el tema de la visa, pero subraya que una vez dentro del país, el inmigrante cuenta con los mismos deberes y derechos que un ciudadano residente. “Es un buen país para vivir, no pude haber quedado mejor. Gracias a Dios que estamos acá. No teníamos a Irlanda en el mapa, pero se dio”, mencionó.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a