Emigrar a Aruba: la dura búsqueda de una vida mejor para la familia Reyes

En el afán por ir y venir de Aruba para buscar calidad de vida; Alex está desaparecido desde marzo de 2020 y su hermano, Andy preso, acusado de trata de personas y asociación para delinquir por la desaparición de la embarcación en la que viajó su hermano, aunque estaba en Aruba para el momento del naufragio

504
Andy Reyes tiene 41 años. Esperó por la audiencia de presentación tres meses y está detenido en la Policía de Carirubana | Foto: Cortesía familiares

Punto Fijo.– La familia Reyes ha sentido la desesperación de sus integrantes que han buscado salir del pueblo de Charaima, ubicado en la Península de Paraguaná, imaginando una vida en Aruba, la isla de los países bajos, que ven en las noches, a lo lejos desde las costas falconianas. Estas ilusiones se alimentan día a día debido a la crisis que atraviesa el país y por ello, los padres de familia buscan la manera de llegar a esa isla, buscar trabajo para salir adelante, aunque eso signifique arriesgar sus vidas en una embarcación para ingresar ilegalmente.

Los hombres de los Reyes, han hecho estos viajes en reiteradas oportunidades, estos trabajos le dieron para construir sus casas, mantener a sus familias y mejorar las condiciones de todos sus seres queridos; sin embargo en el ir y regresar a Venezuela, Alex está desaparecido y su hermano, Andy preso, acusado de trata de personas y asociación para delinquir.

Alex tenía cuatro meses en el pueblo de Charaima esperando que saliera un viaje clandestino para reencontrarse con su hermano Andy en Aruba, no podía tomar un vuelo por el cierre de frontera con las islas ABC (Aruba Bonaire y Curazao), decretado por Nicolás Maduro; fue entonces cuando el 17 de marzo de 2020, sube a una embarcación en Tiraya, junto a un grupo de personas. La embarcación se hundió con todos sus tripulantes, según la declaración de dos sobrevivientes. Alex está desaparecido junto a otras 16 personas, entre ellos tres menores de edad.

La noticia para todos los Reyes fue devastadora, incluso para Andy que lo esperaba en Aruba y nunca llegó. El duelo y la desesperación de la familia se hizo sentir y comenzaron a pedir ayuda para buscar la embarcación pérdida, pero Ranyelis Carrasquero de Reyes, esposa de Andy lamenta que no hayan contado con la búsqueda exhaustiva de los organismos de seguridad. Los meses pasaron y Andy decide regresarse de manera clandestina, en una embarcación en diciembre de 2020 para reencontrarse con el resto de la familia.

LEE TAMBIÉN

60 venezolanos están detenidos en Aruba a la espera de un vuelo humanitario

Desde su llegada sufrió persecución y hostigamiento policial por parte de la Guardia Nacional, quienes incluso rodeaban su casa con la condición que les acompañara a la sede y aunque iba lo dejaban ir porque no había ninguna orden ni algún índice de que Andy formara parte de una banda dedicada a la trata de personas hacía la vecina isla; así pasaron tres días hasta que se presentó junto a su familia en la Fiscalía de Derechos Fundamentales y no fueron atendidos por el Fiscal, sino que lo detuvo Policarirubana.

Una familia desplazada

La esposa de Andy junto a sus tres hijos menores de edad, tuvo que abandonar su casa en Charaima y mudarse a unos 70 kilómetros a una casa alquilada en Punto Fijo, para poder llevarle la comida diaria a su esposo y hacer todos los trámites judiciales. La cuarentena le ha beneficiado para que sus hijos no pierdan el año escolar, debido a que las entregas de las actividades son virtuales. “Andy me ha dicho que vendamos la casa, pero nosotros la hicimos desde cero, además toda nuestra familia está en Charaima, no podemos perder tanto tiempo de sacrificios. Creo que la palabra de Dios es lo que nos ha mantenido fuertes ante esta situación. Mi esposo nunca había estado preso y todo esto nos ha pegado a todos”, lamentó Carrasquero.

Andy tiene 41 años, es motorista de lancha por lo que los trabajos en Aruba se le dan con facilidad. Actualmente está detenido desde hace seis meses en Policarirubana, acusado de formar parte de una banda de trata de personas hacía la isla de Aruba, pese a que no hay ninguna prueba. Ha sido victima de un sistema judicial viciado con retardo procesal; afortunadamente logró tener fecha de juicio para agosto de este año gracias a la revisión que hizo la comisión nacional para la Revolución Judicial que se instaló por 60 días en la región y que revisó los casos de esta policía.

La familia de Andy, espera que con esta situación no pierda la oportunidad de continuar con la documentación que lleva años tramitando para obtener la nacionalidad. Según la plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V), en Aruba hay 17.000 venezolanos. No hay registros sobre los refugios concedidos y solicitudes en trámite. A partir del 15 de enero de 2021 fue implementada la medida de exigencia de visa para ciudadanos venezolanos que deseen ingresar las islas ABC (Aruba, Bonaire y Curazao).

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.