19.1 C
Caracas
miércoles, 10 agosto, 2022

El chileno en Santiago que enamora a los venezolanos cantando gaitas zulianas

Emanuel Madrid es un santiaguino de 27 años que con una magistral y conmovedora interpretación de la gaita zuliana ha llegado al corazón de los venezolanos dentro y fuera de Chile. Folclorista y técnico en electricidad, el chileno trabó amistad con un grupo de marabinos que le contagiaron el gusto por este género musical popular y su gastronomía

-

Por Crónicas de Chile

Santiago de Chile. Ver a un chileno en Santiago cantando gaita zuliana con tanto sentimiento y magistral entonación resulta conmovedor, además de causar asombro, incredulidad o gracia.

Esto es lo que produce Emanuel Madrid (@elchilecucho), quien es furor desde hace meses en Instagram por sus post degustando gastronomía zuliana, pero principalmente interpretando temas emblemáticos como Aquel zuliano, Las Retretas, Algo sobrenatural o El Ferry.

Inmediatamente saltan preguntas como, ¿habrá vivido en Maracaibo, Cabimas u otra ciudad del Zulia o Venezuela?, ¿estará casado con una zuliana? La respuesta es no.

LEE TAMBIÉN

Neguito Borjas aplaude al «Chilecucho»: «La gaita florece en el mundo”

Emanuel tiene 27 años, es un folclorista chileno y técnico en electricidad para la empresa Vital Aire, donde se encarga del mantenimiento de equipos médicos con suministro de oxígeno. Allí, en su oficina, conoció a un grupo de nacidos en Maracaibo, entre ellos David Montiel (@Danett28), Kelvin, José y Héctor, quienes residían en Los Haticos, un sector popular de Maracaibo.

«Hace unos 6 o 7 meses David comienza a colocar gaita zuliana y a mí el ritmo me gustó y fui y le pregunté y me empezó a hablar de la gaita como género musical, de sus autores. Me di cuenta que sabía mucho», cuenta Madrid, quien destaca lo «fogoso» (cálido, cercano) y emotivo de sus letras. Le llamó la atención que esas composiciones, pese a ser antiguas, no pierden vigencia en los jóvenes, a diferencia de lo que piensa ocurre en Chile con la cueca y otros ritmos tradicionales.

Madrid llegó a estudiar piano en la Universidad de Chile y toca muy bien la guitarra. Con David lo une una bonita amistad. “El primer free cover que vi fue de Ricardo Cepeda, interpretando Mi Ranchito. Es una letra que construye, que llega al corazón, recuerda quien ahora mismo se considera un admirador de varios gaiteros, pero principalmente de Abdénago “Neguito” Borjas (@NeguitoBorjas).

“Viendo algunos free cover llegué a ‘Neguito’. Me parece que, como ustedes dicen, es un verdugo. Son muy inteligentes sus letras, sus composiciones”, detalla Emanuel, quien resalta de los zulianos el amor por íconos como el Puente General Rafael Urdaneta, la Virgen de Chiquinquirá, el relámpago del Catatumbo o los desaparecidos ferrys.

El Chilecucho comparte todos los viernes con su grupo de amigos zulianos. “Encargamos tequeños, pastelones, yoyos”, destaca. “Mi esposa aprendió a hacer tequeños. A mí me gustan con guasacaca. En mi familia se escucha gaita zuliana, mi hijo las canta”, cuenta.

Sobre sus redes, revela que un día empezó a interpretar una gaita y David lo grabó y le dijo después, con lágrimas: ‘Marico, cuando te escuché se me pararon hasta los pelos del cu…”. Así hablaron sobre crear una cuenta. David lo bautizó como El Chilecucho y comenzó a subir videos con el apoyo de Ignacio Vargas (@hombre.marraqueta). “La cosa es que de repente David me dice: ‘Mano, te estoy haciendo famoso. Fue algo muy espontáneo y enseguida llegaron mensaje con muestras de afecto, invitaciones y solicitud de temas”.

Hoy Madrid sueña con cantar en Pa’ que Luis, caminar por la plazoleta de la Basílica y compartir, entre gaitas, en Santa Lucía. «Claro que me gustaría conocer a Maracaibo: Debo conocerla de raíz”.

Por @CronicasDeChile 

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a