21.2 C
Caracas
viernes, 12 agosto, 2022

El Darién | Migrantes usan embarcaciones ilegales desde Colombia para evitar la selva

Una de las vías irregulares se toman con embarcaciones ilegales que salen desde la isla de San Andrés, en Colombia, hasta Nicaragua para cruzar por Honduras, Guatemala y México. Con este paso, los migrantes evitan cruzar la peligrosa selva del Darién en Panamá

-

Caracas.- Migrantes venezolanos y de otros países suramericanos continúan en la búsqueda de rutas para alcanzar el sueño americano y llegar a Estados Unidos (EE. UU.). Otra de las vías irregulares que toman los migrantes sale desde Colombia, específicamente de la isla de San Andrés, hasta Nicaragua, en embarcaciones ilegales para evitar pasar por la selva del Darién, en Panamá.

Aunque el archipiélago de San Andrés, Providencia y Catalina es uno de los 32 departamentos de Colombia, y el único insular, geográficamente está ubicado más cerca de las costas de Nicaragua. Está a 110 kilómetros aproximadamente, o alrededor de 4 horas en lancha rápida, y hasta 10 en embarcaciones pequeñas.

En redes sociales, venezolanos comenzaron a publicar información sobre personas que ofrecían traslados hasta Nicaragua y evitaban el peligroso paso por la selva del Darién, en Panamá, y también Costa Rica.

Una fuente de El Pitazo aseguró que esta ruta también representa un riesgo al utilizar embarcaciones pequeñas para pasar desapercibidas por las autoridades marítimas colombianas durante la noche y llegar a las costas nicaragüenses para seguir su ruta a EE. UU.

“Todas las rutas son ilegales y riesgosas, hay personas que ofrecen pasar y también puede ser una estafa. Los migrantes están en riesgo de ser víctimas de trata al confiar su vida a desconocidos en lanchas que están a mar abierto, evitan luces y cualquier tipo de señal para no ser detectados por las autoridades. También es más caro, por lo que quizás no es tan común”, indicó.

Una vez que los migrantes llegan a Nicaragua, les queda por recorrer tres países: Honduras, Guatemala y México. En este país buscan llegar a la frontera con Texas (por el río Grande) o Arizona, para pagar a un coyote y entrar a Estados Unidos.

El paso desde San Andrés no es tan común para los venezolanos, pero es la vía irregular que comienza a popularizarse al prometer que no pasan por la selva del Darién, uno de los pasos fronterizos más riesgosos y en el que muchos no sobreviven.

La información de estas vías irregulares fue confirmada por la Armada de Colombia, que indicó que el 10 de junio fue detenida una embarcación con 10 migrantes venezolanos, entre ellos dos menores de edad, junto a la tripulación, que salieron de forma ilegal desde San Andrés a Nicaragua, país centroamericano, en dos embarcaciones pesqueras.

En el procedimiento hallaron 1.830 dólares en efectivo y un GPS, la tripulación eran 2 colombianos y 2 nicaragüenses. “No contaban con documentación que acreditara su circulación fuera del país y fueron regresados a los puertos de San Andrés; al parecer iban al país centroamericano”, agregaron.

Los números del Darién

Las historias de los migrantes que sobreviven y salen de la selva del Darién estremecen cuando cuentan lo que vivieron dentro de uno de los pasos fronterizos más peligrosos de Latinoamérica. Hablan del cansancio, desgaste físico y emocional, de lo que ven durante sus caminatas que duran días, las crecidas de los ríos y el esfuerzo que requiere salir con vida.

En lo que va de 2022, se ha registrado la muerte de al menos 11 venezolanos, quienes fallecieron en su travesía por el Darién, que divide las fronteras entre Colombia y Panamá. Mientras que familiares reportaron al menos 76 desapariciones de personas que no han llegado a los albergues de la Organización de Naciones Unidas y tampoco contactado a sus familiares.

El Gobierno de Panamá registró el paso de 28.079 venezolanos por El Tapón del Darién, entre enero y junio de 2022. La cifra es 10 veces más alta que la registrada en el 2021, cuando Migración Panamá reportó el paso de 2.819 venezolanos por la selva.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a