25.2 C
Caracas
sábado, 2 marzo, 2024

El sabor de la arepa llega a Irlanda de la mano de dos venezolanas

Pacheco (@Pachecovsf) es un emprendimiento impulsado por dos caraqueñas en Irlanda. Ellas buscan que esta comida tan típica de Venezuela sea conocida por todo el mundo. Al participar en diversos mercados gastronómicos han logrado que los irlandeses conozcan la receta más característica de los hogares venezolanos

-

Caracas.- La arepa ha recorrido el mundo gracias a la migración de más de siete millones de venezolanos. Dos mujeres decidieron emprender en Irlanda con las diferentes preparaciones del plato más icónico de su tierra natal bajo el nombre Pacheco.

Pacheco (@Pachecovsf) es un emprendimiento impulsado por dos caraqueñas en Irlanda que ofrecen arepas con los distintivos rellenos venezolanos. Además, también incluyen en su menú tequeños, perros calientes y bebidas como la malta.

El emprendimiento nace de la mano de dos tocayas: Andrea Olivo y Andrea Figueira. Ambas se conocieron en Caracas cuando estudiaban diseño gráfico; una vez que se graduaron en 2006, Figueira comenzó con un emprendimiento de joyería artesanal y era apoyada por Olivo, por lo que consideran que esa fue su primera sociedad, según contaron a El Pitazo.

Parole humanitario de EE. UU. para venezolanos cumple un año: nuestra vida cambió

Irlanda, tierra de reencuentro

La primera en emigrar fue Olivo, quien decidió establecerse en Dublín, Irlanda, en 2010, luego de haber sufrido un secuestro exprés en su país natal. Asegura que en un principio, solo quería quedarse 6 meses como una forma de despejar su mente y aliviar el sentimiento negativo que le dejó su experiencia en Caracas, pero esos meses se convirtieron en 13 años.

Olivo tuvo dificultades para encontrar trabajo en el país debido a que no contaba con un pasaporte europeo, aun así, logró desempeñarse en puestos de recepcionista y vendedora de tours por Irlanda. Con el paso del tiempo, decidió instruirse en el campo de la fotografía y la edición de videos.

«Un día encontré un puesto que vendía arepas y me parecieron buenísimas. Llevé a mis compañeros de trabajo y a mi jefe, había irlandeses, españoles… Éramos como 12 personas comiendo arepas. Al tiempo, el puesto cerró, pero me quedé con las ganas de ofrecerles comida venezolana a mis amigos», recordó Olivo.

Por su parte, en 2014, Figueira se pone en contacto con su amiga para decirle que tenía la idea de irse a Inglaterra a estudiar inglés, pero Olivo la convenció de cambiar sus planes para que viajara a Irlanda y reencontrarse. «Me dijo: ‘¿Estás loca? ¿Cómo vas a ir a Londres? Yo estoy aquí, yo te apoyo, vente para acá’, yo te averiguo todo’ Y bueno, así pasó», confiesa Figueira.

De una charla a unas arepas

Después de cuatro años de la llegada de Figueira, un día ambas amigas se encontraban hablando y Olivo comentó que tenía la idea de montar un emprendimiento de comida venezolana para que los irlandeses disfrutaran de la cultura de su país. Sin embargo, la charla quedó solo en eso: una idea vaga, sin planificación.

«Yo me regresé a mi casa, me quedé pensando y dije, o sea, ¿por qué no? Y al día siguiente la llamé y dije ‘vamos a hacerlo'», continúa Figueira.

Así fue como decidieron comenzar a edificar el proyecto. Lo primero fue elegir el nombre Pacheco, un término usado en Venezuela para referirse al clima frío, el cual, según las venezolanas, nunca falta en Irlanda. Luego diseñaron el logo y reunieron los ingredientes para preparar las arepas con sus diferentes rellenos e incluso productos como la malta.

Venezolanos llevan su gastronomía al sur de Italia

Las caraqueñas procuran que las arepas que ofrecen a sus clientes sean recién hechas, guiándose por las recetas familiares de sus hogares en Venezuela. No tienen un punto establecido, siempre encuentran un nuevo sitio donde instalar su puesto para ofrecerlas.

«Queremos posicionar la arepa y que sea tan famosa como la pizza o el taco. Creo que ya mucha gente en Irlanda sabe lo que es una arepa», aseguró Olivo.

«Nos encanta, hablo por las dos, la pasamos superbién, nos fascina Pacheco. Es trabajo duro porque, obviamente, estamos afuera en los mercados, y bueno, el clima irlandés no es muy amigable a veces. Entonces esa parte es muy difícil, pero de verdad que estamos supercontentas. Nos encanta que la gente conozca la comida venezolana, conozca un poquito de nuestro país, de nuestra cultura. Y a mí me parece espectacular que exista algo que represente a Venezuela en una isla en medio del Atlántico», dijo Figueira.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a