21.1 C
Caracas
sábado, 1 octubre, 2022

Claves | Peligros para migrantes que salen desde San Andrés: naufragios e inseguridad 

La ruta desde San Andrés, en Colombia, hacia Corn Island y después al puerto de Bluefields, en Nicaragua, comienza a popularizarse entre migrantes venezolanos que buscan llegar a Estados Unidos para evitar la selva del Darién, en Panamá. Algunos de los riegos son hundimientos, inseguridad por falta de equipos y en altamar, combustible, oleaje

-

Caracas. – La isla de San Andrés, en Colombia, comienza a ser el destino de migrantes venezolanos y de otras nacionalidades que buscan llegar a Estados Unidos sin cruzar la selva del Darién, en Panamá. En embarcaciones ilegales salen hacia el puerto de Nicaragua y siguen su paso por Honduras, Guatemala y México.

Algunos de los peligros que enfrentan los migrantes son los hundimientos de embarcaciones, falta de chalecos salvavidas, traslado de bidones con gasolina, robos en altamar, oleaje, no hay documentación en puertos, entre otros. 

A pesar de la situación, el trayecto comienza a popularizarse entre los venezolanos que quieren alcanzar el sueño americano y buscan rutas alternas al Tapón del Darién, en Panamá, y uno de los cruces fronterizos más peligrosos de Latinoamérica.

La isla de San Andrés está rodeada de mar Caribe, los migrantes llegan en avión desde Bogotá, Medellín o de otras ciudades colombianas y salen en embarcaciones ilegales hasta Corn Island y después al puerto de Bluefields, ambos en Nicaragua. El archipiélago geográficamente está más cerca de Nicaragua, a menos de 110 kilómetros o 4 horas en lancha rápida. 

En lo que va de 2022, la Armada de Colombia ha interceptado al menos 6 embarcaciones con 59 migrantes venezolanos que buscaban salir de forma irregular desde la isla de San Andrés hacia Nicaragua. El 12 de agosto fueron localizados 36 venezolanos en campamentos improvisados en cayo Albuquerque, cerca de San Andrés, mientras esperaban sus lanchas para salir. 

En El Pitazo te hacemos un recuento de algunos de los riesgos de los que han advertido las autoridades sobre el cruce en lanchas desde San Andrés, en medio del mar Caribe, hacia el puerto Bluefields, en Nicaragua:

  • Hundimientos o naufragios. El tipo de lancha que ofrece el traslado a migrantes es de 32 pies, un solo motor y no está capacitada para sortear olas de 2 y 3 metros en altamar.
  • Otros pescadores ofrecen lanchas de 26 pies, las personas van sentadas en el piso, algunas veces sin chaleco salvavidas y deben enfrentar las condiciones climáticas. 
  • Falta de chalecos salvavidas. La mayoría de las embarcaciones no cumple las medidas de seguridad que exigen los zarpes autorizados en Colombia, como la asignación de chalecos salvavidas ni extintores por los bidones con gasolina que llevan. 
  • No hay registro de identidad de los migrantes y conductores de lanchas. En los puertos turísticos como San Andrés, Cartagena, Santa Marta, en Colombia, hay personal que registra la embarcación, nombre y número de personas que salen para hacer seguimiento. Al ser ilegal, no se deja constancia.
  • Los migrantes pueden estar hasta 15 horas en altamar, no porque el trayecto dure ese tiempo, sino que las llegadas se deben hacer durante la noche para evitar ser descubiertos por guardacostas de la Armada de Colombia y de Nicaragua. La tripulación recorre el mar para esconderse. 
  • Sin GPS en el mar Caribe. Los que tripulan las embarcaciones deben ser personas experimentadas para evitar perderse durante el recorrido y quedar sin combustible. 
  • Es una ruta que se utiliza para el tráfico de droga desde Colombia hacia Centroamérica. Este 2022, autoridades hallaron una embarcación con al menos 3.5 toneladas de cocaína. 
  • Inseguridad. Los migrantes también deben enfrentar la inseguridad de «piratas» que abordan embarcaciones para robarlos durante el trayecto en el mar y los dejan a la deriva sin sus pertenencias. 
  •  El 5 de agosto, familiares reportaron el naufragio de tres venezolanos y un ecuatoriano que desaparecieron en la ruta de San Andrés- Nicaragua. Autoridades rescataron a otras personas que iban en la embarcación que se hundió. 

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a