23.1 C
Caracas
jueves, 25 febrero, 2021

Hombre ebrio disparó contra repartidor venezolano en Perú

Oswaldo Girán, empleado de la empresa Rappi, contó que vio de cerca la muerte cuando el agresor le apuntó directo a la sien. Afortunadamente, el arma se encasquilló

-

Caracas.- Un joven venezolano, Oswaldo Girán, quien se gana la vida como repartidor de alimentos para la empresa Rappi en Perú, fue víctima de un intento de homicidio por parte de un cliente, quien le disparó dos veces sin llegar a impactarlo. El hecho ocurrió en una urbanización de la ciudad de Lima, durante la noche del sábado, 21 de febrero.

Girán contó que se «vio muerto», cuando el hombre, a quien le estaba entregando un pedido en su residencia, le apuntó con el arma en la sien. Pues al llegar a la casa para efectuar la entrega, el hombre salió a recibirlo con un arma de fuego.

«Él me recibe con una pistola en la mano. Yo le dije que no podía atender el pedido así porque estaba ebrio y tenía una pistola en la mano. Me dijo que pasara, que no me iba a pasar nada. Le dije que no», contó en un video, que fue difundido luego por las redes sociales Twitter e Instagram.

- Advertisement -

LEE TAMBIÉN

Venezolanos en Perú: ¿A dónde acudir cuando son violados sus derechos?

El sujeto, al momento que le apuntaba, le dijo: «¿Cómo es eso que ustedes los venezolanos están matando a los peruanos?».

Girán logró advertirle, mediante señas, a un compañero, que realizaba otra entrega en la misma calle, sobre la amenaza inminente. El amigo fue quien grabó el video que se hizo viral en las redes.

Antes de apuntarle a la cabeza, el sujeto efectuó un disparo al aire. Luego el arma se le encasquilló -por suerte- y no pudo volver a disparar. Fue el momento en el cual Girán temió lo peor.

“En un momento yo me vi muerto, él me puso la pistola en la cabeza y fue que no la ejecutó, si la ejecuta otra fuera la historia”, explicó.

LEE TAMBIÉN

CLAVES | Asesino de Orlando Abreu comandaba banda de extorsionadores en Perú

Acto seguido se montó en su moto y se alejó unos 50 metros, cuando escuchó la segunda detonación. Una vecina se asomó por una ventana y le dijo: «señor corra, porque él está echando tiros desde esta mañana».

El caso fue denunciado de inmediato ante los organismos de seguridad en Lima, quienes enviaron comisiones al lugar para efectuar la detención del agresor.

El presidente de la ONG Unión Venezolana en Perú, Oscar Pérez Torres, también se trasladó al sitio y acompañó a Girán a efectuar la denuncia correspondiente.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado