27 C
Caracas
lunes, 1 marzo, 2021

Colombia | Cuatro venezolanos llevan su música a las calles de Valledupar

Dayan, Alejandro, Marvin y Antonio son cuatro venezolanos que consiguen el sustento diario al ritmo del pop, baladas y vallenato en las calles, restaurantes y avenidas de Valledupar, en Colombia

-

Caracas.- Un grupo de venezolanos que han emigrado a Colombia llevan su música a las calles, autobuses y restaurantes de Valledupar, reseña el medio digital El Pilón.

Dayan, Alejandro y Marvin, quienes se hacen llamar «Los Tres», tocan canciones de diferentes géneros como balada, pop, bolero, rancheras, y el popular vallenato que marca a la región. Los venezolanos se ganan la vida a través de la música, cubriendo así sus necesidades básicas y poder enviar dinero a sus familiares en Venezuela.

Dayan llegó a Valledupar hace tres años desde Barinas. “Canto desde los cinco años y actualmente tengo 20. Llegué a Valledupar hace tres años, completamente sola, poco a poco fui conociendo el lugar y por medio de la música he salido adelante. «Mi llegada fue bastante difícil por encontrarme costumbres diferentes, comida diferentes,  muchas personas se negaban darme trabajo, en dar una oportunidad por el estigma que hay con el emigrante venezolano que creen que todos somos iguales y no es así, poco a poco las cosas se fueron acoplando“, contó a El Pilón.

LEE TAMBIÉN

Moody’s: migración venezolana impulsará economía de Colombia

Dayan conoció a Alejandro en 2019 durante un evento en el que este venezolano ofrecía un show musical; y no fue hasta 2021 que comenzaron a trabajar juntos. Alejandro llegó a Barranquilla hace cinco años desde Valencia, en dónde aprendió a interpretar la caja flamenca, batería, timbal, tumbadora y congo en una academia de música.

Por su parte, Mervin llegó hace tan solo cuatro meses a Colombia desde Valencia; y pese a que es abogado de profesión, su pasión por la música es la que lo ayudado a sobrevivir en el país que lo recibió. «Me ha ido bien siempre con la música; no es una entrada económica abundante, pero sí nos ha ayudado a sobrevivir“, relató.

- Advertisement -

Antonio Segovia es otro de los venezolanos que, al momento del almuerzo y cena, decide recorrer los restaurantes de Valledupar para interpretar canciones acompañado de su esposa y su guitarra.

LEE TAMBIÉN

Venezolanos desalojados en Perú y Colombia prefieren quedarse a irse

“Canto en los restaurantes al mediodía y en las noches; también pinto vehículos porque soy latonero en un taller de unos paisanos.  Acá con la música me ha ido bien gracias a Dios. Valledupar es una ciudad muy cultural, hay mucha diversidad en el vallenato, hay muchos músicos, en comparación a otras ciudades de Colombia las personas son receptivos con lo que uno hace; yo he estado en otras ciudades, pero acá son afables y amigables con el migrante quizás porque están cerca de frontera y algunas costumbres son las mismas “, expresó.

Lea la nota completa de El Pilón aquí.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado