19.7 C
Caracas
domingo, 22 mayo, 2022

La desnutrición de su hija llevó a Crismary Fariña a desplazarse hacia Brasil

-

Santa Elena de Uairén.- Que su hija Michel cumpliera un año pesando cinco kilogramos, fue el detonante para que su mamá, Crismary Fariña (18), se desplazara desde el barrio La Orquídea de Barcelona, estado Anzoátegui, hacia Brasil.

Hoy en día, la joven vive en las calles de Pacaraima, pueblo brasileño que limita con Santa Elena de Uairén, al sur del estado Bolívar. Dice que está «mucho mejor» que en su ciudad natal, porque come todos los días.

«Pasábamos un día y medio sin comer, mi bebé estaba desnutrida, si no la sacaba de ahí se me iba a morir, pero me vine sola primero a ver cómo era esto, Michele se quedó con su papá», contó Crismary, quien hoy ofrece servicios de limpieza en locales brasileños y en casas también.

Al mes de su llegada a Brasil y de ser atendida por la Operación Acolhida, que lleva a cabo el gobierno brasileño para brindar ayuda a cientos de venezolanos que cruzan la frontera cada día huyendo de la crisis, llamó a su esposo José Valderrama, otro joven de 18 años, para que se viniera con la niña.


LEE TAMBIÉN: 

400 VENEZOLANOS CRUZAN A DIARIO LA FRONTERA CON BRASIL

«Él no me creía que aquí podíamos comer todos los días pero igual se vino, aquí llevamos tres meses y nuestro plan es seguir trabajando para comprar un saco de comida y devolvernos a Venezuela», contó la joven a El Pitazo.

El papá de Michel trabaja como caletero, las propinas que gana le alcanzan para comprar las tres comidas y pañales detallados para su hija. Adquieren los alimentos en ventas ambulantes y a veces en restaurantes.

«La niña está mal del estómago y no solo le puedo comprar sus medicinas si no que le compré unas manzanas para que hiciera estómago, eso no lo puedo hacer nunca en ningún lugar de Venezuela», relató el papá de Michel, que está reuniendo dinero para enviarle a su mamá y cuatro hermanos menores de edad que dejó en La Orquídea.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a