21.2 C
Caracas
domingo, 27 noviembre, 2022

Encovi: ¿venezolanos que emigraron ya no serán parte del futuro de su país?

La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) reveló el aumento de hermanos, nietos y otros parientes del jefe del hogar que se suman al éxodo de venezolanos, un hecho que asocia al proceso de reunificación familiar en los países de acogida. "Difícilmente vamos a recuperar la población perdida", sostuvo Anitza Freitez, investigadora de la Ucab, al presentar los resultados de la investigación

-

Caracas. Es probable que un conjunto de los más de 7 millones de venezolanos que se han ido del país desde 2015, en muchos forzados, ya no sean parte del futuro de su propio país, al menos a corto y mediano plazo.

Es una de las conclusiones que puede deducirse de los resultados de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) correspondiente a 2022, realizada por la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab).

Migrantes con un pie en Venezuela y otro en Colombia: aquí no escampa tras reapertura de frontera

«Difícilmente vamos a recuperar la población perdida. No es probable que se produzcan flujos de retorno de una magnitud cercana al éxodo ocurrido», anticipó la investigadora Anitza Freitez sobre el fenómeno migratorio venezolano este jueves, 10 de noviembre, con base en los resultados de la Encovi.

Dos son fundamentalmente las razones que llevan a Freitez a describir ese panorama: la primera es que la necesidad de buscar trabajo (75%) sigue siendo el principal motivo de los venezolanos para dejar el país, pero la reunificación familiar tiende a aumentar como una razón para emigrar.

Escasos incentivos para el regreso

«Son insuficientes los incentivos asociados a las señales de recuperación económica para el regreso», añadió la investigadora de la Ucab, antes de señalar que el tiempo también va actuando a favor de procesos de integración de la población venezolana en los países de acogida, a pesar de las trabas en los procesos de regularización migratoria.

La Encovi toma como inicio del éxodo masivo venezolano el año 2015, cuyo pico sitúa en 2017, cuando la hiperinflación condujo a la mayoría de la población venezolana a un empobrecimiento acelerado que pocas sociedades han llegado a experimentar.

«La fuerte oleada migratoria ocurrida después del 2015 estuvo constituida por personas muy jóvenes, que ya están iniciando procesos de formación de familia o que están promoviendo la reagrupación de su núcleo familiar en los países donde han conseguido establecerse», explicó.

«No lo doy por terminado»: venezolano que no llegó a EE. UU. busca otras oportunidades

La Encovi determinó que en los últimos flujos migratorios han aumentado los nietos/as (9%), hermanos/as (9%) y otros parientes (15%), aunque el grueso de los nuevos migrantes siguen siendo los hijos del jefe del hogar (54%) que se estableció inicialmente fuera de Venezuela. Es lo que llama Freitez «el proceso de reensamblaje de las familias venezolanas» en los países de destino.

Es por ello que no se vislumbra un proceso de retorno masivo de venezolanos, sino un patrón de retorno no definitivo, señaló la investigadora de la Ucab, «que se va a traducir en una circularidad de los movimientos o retornos inestables». Son los venezolanos que cambian de un país a otro país con regularidad, explicó.

Pérdida de población similar a la de países en guerra

La Encovi estima que la población venezolana es de 28,3 millones en 2002. «Somos menos porque casi 5 millones de personas dejaron el país desde el año 2015, pero también porque se incrementó el número de defunciones y tenemos un déficit de nacimientos«, advirtió Freitez al aclarar que el número de emigrantes estimados en el estudio es de mayo de 2022, y no el más reciente reportado por la Plataforma R4V, de 7,1 millones.

Esa pérdida de población la lleva a señalar que la «pirámide de población en Venezuela será similar a la de países en guerra, donde la población joven se perdió por la mortalidad en guerra». «Perdimos las ventajas del bono demográfico que suponían contar con el mayor volumen de población en edad de trabajar, que podía significar un factor de potenciación del desarrollo», ratificó Freitez.

La Encovi de 2022 reveló además que los venezolanos que deciden irse del país son menos jóvenes respecto de oleadas anteriores: el grueso de edades está entre los 30 y 49 años (44%), cuando en 2017 dominaba el grupo de 15 a 29 años (57%).

Asimismo, arrojó que 340.000 nacimientos no se produjeron porque emigraron las potenciales madres y observó una pérdida de casi 3 años en la esperanza de vida de los venezolanos

Remesas a la baja

Otro hallazgo es la disminución de venezolanos que envían remesas a sus hogares (49% en 2022 frente a 59% en 2021). La Encovi también registró una reducción de la frecuencia con la que enviaban esas ayudas: 57% de esos envíos se hacen 1 o 2 veces al mes, «contribuyendo en alguna medida a la reactivación del consumo en los hogares receptores».

«Lo que se observa es que las ayudas pueden ir dejando de ser una fuente complementaria de los ingresos familiares, porque ya no van quedando miembros de la familia a quien enviar esas ayudas o se reducen los miembros de las familias que quedan», apuntó Freitez.

El pescado frito de las playas venezolanas llega para quedarse en Chile

La investigadora de la Ucab instó además al gobierno nacional «a despolitizar el hecho migratorio, dejar de estigmatizar a las personas que dejaron el país en la situación de crisis y brindar la protección que las leyes garantizan, empezando por el derecho a la identidad«.

Para la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) se entrevistaron a 2.300 hogares en Venezuela. Los datos se levantaron entre julio y agosto de 2022.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a