19.8 C
Caracas
miércoles, 19 enero, 2022

Boric o Kast: ¿qué le espera a la migración de venezolanos a Chile?

Después de Colombia, Perú y Ecuador, Chile es hoy el país con más venezolanos en su territorio. Patricia Rojas, presidenta de Asovenchile, una ONG que defiende y promueve los derechos humanos de migrantes, se muestra escéptica y preocupada por el futuro de los venezolanos que están en Chile, gane quien gane las presidenciales de este domingo, 19 de diciembre. Sobre todo le preocupa la suerte de quienes, sin papeles, se han echado a andar en busca de la reunificación familiar

-

Caracas. Chile llega a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales sin un claro ganador entre los dos candidatos que surgieron desde los polos y que se medirán este domingo 19 de diciembre para gobernar los próximos cuatro años. ¿Gabriel Boric o José Antonio Kast? Nadie da nada por sentado.

Lo que sí ha quedado más o menos claro son las propuestas que ambos enarbolaron durante la campaña electoral, en la que Venezuela y la migración venezolana – en muchos casos forzosa – fueron el telón de fondo, sobre todo luego de los hechos ocurridos en septiembre en Iquique.

Forzados a emigrar por rutas más inseguras debido al cierre de las fronteras durante la pandemia y al engorroso trámite de visas consulares – primero suspendido sin previo aviso y luego restituido con lentitud -, el flujo de venezolanos sin papeles hacia Chile, sin embargo, no para. Y lo hace por trochas, incluso a costa de sus propias vidas.

- Advertisement -

Patricia Rojas, presidenta de la Asociación Venezolana en Chile (Asovenchile), señala que tras un trabajo con organizaciones de la sociedad civil en ciudades de la frontera norte chilena, estiman entre 150 y 300 el número de venezolanos que entran a diario por pasos no habilitados desde 2020.

Aunque señala que es difícil saberlo con precisión, considera que entre 30% y 40% de ellos son niños y adolescentes, acompañados o no, con padres o madres ya residenciados en Chile. Es decir, son venezolanos que se echan a andar en busca de la reunificación familiar.

Rojas conoce las experiencias de un sinnúmero de ellos. Señala que les cuentan las dificultades para tramitar alguna de las visas consulares para ingresar a Chile, entre ellas la Visa de Responsabilidad Democrática (VRD), exigida a los venezolanos desde 2018.

“Es un proceso demasiado lento y requiere de documentos de viaje a los que los venezolanos no pueden acceder (pasaporte). Hay familias que llevan muchos años esperando la reunificación y han tomado la penosa decisión de ingresar a Chile por pasos no habilitados”, expresa.

Tensiones latentes

La ciudad de Iquique, en el norte de Chile, se ha convertido en una de las puertas de puerta de entrada de esta creciente migración de venezolanos en situación irregular, que ha encrespado los ánimos de los nativos. En septiembre pasado, algunos vieron arder en llamas sus pertenencias en un campamento improvisado después de una protesta de lugareños contra los migrantes. Las imágenes dieron la vuelta al mundo.

También en Colchane, comuna asentada a 3.600 metros sobre el nivel del mar, hay una tensión latente por el prolongado flujo de venezolanos que no para. Su alcalde, Javier García Choque, afirmó al diario El Dinamo que llegan cada vez en peores condiciones. Harto de lo que considera un acceso sin control a su país, dijo el jueves 16 de diciembre que votará por Kast.

Kast versus Boric

Entonces, ¿qué le espera a los venezolanos cuando despierten el lunes 20 de diciembre? Entre una de sus medidas más controvertidas en materia de migración, Kast habló de abrir una zanja en el límite entre Chile y Bolivia para impedir el paso irregular de inmigrantes. También planteó endurecer los controles fronterizos con presencia militar y monitoreo de drones.

El aspirante a La Moneda del Frente Social Cristiano, que se ha sacado del bolsillo el fantasma de Venezuela para infundir miedo entre los electores de ganar un candidato de la centroizquierda, abogó también por penalizar a las organizaciones de la sociedad civil que prestan asistencia a los migrantes que ingresan por trochas.

“No hay una política migratoria a ciencia cierta sobre qué va a pasar con las personas que ya están en el territorio. La política migratoria de Kast se enfoca en visados consulares, al igual que la de Sebastián Piñera, y eso nos preocupa bastante”, añade Rojas.

El candidato conservador propuso también una serie de reformas administrativas para evitar que las personas que entraron por pasos no habilitados y tienen ordenes de expulsión puedan recurrir a los tribunales de justicia. En opinión de la presidente de Asovenchile, Kast se aleja de un enfoque de protección de los derechos fundamentales de las personas migrantes y refugiadas.

Expulsados o no

A diferencia de su contendiente, Gabriel Boric plantea empadronar a los migrantes en situación irregular y evaluar caso por caso para avanzar en un proceso de regularización. Asimismo, el candidato de la coalición de izquierda promete dar respuesta a miles de solicitudes de renovación de visa que están pendientes y establecer “albergues transitorios” para tener a las personas y decidir, revisando sus antecedentes, si son expulsadas o no.

“Tenemos un candidato más propenso a respetar los derechos de personas migrantes y refugiadas. (…) Es un poco desordenado, pero está más enfocado en una acogida más humanitaria, aunque en los últimos días ha empezado a hablar de asegurar más las fronteras y buscar mecanismos para que las personas no entren de manera irregular”, indica Patricia Rojas.

Con todo, la presidenta de Asovenchile observa un escenario incierto para los venezolanos que están pensando en residir en Chile, sobre todo para quienes buscan la reunificación familiar. “La promesa ha sido siempre que se va a dar prioridad a las personas que ya tienen familiares directos residiendo en Chile. Sin embargo, hemos visto que en la práctica no ha sido así. (…) Habrá que esperar a ver quién será el nuevo presidente para comenzar nuestro trabajo de incidencia en las personas y las políticas públicas para conseguir cambios”, sostiene Rojas.

Después de Colombia, Perú y Ecuador, Chile es el país con más venezolanos en su territorio. Con 448.138 personas, según cifras de la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V), constituyen la primera comunidad extranjera en la nación austral.

Alrededor de 10.000 personas de nacionalidad venezolana tienen derecho a voto en las presidenciales chilenas.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a