¿Cómo pido asilo en EE. UU.?: la aplicación de una niña latina responde

La adolescente Suguey Carmona Nolasco implementó su aplicación a través del asistente virtual de Amazon, Alexa, en parte porque no había demasiados comandos que se interpusieran entre el usuario y el receptor

230
Suguey Carmona Nolasco recibió sus primeras clases de codificación informática cuando tenía 12 años. Foto EFE

Austin.- Suguey Carmona Nolasco recibió sus primeras clases de codificación informática cuando tenía 12 años y solo dos años después ya diseñó una herramienta que responde a dudas sobre temas migratorios en Estados Unidos a través de Alexa, el asistente virtual de Amazon.

Ahora, con 15 años, quiere perfeccionar su aplicación, Immigration Bonds, y lanzarla en todas las tiendas virtuales disponibles, pero no solo en español e inglés, sino también en otros idiomas. Pero exige a las plataformas una sola condición: que sea de fácil acceso y sin costo alguno.

«Los inmigrantes que la necesitan no solo provienen de países de habla hispana: son también asiáticos, de Medio Oriente, de África, de todas partes del mundo y se comunican en diferentes idiomas», comenta Suguey en entrevista con EFE.

Pasión por la informática

Su pasión por las ciencias informáticas nació hace tres años, cuando fue invitada a participar en un campamento de verano organizado por Hello World, una entidad educativa con sede en California que también imparte cursos a estudiantes de secundaria en Austin (Texas), donde vive Suguey con sus padres y su hermano menor, Leonardo.

Desde entonces, su visión del mundo cambió, y mientras la gran mayoría de sus compañeros de escuela disfrutaba de sus vacaciones de verano, ella estaba aprendiendo programación y tecnología: a manejar drones o autos a distancia o a desarrollar juegos de realidad virtual, entre otros.

LEE TAMBIÉN

Título de bachiller: el diploma que puede servirte de salvavidas en España

Hasta que surgió la iniciativa de desarrollar un programa que pudiera responder a las inquietudes que muchos de los allegados a su entorno familiar y comunitario tenían en materia migratoria.

La duda de Suguey era hacerlo a través de un juego de video o una aplicación móvil.

Con la asistencia de algunos mentores en programación, Suguey empezó una maratónica labor de trabajo de campo y análisis de las mejores opciones para aplicar lo que se había propuesto. A la par, entrevistó a amigos y familiares, a vecinos del barrio y a los feligreses de su iglesia. Después de varios meses, Suguey decidió implementarlo a través del asistente virtual Alexa, en parte porque no había demasiados comandos que se interpusieran entre el usuario y el receptor.

Alexa responde actualmente a incógnitas comunes como dónde tramitar una licencia de conducir o qué documentación es necesaria, así como qué requisitos se necesitan para tramitar una visa u obtener empleo.

Tecnología, política y derechos civiles

Su meta es seguir codificando programas que tengan como iniciativa ayudar al prójimo, al desprotegido, siempre con la comunidad a la que ella dice representar: la hispana en EE. UU.

Pero a pesar de esa pasión desbordada que siente por la informática y la importancia que tiene en el mundo globalizado, Suguey quiere convertirse algún día en abogada en leyes con especialización en inmigración.

¿Por qué? Su respuesta tiene que ver con la motivación inicial que la impulsó a crear un programa con Alexa que pueda responder a las interrogantes migratorias de los usuarios.

Para ella el futuro está en la tecnología, pero su carrera tiene que estar conectada con la política y los derechos civiles.

«Veo en mi comunidad y en todas partes del mundo que la gente sufre porque no existen las herramientas necesarias para guiarlas», destaca.

EFE

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.