21.2 C
Caracas
martes, 29 noviembre, 2022

El Galipán español que une los sabores venezolanos y mediterráneos

Los venezolanos Juan Carlos Berruguete y Alexandra Ascanio abrieron en 2018 las puertas de su restaurante Galipán en España, donde no solo ofrecen arepas, tequeños y empanadas, sino que decidieron arriesgarse con un menú gourmet con sabor latino-mediterráneo y la incorporación de técnicas asiáticas

-

Por Rubén Vásquez

Caracas. Juan Carlos Berruguete y Alexandra Ascanio son una pareja de venezolanos que en la ciudad de Valencia, en España, descubrieron su verdadera pasión por la cocina. Sin dudarlo, los esposos decidieron unir su ingenio para fusionar el sabor latino con el mediterráneo, presentando una propuesta innovadora en su restaurante Galipán (@restaurantegalipan_vlc).

En una entrevista para El Pitazo, Berruguete explicó que su negocio nació en marzo de 2018 con la intención de unir el sabor de la comida venezolana con productos del mar mediterráneo. En el camino comenzaron a aplicar algunas técnicas asiáticas, obteniendo como resultado una propuesta gastronómica que deleita a turistas y locales de la ciudad española.

Un matrimonio le da sabor a la vida de los salvadoreños con platos venezolanos

“El nombre de Galipán surge porque queríamos conectar con Venezuela y con el país donde estamos”, explica Berruguete, al señalar que con su restaurante quiere también homenajear a ese pequeño pueblo ubicado en la ladera norte del cerro el Ávila, y el camino de los españoles, uno de los senderos de ese parque nacional que recorría con frecuencia junto a su familia.

El restaurante Galipán ofrece un amplio menú de al menos 29 platos que unen la cocina latina con la española. Elaboran desde comida típica venezolana como arepas, tequeños o empanadas hasta platos de otras culturas como el ceviche y elaboraciones más arriesgadas como una diosa de rabo de toro, en la que unen técnicas asiáticas y mediterráneas.

“Tenemos una carta muy variada, una diversidad de platos. Hay para todos los gustos, desde el que viene porque solamente quiere picar (…) les damos más bien raciones para compartir, al que quiere venir y disfrutar de una comida más formal”, señaló.

Descubrir la pasión por la gastronomía

Muy lejos de los fogones, Juan Carlos Berruguete y Alexandra Ascanio se graduaron en Venezuela de contadores. Ambos se dedicaron a las finanzas y la banca durante muchos años. Sin embargo, en 2016, pensando en el bienestar de sus hijos y para ofrecerles mejores oportunidades que ya su país no les brindaba, decidieron emigrar a España y continuar con sus vidas.

“Hay que recalcar que migrar no es fácil, es básicamente recomenzar, es como hacer un nuevo comienzo en tu vida. Y así lo estamos haciendo. Montamos un negocio para recomenzar y buscar un camino un poco diferente a lo que veníamos haciendo allá”, expresó.

Tras analizar el mercado en España y ver el área gastronómica como un buen sector para iniciarse, Berruguete y Ascanio decidieron invertir en un negocio de comida, destacando la multiculturalidad que ofrece la ciudad de Valencia.

El tequeño y la arepa de un venezolano deleitan a España

“Siempre me ha gustado el mundo de la cocina. Mi madre me inculcó esa parte gastronómica, siempre me ha gustado cocinar, incursionar y siempre me ha gustado comer bien. Siempre he buscado sitios diferentes, probar cosas diferentes y eso lo quisimos expresar aquí”, aseveró.

Ahora, su objetivo es seguir compartiendo su fusión latino-mediterránea a otros lugares de España. Con cinco años en el mercado, los venezolanos aseguran que cuentan con la experiencia necesaria para continuar creciendo, sin embargo, la pandemia del COVID-19 modificó sus planes, pero mantienen la esperanza de seguir expandiendo su característico sabor.

Un camino lleno de enseñanzas

La pareja destaca que fueron muchos los retos que tuvieron que superar en España para sacar su negocio adelante, uno de ellos fue aprender algunos secretos del mundo de la cocina y unirlos al mundo de las finanzas, pero celebran la receptividad que ha tenido Galipán.

“Puedo decir que el 80 % del público es multicultural, no solamente español, porque también llegan muchos turistas, y el 20 % podría ser ese público latino, entre venezolanos, colombianos y otros latinos que hay aquí en España”, aseguran los venezolanos.

Así es Venesolanda, la parroquia en Ecuador que tiene rostro venezolano

Además, mencionan que emprender en España es un gran logro para ellos. “Al final, en Venezuela logramos muchas cosas, y aquí estamos con este proyecto algo diferente. No venimos del mundo de la gastronomía, ni siquiera en Venezuela y aquí, nada más con montar un negocio que no es lo que tú acostumbrabas a hacer y que el negocio funcione, es para nosotros un logro importante”, comentó Berruguete.

A quienes quieran emprender, les dice: “Debes buscar alianzas con las personas correctas, eso hace mucho la diferencia. Conocer el tema financiero es muy importante; cuánto tienes que invertir, cuánto presupuesto tienes y no volverse locos al invertir porque simplemente quieres abrir un negocio, ya que puede ser peor el remedio que la enfermedad. Debes conocer lo que estás haciendo”.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a