29 C
Caracas
domingo, 20 septiembre, 2020

Productores de Los Llanos: imposible sostener la exportación de ganado

Representantes gremiales de los estados Barinas, Portuguesa y Guárico, coinciden en afirmar que el primer cargamento enviado por el Gobierno nacional hacia Irak, representa una semana de consumo nacional que, con la baja producción que hay en el sector, es imposible de mantener, aparte de que generaría un incremento en el costo final de la carne que no aguanta el bolsillo del venezolano

-

Barinas.- Representantes de los gremios de ganaderos y productores agropecuarios de los estados Barinas, Guárico y Portuguesa, en los llanos occidentales de Venezuela, consideran que la exportación de ganado a Irak, anunciada por Nicolás Maduro el pasado 2 de septiembre, solo beneficiará a algunos intermediarios ligados al gobierno, con permisos para exportar, no así a los ganaderos del país.

El directivo la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga) y presidente de la Asociación de Ganaderos de Socopó (Asogaso), Wadin Guerrero, desconoce el precio que se canceló por el ganado enviado hacia Irak, pero duda que haya sido superior a 90 centavos de dólar por cada kilo de ganado en pie, según el precio interno promedio.

De acuerdo con lo que ha podido conocer, solo algunos intermediarios ligados al gobierno son los beneficiados con esas exportaciones. “Los ganaderos venezolanos no tenemos acceso a la exportación debido a que el país no cumple con las exigencias por parte de la Organización Mundial de la Salud Animal (OIE) y el Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (Panaftosa). No hemos dado fiel cumplimiento a las campañas de erradicación de fiebre aftosa, somos el único país en Suramérica descertificado, es decir, no podemos exportar por lo menos a los países que están suscritos que son la mayoría del mundo”, explicó.

Cree que la exportación puntual de 20.000 animales, divididos en cuatro lotes de 5.000, no le hará nada al mercado interno. “Quizás juegue un mínimo a la alza, pero si el pueblo no puede consumir carne al precio actual debido al bajo poder adquisitivo, entonces el alza sería peor”, dice. 

Guerrero considera que esa negociación para lo que sirve es de válvula de oxígeno al productor que tenía animales a término y no tenía mercado para colocarlo. “El negocio no beneficia al ganadero sino solo por la salida del animal de su finca, ya que tenerlo allí después de cebado se considera una pérdida. Hasta donde sé y por comunicación con muchos ganaderos del país, el negocio fue para intermediarios y no para productores”, apuntó. 

LEE TAMBIÉN

Claves | Lo que se sabe sobre la exportación de ganado a Irak

- Advertisement -

El dirigente gremial agregó que si en Venezuela existiera en este momento capacidad de compra por parte del ciudadano común, el sector ganadero por sí mismo no sería capaz de abastecerlo, pero que “en esta condición tan mala para el venezolano”, el ganadero no escapa de la crisis y quien vendió tuvo que hacerlo porque no tiene mercado para ubicar su ganado en este momento. Igualmente, agregó, en el tiempo sería imposible corresponder a una exportación sostenida cuando se debe abastecer el mercado interno y el excedente debería buscar mercados. 

En criterio del presidente de Asogaso, el ganadero venezolano está en modo supervivencia. “No tenemos condiciones para trabajar: sin combustible, sin electricidad, sin maquinaria agrícola, sin vialidad, con la más grande inseguridad personal, jurídica y patrimonial, sin planes sanitarios serios, con el precio de la leche por el suelo que ha tocado los 10 centavos de dólar por litro, cuando nuestros principales mercados referenciales pasan los 35 centavos y no tienen los dos factores más adversos que tenemos nosotros como los son la hiperinflación y la hiper devaluación. Sostener la actividad ganadera en este momento es un acto de sobrevivencia más allá de quién sea el comprador”, precisó.

Añadió que el sector, en este momento, atraviesa la peor crisis de su historia. Ya hay productores que van a su finca una vez cada quince días por falta de combustible. “Ningún ganadero del mundo es capaz de producir en las condiciones que lo hacemos nosotros. Necesitamos verdaderas medidas macroeconómicas para que el país de un viraje, pero nada apunta a que esto sucederá, por lo menos en el corto plazo”, puntualizó.

Son habladurías

José Labrador es el presidente de la Asociación de Productores Rurales del estado Barinas (Asobarinas). Él calificó de «habladurías» la versión que indica que pagaron a 2 dólares el kilogramo de carne de ganado en pie, porque durante las dos últimas semanas el comportamiento del mercado interno ha permanecido entre 90 centavos de dólar y 1.1 dólares y aplaudió a quienes pudieron vender sus toros en esta situación tan precaria que viven los productores. “Si los tenían listos, había que venderlos”.

La negociación afecta al mercado nacional porque el Estado no le brinda a los venezolanos un poder adquisitivo que sea manejable y ya con un kilo de carne a 90 centavos de dólar en pie, para ser distribuido en una carnicería sobre los Bs. 600.000 a Bs. 900.000, afecta al consumo promedio por persona en el país.

