Esta ruta suelen usar los venezolanos para entrar de forma irregular a EE. UU.

Los estados fronterizos entre México y Estados Unidos ha recibido una nueva ola migratoria de venezolanos que intentan cruzar por vías irregulares el desierto de Sonora o el río Bravo con el fin de llegar a suelo estadounidense

2574
En abril se acentuó el número de venezolanos que atravesaron de forma irregular la frontera desde México. | Foto: cortesía La Prensa de Lara.

Caracas.- Los venezolanos se han sumado a la ola de migrantes que se trasladan desde su país hasta México para luego ingresar de forma irregular hacia EE. UU., arriesgándose a cruzar una frontera que se extiende por 3.100 km entre el Desierto de Sonora y el Río Bravo bajo la guía de los denominados coyotes, a cambio de una compensación monetaria que puede pasar de los 20.000 dólares.

De acuerdo con testimonios de venezolanos recogidos por El Pitazo, los migrantes salen de Maracaibo, estado Zulia, e ingresan primero a Colombia por trochas. Según cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), en abril se registró un total de 6.159 venezolanos que atravesaron de forma irregular la frontera desde México, donde un coyote con quien se coordina previamente los guía hasta los puntos y cruces irregulares.

Aquellos migrantes que deciden arriesgarse a atravesar el desierto se trasladan al estado mexicano de Sonora, donde se ubica uno de los puntos más recurrentes en la ciudad Heroica Nogales, que limita hacia el norte con la ciudad de Nogales, Arizona. 

Los migrantes que buscan cruzar por el Río Bravo se trasladan al estado mexicano de Tamaulipas, donde suelen acudir a los puntos de cruce irregular en Matamoros y Reynosa para llegar a alguno de los puntos ubicados en el estado de Texas, Estados Unidos.

En las ciudades norteamericanas como Nogales, Yuma, San Diego, Laredo, Eagle Pass, Del Rio, Mc Allen y Brownsville existen refugios para los migrantes que logran llegar al país, así como fundaciones que se dedican a guiarlos y darles insumos debido a las condiciones precarias en las que llegan.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.