La comida china preparada por dos venezolanos que deja boquiabierto a Chile

Cristina Hernández y su esposo Jesús llevan adelante un emprendimiento gastronómico en Santiago de Chile, en el que reina la comida china. Bajo el nombre de Rice Xpress, los platos de estos venezolanos dejan boquiabiertos a un sinfín de comensales

1701
La comida de estos venezolanos se convirtió en la preferida de una clientela que no ha dejado de crecer en Chile. | Foto Rice Xpress

Caracas.- El parón del COVID-19 impulsó sus ganas de emprender. Comenzaron de cero en 2020, confinados en su pequeño apartamento de Santiago de Chile. Ella dejó su trabajo de mesera después de tres años; él, un empleo estable al que llegó luego de desempeñarse en siete trabajos.

Después de una meticulosa preparación, y con el dinero acumulado de los pagos del seguro de cesantía, Cristina Hernández y Jesús, su esposo, comenzaron a preparar y ofrecer comida china, una especialidad que se les daba muy bien. Tanto es así que el primer día de trabajo formal recibieron un pedido por 30.000 mil pesos.

«No lo podíamos creer, estábamos muy nerviosos, queríamos que todo saliera bien. Les gustó y fuimos los más felices», cuenta Cristina mediante un hilo en su cuenta de Twitter el 15 de abril. Así empezó Rice Xpress.

LEE TAMBIÉN

Luis Colmenárez cambió el calor de Apure por el frío de Alemania

De inmediato, la comida china de estos venezolanos se convirtió en la preferida de una clientela que no ha dejado de crecer en Santiago de Chile. A tal punto que ni siquiera cuando se vieron obligados a parar durante un mes, por problemas con el condominio del edificio donde vivían y trabajaban, fueron olvidados por sus fieles seguidores.

Resurgir con más éxito

Superado el impase que los llevó además a pagar una multa, resurgieron con más éxito, ahora en un nuevo espacio que les sirve para trabajar y vivir, alquilado a una persona que Cristina no duda en considerar un ángel. Indica además que nunca olvidarán una máxima que alguien les recitó: «Todo comienzo es penoso».

«No tengan miedo de intentarlo, no se queden con las ganas; poco a poco verán cómo todo se va materializando, cómo van creciendo», sostiene la venezolana, que recuerda con mucha alegría cuáles fueron los siguientes pasos: registrar la empresa, comprar una freidora más grande, así como freezers y neveras, echar cuentas e invertir en publicidad.

Arroz acompañado de camarones, cerdo con salsa barbecue, pollo y jamón, así como lumpia, rollos primavera o pollo «agripicante» son algunos de los platos estrella de un menú presentado en unos prácticos empaques.

Hoy, después de caer y volver a levantarse, Rice Xpress compite en el negocio gastronómico de Chile sin perder la calidad, destaca su dueña, quien repite, como una suerte de mantra, una máxima de su esposo: «Si lo crees, lo creas».

Basta con asomarse a su cuenta en Instagram y leer los comentarios de los clientes para comprobar el éxito de su propuesta gastronómica. «2020 fue un año difícil para muchos; para nosotros fue una bendición y es allí donde nos dimos cuenta de que uno puede cambiar sus circunstancias a pesar de todo lo malo que esté alrededor. Las crisis traen consigo oportunidades», subraya la venezolana en otro tuit, sin olvidar que Rice Xpress aún tiene mucho camino por delante.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.