La arepera del proyecto actualmente se encuentra cerrada debido al COVID-19, pero esperan retomar muy pronto

Caracas. Las Reinas Pepiadas es un proyecto en vías de convertirse en una fundación que busca ayudar a las familias de venezolanos migrantes a cumplir sus sueños y aspiraciones después de llegar a Ecuador.

Alexandra Maldonado asistía al terminal de Carcelén, donde veía de cerca la situación de las familias venezolanas que llegaban con pocos recursos, por lo que decidió apadrinar a la familia de Dinora, ofreciéndole trabajo para que pudiera generarle un sustento.

«Llegó un momento en el que Alexandra ya no tenía trabajos para ofrecerle a Dinora, hasta que decide organizar una cena y le pregunta a Dinora si podía cocinar. En eso le pregunta cuál era la arepa más rica de Venezuela, a lo que Dinora le contesta que era la Reina Pepiada«, explicó Yedi Navas, una de las socias del proyecto, a El Pitazo.

LEE TAMBIÉN

Más de 50 venezolanos son víctimas del desalojo forzoso por policías de Ecuador

A partir de ese día, ya con un nombre definido, comenzaron a hacer cenas para recolectar fondos que permitieran ayudar a familias vulnerables, y poco a poco se fueron sumando personas al proyecto. «Yo conocí a Alexandra en la cena número 19. Nos pusimos a conversar y nos dimos cuenta de que teníamos un mismo objetivo: apoyar a familias vulnerables«, contó Yedi Navas.

Las Reinas Pepiadas buscan ser un puente entre la comunidad migrante y la comunidad de acogida, por lo que inician su trabajo preguntándole a cada familia que se encuentra con ellas «¿cuál es tu sueño?». Parten desde allí para que obtengan ese objetivo.

«En algunas familias esos sueños implican que los niños puedan estudiar o tener una vivienda digna para el núcleo familiar. A partir de allí comenzamos campañas para recolectar fondos que ayuden a los grupos familiares a cumplir esas esperanzas», expresó.

Navas cuenta que trabajan directamente con migrantes venezolanos que se encuentran en situación de vulnerabilidad. Dentro del proyecto hay familias constituidas por padres e hijos o por madres solteras, por lo que proceden a evaluar la situación de cada grupo para ingresarlos al proyeccto.

«Actualmente apoyamos a 42 familias, que serían 164 personas, de las cuales 76 son menores de edad. Sin embargo, nuestro alcance es mayor puesto que hemos hecho ayudas puntuales a conjuntos familiares que, a pesar de no formar parte del proyecto, han hecho cierto acercamiento hacia nosotros y hemos tenido la oportunidad de tenderles una mano», explicó Yedi Navas.

Ejes principales de ayuda

El proyecto de Las Reinas Pepiadas divide sus ayudas en ejes para abarcar las necesidades de las familias que llegan a él con distintas dificultades o metas por proyectar.

La vivienda es uno de sus ejes principales, puesto que se busca darle a los distintos grupos de parientes un lugar en el que puedan residir. Durante la pandemia por el COVID-19 se activó la campaña +Amor, con la que se busca apoyar para mantener las viviendas de las familias como un espacio seguro.

En el ámbito legal cuentan con apoyo de Lexim Abogados, quienes les han colaborado con la constitución de su fundación y todo el procedimiento necesario para registrar legalmente el proyecto de manera oficial. A su vez, ayudan a revisar el estatus migratorio de las familias que acuden al proyecto.

La educación es otra de sus prioridades, por lo que han ayudado a que los menores de edad que integran los distintos núcleos familiares continúen sus estudio escolares. Actualmente, por cierto, han incursionado en la educación preescolar. Han recibido donaciones de útiles escolares, uniformes, bolsos, y buscan colaborar durante estos tiempos de confinamiento para que los estudiantes tengan acceso a Internet y así poder continuar sus estudios vía online.

LEE TAMBIÉN

Venezolanos en Ecuador rechazan condiciones para renovar visas

En el ámbito de la educación no dejan a un lado a los padres y madres de familia, puesto que buscan estimularlos para que, si no tuvieron la oportunidad de culminar sus estudios en su país natal, busquen vías para retomarlos luego de haber emigrado. Por otro lado, llevan a cabo conversatorios dirigidos a las mujeres migrantes, creando espacios seguros en los que todas pueden expresarse y conectar sus experiencias con las de otras mujeres.

La salud es uno de sus pilares fundamentales, buscan revisar los casos de cada persona en la fundación y buscan las vías para ayudarles. «Hace poco logramos recaudar lo necesario para la operación de una madre -nosotros a ellas les decimos las reinas- y esperamos que la próxima semana lleven a cabo su procedimiento médico», expresó Yedi Navas.

Cuando llegan familias que tienen el sueño de sacar adelante un emprendimiento, las Reinas Pepiadas lo apoyan totalmente con asesoría, fotografía y branding para que el sueño de esa familia se vuelva un caso de éxito.

La futura fundación cuenta con un portal web (https://lasreinaspepiadas.com) en el que colocan toda la información referente a las actividades que realizan. A su vez, están en contacto con las familias, seguidores y posibles colaboradores por medio de sus redes sociales @lasreinaspepiadasecuador

5/5 (4)

¿Qué tan útil fue esta publicación?