32 C
Caracas
sábado, 17 abril, 2021

Reparación de electrodomésticos incrementa en Portuguesa debido a las fallas eléctricas

A consecuencia de los apagones y las fluctuaciones eléctricas que se registran a diario tanto en Portuguesa como en el resto del país, la demanda en la reparación de electrodomésticos se ha incrementado considerablemente debido la imposibilidad de adquirir un aparato nuevo

-

Acarigua.- Neveras, lavadoras, televisores, aires acondiciones y cualquier otro equipo que requiera energía eléctrica se ve afectado por las constantes fluctuaciones y cortes del servicio -programados o no- que a diario se registran en Portuguesa y otros estados del país.

La deficiencia en el sistema eléctrico nacional ha dado trabajo a quienes se dedican a reparar electrodomésticos dañados. La demanda de este servicio técnico se ha incrementado considerablemente ante la imposibilidad de los venezolanos de adquirir un nuevo artefacto debido al bajo poder adquisitivo.

Ángel Gámez dice tener toda su vida dedicado a la reparación de aparatos eléctricos, principalmente televisores, computadoras y máquinas industriales. En su negocio, ubicado cerca del centro de la ciudad de Acarigua, a diario recibe entre dos y tres equipos que han sido afectados por las fluctuaciones de voltaje o interrupciones eléctricas.

“Antes las personas podían comprarse un televisor si se les dañaba el que tenían en casa, ahora no, más bien me ha tocado arreglar hasta dos veces seguidas el mismo artefacto que ya reparé porque los bajones son constantes y las piezas son susceptibles a las alteraciones eléctricas, así que se vuelven a dañar”, dijo a El Pitazo.

LEE TAMBIÉN

TÁCHIRA REGISTRÓ 56 APAGONES EN FEBRERO

Precisamente, a Omar Hernández le ha tocado, en menos de 15 días, reparar dos veces su nevera. En las dos ocasiones, luego de un corte eléctrico, el aparato no prendió. “Gastamos como 20 dólares entre el repuesto y la mano de obra y no nos queda otra opción que reparar porque comprar una nevera ahora debe estar por encima de los 250 dólares y de dónde vamos a sacar tanto dinero si mi esposa y yo somos pensionados”, comentó.  

En la urbanización La Villa de Araure, los vecinos recaudan dinero entre todos los habitantes para llevar a reparar la tarjeta del portón eléctrico que también sufrió daños con un corte eléctrico. “No sabemos cuánto puede salir la reparación, pero una tarjeta nueva está alrededor de los 300 dólares, y eso no es lo único que hemos perdido en esta comunidad, se nos han dañado aires, neveras, televisores”, comentó la Gabriela Salcedo, vecina.

- Advertisement -

Hayleen Sierra, Wendy Forghieri, Virginia Saá y Gloria Vega también fueron consultadas por El Pitazo, y contaron que han perdido microondas, cocinas eléctricas, lavadoras, aires acondicionados y hasta el transformador de la calle han sufrido daños. Todas coinciden en que la primera opción es llevar el equipo a un servicio técnico, “si no tiene reparación ahí uno ve si se puede y se tiene para comprar otro”, dijo Vega.

Los aparatos en las industrias y establecimientos comerciales no se han escapado de los daños a causan las fallas eléctricas. Sus dueños también prefieren reparar los motores eléctricos, cavas cuartos o cualquier otro artefacto industrial, antes que comprar uno nuevo.

“Ante esta situación que estamos viviendo, los técnicos recomendamos que tomen las previsiones, como colocar protectores a toda la parte eléctrica, al igual que sugerimos mantenimiento preventivo con el chequeo de fuerza y control para evitar fallas y proteger la maquinaria”, dijo Branford Domínguez, especialista en servicio técnico industrial.

LEE TAMBIÉN

COMUNIDAD DE MACHIQUES PAGÓ 300 DÓLARES PARA TENER ELECTRICIDAD

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado