21.1 C
Caracas
lunes, 30 noviembre, 2020

Junior Ramírez: así es la vida del venezolano que fue discriminado en Perú

El venezolano Junior Ramírez fue víctima de un de un acto de discriminación y comentarios xenófobos tras haber entregado un pedido a un ciudadano peruano durante su jornada laboral en la empresa Rappi. A pesar de los duros comentarios recibidos, el joven continua trabajando diariamente para sacar a su familia adelante, según reseñó Magaly Tv

-

Junior Ramírez Alarcón, venezolano de 23 años residenciado en Perú, se volvió tendencia en redes sociales y medios de comunicación luego de que se diera a conocer la historia de cómo fue agredido verbalmente por un hombre peruano mientras trabajaba.

El joven sale diariamente en su moto desde el pueblo de Trapiche, cerca de Lima, para entregar pedidos con la empresa Rappi y así ganar dinero que le ayude a mantener su familia, puesto que vive junto a su esposa y su hija de un año en una habitación pequeña, según reseñó Magaly TV.

En la habitación que comparte Junior con su familia, mantienen solo las cosas necesarias para vivir el día al día, como una cocina pequeña, una mini nevera, la cama matrimonial y una cuna y televisor que les regalaron.

Junior despierta cada día a las seis de la mañana, come una arepa que le prepara su esposa María y sale a trabajar hasta altas horas de la noche para volver y ver a su familia antes de reiniciar su rutina al día siguiente.

LEE TAMBIÉN

Perú | ¿Qué hacer en caso de ser víctima de xenofobia?

Sus comienzos en Perú

Junior y María decidieron emigrar a Perú hace dos años con el fin de buscar un mejor futuro que no lograban visualizar en su país de origen debido a la crisis económica.

Viajaron en autobús hasta Lima, en donde al día siguiente el joven logró obtener un empleo como mesero que le generaba 150 soles a la semana, pero tiempo después decidió intentar generar más ganancias haciendo encomiendas en moto.

- Advertisement -

«Mandaba un poquito para Venezuela y compraba un poquito de lo que necesitaba. Lo que hay es que tener coraje y disciplina para salir a trabajar; y si hay que trabajar doble, pues no tengo problema», expresó el venezolano.

Investigación abierta

El Ministerio Público de Perú decidió abrir una investigación preliminar, por el plazo de 30 días, contra Guillermo Miranda North «por la presunta comisión del delito contra la humanidad, discriminación, en agravio de Junior Ramírez Alarcón«.

A través de su cuenta de Twitter, el Ministerio Público peruano informó que la Segunda Fiscalía Provincial Penal de Miraflores, en Lima, será la encargada de adelantar la investigación.

LEE TAMBIÉN

Xenofobia contra los migrantes: ¿Cómo frenarla?

Guillermo Miranda publicó un video en redes sociales en el cual emitió unas disculpas públicas hacia el venezolano, expresando que nada justifica su actitud y asegurando que se siente arrepentido y avergonzado.

«Yo personalmente quiero pedirte disculpas de corazón a ti, Junior Ramírez, por haberte hecho sentir tan mal. No hay razón que pueda justificar mi actitud, ni los problemas personales por los que haya estado pasando en ese preciso instante, ni toda la preocupación por la pandemia podrían justificar que yo te haya hecho sentir de esa manera», expresó.

Junior Ramírez, en entrevista con Magaly Medina, se negó a aceptar las disculpas por parte de su agresor y expresó que no creía que de verdad estuviera arrepentido.

El venezolano indicó que no le cree porque él estuvo 20 minutos afuera del edificio canalizando la agresión. 

“Yo estuve ahí esperando; en mi moto esperé un rato para calmarme, respira, ya tienes tu evidencia”, precisó Junior.

Ve la entrevista completa de Magaly Tv aquí.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado