23.7 C
Caracas
martes, 29 noviembre, 2022

De la perinola al escondite: así jugaron los lectores de Guayabo alguna vez

Es viernes y en El Pitazo estamos listos para compartir contigo una selección de nuestro boletín semanal Guayabo, escrito por Mireya Tabuas. Hoy, la periodista nos pasea por un montón de juegos tradicionales venezolanos que recordaron nuestros lectores

-

Caracas. Llegó la vuelta a clases en Venezuela y en Guayabo, el boletín semanal de El Pitazo, le dedicamos este primer número de octubre a los juegos con los que nos divertíamos cuando éramos pequeños, pero también juegos que no han perdido vigencia y siguen disfrutando los muchachos de ahora.

«Yo amaba el escondite, pero siempre quería estar en el papel de escondida, porque como era pequeña y flaquita podía meterme en rincones impensables y nadie me encontraba. En cambio, no me gustaba ser la que buscaba porque nunca localizaba a nadie», escribe la editora de Guayabo, Mireya Tabuas, quien hizo una encuesta en redes sociales y descubrió precisamente que la ere (con sus variantes como la ere paralizada) y el escondite fueron los más votados y compiten por el primer lugar de preferencias.

Productos venezolanos están a la vuelta de la esquina en una ciudad de EE. UU.

Entre otros de los juegos que recordaron los lectores de Guayabo están el «quemao» o «fusilao», un juego violento porque terminabas golpeado por una pelota, recuerda Tabuas. Otro juego es «Tonga», donde unos jugadores se ponen en fila inclinados y los otros saltan de forma brusca sobre sus espaldas.

Dos lectores le comentaron a nuestra editora de «Cero contra cero», que consiste en un niño que se inclina y los otros saltan sobre su espalda diciendo frases sin equivocarse. De «La candelita» se acordaron otros venezolanos, un juego famoso por la frasecita «Por allá fumea».

Hubo quienes también recordaron algunos juegos tradicionales que requieren de un objeto, como el trompo, la perinola, el papagayo y el yoyo. Y algunos no olvidaron «El telefonito», un juego para demostrar cómo los mensajes pueden ser cambiados por los intermediarios hasta llegar al receptor final, ni «Piedra papel o tijera», que muchos adultos siguen usando para decidir quién hará algo, recordaron los lectores de Guayabo a Mireya Tabuas.

¿Ya estás suscrito a Guayabo?

Seguramente faltan muchos más juegos. Si quieres añadir alguno escríbele a la editora de Guayabo[email protected] o a nuestro Instagram.   Además, si te gustó el boletín, compártelo con los tuyos dentro y fuera de Venezuela o si quieres apoyar económicamente el proyecto puedes hacerlo desde aquí.

¡Hasta el próximo Guayabo!

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a