27.3 C
Caracas
domingo, 3 julio, 2022

Joven de Puerto Cabello perdió cuatro dedos en accidente laboral en Perú

Wilmer Guillén, quien emigró desde Puerto Cabello al Perú en busca de mejoras económicas para su familia, sufrió un accidente laboral que le hizo perder cuatro dedos de su mano derecha y reclama que el empleador no le ha brindado la asistencia necesaria

-

Wilmer Guillén, un joven de 22 años de edad, natural de Puerto Cabello, sufrió la amputación de cuatro dedos de su mano derecha durante un accidente laboral que le ocurrió el pasado mes de diciembre en Perú, país al que emigró y donde trabajaba sin condiciones de seguridad industrial, según reveló el carabobeño a El Pitazo.

Guillén, con familiares en la urbanización Santa Cruz de Puerto Cabello, narró que se vio obligado a salir de su país, como muchos venezolanos, por la crisis social, política y económica que vive Venezuela, pero apenas llegó al Perú perdió prácticamente su mano derecha en un accidente del que desliza «ocurrió en el clima de explotación laboral que enfrentan los que emigran al país andino».

LEE TAMBIÉN

Brasil | Multinacionales cerveceras acusadas de tener a trabajadores venezolanos esclavizados

El joven porteño comentó que su familia, un grupo de amigos y él decidieron salir de Venezuela para buscar una mejor calidad de vida, pero jamás pensó que su existencia cambiaría de manera tan drástica al sufrir la amputación de cuatro dedos y parte de la palma de la mano derecha.

«Muchas personas inescrupulosas reclutan a venezolanos para explotarlos laboralmente, ofreciéndoles trabajo mal pagados y en condiciones de inseguridad, es la nueva esclavitud laboral del siglo XXI», afirmó el venezolano.

Oferta laboral

El afectado señaló que en la frontera entre Ecuador y Perú conoció a un ciudadano peruano de nombre Santos Rojas Díaz, quien le ofreció a él y a sus amigos trabajo en una empresa de reciclaje de plástico en la localidad de Trujillo en Perú.

Guillén relató que llegaron el 13 de diciembre a Trujillo y comenzaron a trabajar el 14 de diciembre de 2020, desde las 8:00 am hasta las 8:00 pm. Le asignaron la operación de una máquina paletizadora, sin tener los conocimientos previos de cómo funcionaba.

El día 18 de diciembre (a solo 4 días de comenzar a trabajar), sufrió el accidente cuando la máquina le atrapó la mano amputándole los cuatro dedos.

Guillén aclaró que sus jefes lo trasladaron a la clínica Suarez, donde los médicos lo atendieron quirúrgicamente y le dieron la infausta noticia que sufrió la pérdida de cinco metacarpianos y parte de la palma de la mano.

Ante tal acontecimiento, el propietario de la empresa no ha querido responsabilizarse de los gastos ocasionados por tan lamentable accidente laboral, a tal punto que lo despidió de la compañía. Por tal motivo, Guillén exigió a las autoridades peruanas que lo ayuden a fin de que se haga justicia.

LEE TAMBIÉN

Migrantes venezolanos no son incluidos en planes de vacunación de sus países de acogida

Wilmer Guillén aclaró que es sostén de hogar, integrado por su esposa y sus dos hijos de 4 y 3 años, por lo que exigió a la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil), institución estatal que fiscaliza la seguridad y salud en el trabajo, que investigue a la empresa recicladora que estaría operando de manera ilegal, contraviniendo las leyes peruanas.

El denunciante extendió un llamado a las organizaciones no gubernamentales (ONG) para que los ayude en esta circunstancia, por cuanto existen muchos venezolanos que no cuentan con asistencia en la república del Perú y sufren las inclemencias de estar en un país ajeno y lejos de su tierra.

Este joven venezolano dijo con tristeza que la vida le cambió abruptamente, pues jamás pensó que algo así le podría pasar y más aún cuando necesita trabajar para levantar a su familia y poder salir adelante.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a