22.1 C
Caracas
martes, 24 mayo, 2022

A las mamás que se quedaron solitas en Venezuela

Es viernes y en El Pitazo estamos listos para compartir contigo una selección de nuestro boletín semanal Guayabo, escrito por Mireya Tabuas. Hoy, la periodista recuerda y celebra a las mamás venezolanas aguerridas, fuertes, trabajadoras, regañonas y consentidoras al mismo tiempo, en particular a las que, en tiempos de migración y de familias dispersas por el mundo, les tocará pasar este domingo 8 de mayo, Día de la Madre, lejos de los suyos

-

Caracas. El Día de la Madre es una fiesta que se celebra en casi todos los países del mundo, pero en fechas diferentes. Este año, en Venezuela, la festividad es el domingo 8 de mayo.

La fecha le resultó propicia a la editora de Guayabo, Mireya Tabuas, para dedicarle el plato principal de nuestro boletín semanal a las mamás venezolanas aguerridas, fuertes, echadas p’alante, trabajadoras, multitareas, regañonas y consentidoras al mismo tiempo, con todas sus diferencias y particularidades.

«No tengo mamá. No ahora. La mía murió hace muchos años. Pero está aquí, sin duda: está en mi rostro, cada vez más parecido al de ella (…) Está también en mi tortilla de papas, en mi gusto por la lectura, en mi pasión por el mar. Es que las mamás son siempre presencias. Así hayan sido bondadosas o malucas, las mamás están con nosotros aunque estén lejos«, señala Tabuas en la edición de este viernes, 6 de mayo.

Así es. La periodista, que también es madre, recuerda y celebra sobre todo a las mamás que, en tiempos de migración y de familias dispersas por el mundo, les tocará pasar este domingo como otro más. Solitas. Aunque ni tanto, nos dice la editora de Guayabo, porque todos sabemos que sus hijos, estén donde estén, van a estar pendientes de ellas.

Historias de nidos vacíos

Entonces, para celebrar el Día de la Madre conversó con dos mamás que están viviendo solas en Venezuela: Carmen y Josefa.  «En Venezuela se quedaron los nidos vacíos», dijo Carmen, de 77 años y madre de tres varones, quienes emigraron a Estados Unidos, Alemania e Irlanda

Ahora está jubilada. Quedó viuda hace 13 años, y después de que sus tres hijos se fueron a otras tierras, tuvo que aprender a usar herramientas tecnológicas como medio para hablar con ellos. Cuenta que lo hace casi a diario y mediante videollamadas los domingos.

Carmen es también abuela de cinco nietos. Revela que cuando sus hijos pueden pagarle el pasaje, toma un avión para visitarlos. Ella asegura que no se siente sola, pues sus hijos están pendientes de ella. “Son tres joyas”, asegura con orgullo, y cuenta que la ayudan económicamente, porque lo que recibe de pensión es un monto tan minúsculo que no le alcanza para nada.

En cambio, Josefa es mamá de dos jóvenes, de 29 y 25 años, ambos viviendo en España desde hace dos años. Ella tiene 64 años y sigue trabajando en Venezuela. Asegura a Guayabo que ha podido sobrellevar la distancia porque se mantiene ocupada; «pero no es fácil», reconoce. Sin embargo, indica que los prefiere afuera porque siente que allí tienen más futuro.

«Es un sentimiento muy fuerte no poder acompañarlos en sus cumpleaños, pero así es la vida», sostiene Josefa con resignación al verse lejos de sus hijos.

Échanos una mano

Recuerda que si quedaste con ganas de más Guayabo, comparte nuestro boletín a través de este enlace; y si te llegó y no estás suscrito, haz clic aquí. Si te gustó la edición de este viernes, apóyanos siendo parte de la membresía de El Pitazo para tener los recursos que nos permitan seguir.

Recuerda además que ¡Guayabo ya tiene Instagram! Síguenos para ayudarte a estar más informado y sentirte un poco más cerca de tus afectos estén donde estén. Y si quieres que Mireya Tabuas toque algún tema en el próximo número de nuestro boletín solo escríbele a [email protected]¡Hasta el próximo Guayabo!

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a