22.2 C
Caracas
domingo, 20 septiembre, 2020

Tres cadáveres permanecieron por 12 horas en emergencia del hospital de Acarigua

Los cuerpos de tres adultos mayores que murieron por causas naturales no pudieron ser traslados a la morgue por falta de camilleros y porque la cava de ese depósito está dañada desde hace dos años

-

Acarigua.- Hasta el mediodía de este miércoles, 26 de agosto, permanecían en el área de emergencia y hospitalización del hospital Dr. Jesús María Casal Ramos, en Acarigua-Araure, estado Portuguesa, los cadáveres de tres adultos mayores que fallecieron desde la noche del martes. Se encontraban en el mismo segundo piso donde se encuentran más de 40 pacientes de varios servicios.

De acuerdo con la información aportada por el personal de salud, los tres cuerpos no habían podido ser trasladados a la morgue, ubicada en la planta baja, por falta de camilleros, y además la cava de este depósito está dañada e inoperativa desde hace más de dos años.

Los cadáveres pertenecen a dos hombres y a una mujer de más de 65 años de edad. Todos fallecieron por causas naturales y por patologías asociadas a hipertensión e insuficiencia cardíaca.

Trabajadores y familiares de otros pacientes que estaban en el área precisaron a El Pitazo que uno de los decesos se produjo a las 9:00 pm del martes 25, y los otros dos, entre la 1:00 am y 5:00 am del miércoles.

Tanto el personal como los familiares de los infortunados lograron envolverlos en las sábanas que tenían las camillas sobre las que estaban acostados, y desde entonces estuvieron en el mismo lugar por al menos ocho horas, mientras los deudos realizaban las diligencias y buscaban el dinero para contratar un servicio funerario.

LEE TAMBIÉN

Portuguesa | Difunto es remolcado en carretilla hasta el cementerio por falta de gasolina

- Advertisement -

«Ya desprenden gases y malos olores. Tememos que se vayan descomponiendo en este lugar donde estamos todos y que eso genere la contaminación de este piso», expresó una trabajadora del hospital, que no quiso revelar su identidad por temor a represalias por parte de las autoridades. 

En el mismo segundo piso donde se encontraban los tres cadáveres, desde hace más de tres meses permanecen en hacinamiento los pacientes de hospitalización, de cirugía y los de emergencia de adultos, más el personal y familiares de las personas allí recluidas. 

Esa falta de espacio físico es consecuencia de una remodelación y trabajos de mantenimiento y acondicionamiento que se realizan en el área de emergencia pediátrica y de adulto, que en los próximos días funcionarán como una sala de aislamiento para casos complicados de COVID-19.

LEE TAMBIÉN

Enfermera es la primera profesional de salud sospechosa de COVID-19 en Portuguesa

Vieja data

Las condiciones de la morgue del hospital de Acarigua-Araure han sido denunciadas en diversas oportunidades por las jefes del servicio y el resto de los trabajadores del Casal Ramos. La cava está inoperativa por falta de ventiladores, compresores y de gas. Los cuerpos de quienes fallecen en este centro de salud o son traslados hasta este lugar, por lo general son dejados en los pasillos, según refieren los trabajadores.

El pasado 19 de agosto, el personal de este mismo centro de salud denunció que el cuerpo de un hombre sin identificar, que murió al recibir un disparo en el tórax, permaneció descomponiéndose por cinco días, a la intemperie, en los talleres de mantenimiento del Casal Ramos, por no poder recibir refrigeración en la morgue.

El cadáver fue ingresado al hospital el domingo 16, cuando fue traslado por funcionarios de la subdelegación Acarigua del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalisticas (Cicpc), que lo localizaron en el caserío Espinital de la población de Mijagüito, municipio Páez.

Tras alcanzar altos niveles de putrefacción, el viernes 21 fue sepultado en una fosa común, luego de las gestiones del jefe del servicio de medicatura forense.

5/5 (2)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

[Fancy_Facebook_Comments]
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado