22.1 C
Caracas
martes, 16 agosto, 2022

Discursos de odio aumentan estigmas sobre migrantes y refugiados venezolanos

A diario los venezolanos abandonan su país por diferentes razones, en su mayoría para brindarle una mejor calidad de vida a sus familias. No obstante, en los últimos años han sido víctimas de violencia por estigmas sociales y discursos de odio

-

Migrantes y refugiados venezolanos denuncian a través de redes sociales, permanentemente, ataques xenófobos por parte de autoridades y ciudadanos de países vecinos hacia venezolanos.

Los discursos de odio y comentarios sin perspectiva en tema de migración por parte de los medios de comunicación amplían los estigmas y el rechazo hacia las personas venezolanas.

En consecuencia, el aumento de asesinatos, hurtos, robos y secuestros son relacionados con la llegada de venezolanos a los distintos países de Latinoamérica.

Mensajes de odio

En noviembre de 2020 la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, tras la muerte de un ciudadano colombiano en el TransMilenio, aseguró que la criminalidad había aumentado por la llegada de los venezolanos a Bogotá. Sin embargo, un informe publicado por Migration Policy Institute llamado «Inmigrantes venezolanos, crimen y percepciones falsas:» demostraron que estas declaraciones eran falsas.

Ese mismo año, en Guayaquil, Ecuador, dos periodistas fueron llevados a una audiencia en un tribunal de esa ciudad, ya que estos en un noticiero aseguraron que los venezolanos estaban asesinando a ciudadanos ecuatorianos, refiriéndose a estos como “Mafia de Venezolanos”.

Estigmas y riesgos hacia mujeres y niñas venezolanas

De acuerdo con Claudia Vargas, profesora e investigadora de Ciencias Sociales de la Universidad Simón Bolívar, asegura que las mujeres migrantes y refugiadas se exponen a los mismos riesgos que corren en su país de origen por el hecho de ser mujeres.

“Xenofobia con una perspectiva de género, narrativas hipersexualizadas sobre las mujeres venezolanas, acoso sexual por nacionalidad, discriminación en servicios de salud porque son migrantes o refugiadas venezolanas”, expone Vargas, explicando que las mujeres venezolanas son rechazadas por otras mujeres porque son vistas como “las quita maridos” o porque son “putas”.

Claudia Vargas declaró que estos discursos donde se violentan y se estigmatizan a las mujeres migrantes y refugiadas se dan en espacios comunitarios y redes sociales y aunque la percepción sea positiva viene cargada de estereotipos.

Por ejemplo, comentarios donde se halaga la belleza venezolana o el problema es ser venezolana. “Se nota que eres venezolana porque eres linda”, “Sí, es muy trabajadora, pero es venezolana”, “No voy a hablarle porque es puta”.

La investigadora explicó las dificultades que se presentan ya por el hecho de ser venezolanas, pero ser extranjeras representan otros retos, donde se refirió al caso específico de unas refugiadas en Trinidad y Tobago, donde no pudieron recibir ayudas porque no estaban regularizadas en ese país.

Políticas públicas frente a los ataques hacia migrantes y refugiados

Venezuela es el país con la oleada de migrantes y refugiados más grande de la historia reciente de Latinoamérica, por lo cual desde la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Acnur, ONU promueven diferentes iniciativas para combatir ataques de xenofobia en todos los países.

Por lo cual es deber de los políticos promover mensajes y discursos conciliares a favor de quienes llegan. Trabajar en políticas públicas en atención a las necesidades del migrante y refugiado. Crear campañas en las cuales se disminuya la falsa percepción del supuesto daño que hace el extranjero. La empatía y la solidaridad son claves para enfrentar el racismo y la xenofobia.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a