Para Labrador, trabajar como ganadero o agricultor en el país, o como productor de leche, es hacerlo con números que los llevan a la quiebra o pérdida total, porque no pueden vender un litro de leche en un promedio de entre 15 o 16 centavos de dólar, cuando el costo de producción está sobre los 20 o 22 centavos de dólar. “Si vendes a 25 centavos de dólar obtienes utilidad en un litro de leche, pero eso no está ocurriendo; lejos de pasar, está en detrimento del productor”, señaló.

A Labrador no le convencen las cifras que proporcionan voceros gubernamentales. No cree que el rebaño nacional alcance los 20 millones de animales. Explicó que en el país no se actualiza el censo desde hace una década y la realidad indica que, lejos de incrementarse, la actividad viene en detrimento, aunque no haya nadie que certifique la veracidad de tales números.

Con respecto a la exportación de carne, expresó que Venezuela es el único país en Suramérica que no está certificado contra la fiebre aftosa por los organismos mundiales y latinoamericanos, porque no se ha cumplido con los planes de acuerdo a como están establecidas las exigencias de esos comités. “Pero tal vez se hacen las exportaciones a un país que no es exigente en cuanto a la materia”, consideró.

Agregó que lo que sí es cierto, es que los productores no están ejecutando la política de sanidad tal cual lo exigen esos organismos internacionales. “Y como no lo hacemos, no estamos preparados para la situación. No estamos en capacidad de exportar si no estamos avalados sanitariamente. Sin embargo, se hizo la exportación, de repente para beneficio de algunos productores que pudieron colocar su ganado, pero lastimosamente si ocurre un incremento en el precio de la carne, los más afectados van a ser los consumidores finales porque el venezolano común no tiene capacidad adquisitiva en este momento», explicó.

De acuerdo con Labrador, se salió del ganado sin darle cumplimiento a las normas sanitarias. “Tal vez esto conlleve a que las autoridades nacionales, los organismos federativos y las distintas asociaciones y gremios se unan para tratar de un país libre de aftosa, pero que seamos certificados por los organismos internacionales y no solo atacan a esos mercados que no son exigentes con estas certificaciones, sino que podamos ir a otros mercados y darle un valor agregado a la producción”, apuntó.

Imposible de sostener

Para el presidente de la Sociedad de Ganaderos del Estado Portuguesa (Sogapor), Freddy Salazar, la exportación de ganado hacia Irak podría beneficiar la oferta de ese sector contraído por la crisis y el bajo poder adquisitivo del venezolano. “Pero todos sabemos que eso es transitorio y no debe generar optimismo ni expectativas porque no puede ser sostenida en el tiempo”, apuntó.

Agregó que no es un secreto para nadie que el rebaño nacional ha mermado considerablemente, razón que dificulta mantener capacidad de aguante para soportar exportaciones sostenidas. Explicó que cada embarque similar al anunciado por Maduro, de 20.000 animales, representa una semana del consumo nacional. “Todo fuera diferente si al expresidente Chávez no se le hubiese ocurrido expropiar los hatos como El Charcote, El Frío, El Cedral o La Marqueseña. Solo así se pudiese ver como positivo lo de las exportaciones”, comentó.

Salazar desconoce con precisión el censo de ganado del estado Portuguesa, porque la sociedad que representa no cubre en su totalidad la actividad ganadera en la región. No obstante, estima que hay una merma que ronda el 30% tanto en ganadería de leche como de carne.

LEE TAMBIÉN

Fedenaga: $0,90 pagaron por el kilo del ganado exportado a Irak

No se consultó

El presidente de la Asociación de Productores Agropecuarios en el estado Guárico (Aprolegua), Rafael Meza, cuestionó la opacidad de la operación. Dijo que no se les consultó a los gremios organizados, a los productores, a las organizaciones.

Ellos -el Gobierno- comenzaron a hacerlo para exportar a Irak ese ganado y lo compraron como si fuese para destinarlo a consumo nacional, por lo que lo más que se paga es en 93 centavos de dólar. “Fue un tronco de precio para el mercado local, pero para el mercado de exportación el precio debió estar entre 2 dólares y 2,5 dólares para exportación y eso no se hizo”, precisó.

Como productor, cuestiona que en Venezuela no hay suficiente producción y que, si se va a vender, que sea a los precios reales. No cree que hayan pagado 2 dólares por kilo de ganado en pie, como circula en algunos portales y redes sociales. “No fue a más de 0.93 centavos de dólar”, insistió.

El detalle fue que no se consultó a las bases para que ellos fueran los que se beneficiaran y que mientras se hagan esos negocios a escondidas, solo se favorecen los intermediarios que tienen el dinero para hacer esas operaciones. “La opacidad en las negociaciones se prestan para muchas corruptelas”, dijo.

Meza destacó, además, que Venezuela no es un país libre de fiebre aftosa. Considera que fue un trámite donde privó la política, porque para poder vender al exterior, los productores necesitan tener un certificado de libre de aftosa y aquí esa condición la hizo Maduro por un decreto. “Eso no es así, eso no se da por decreto, hay que ganárselo a pulso cumpliendo con las vacunas”, comentó.

Otra opinión

De acuerdo con un artículo escrito por Genaro Méndez, expresidente de Fedenaga, el gobierno hizo trampa “y decreta, de manera ficticia, que Venezuela es libre de esta enfermedad y realiza el sueño que hemos querido alcanzar desde hace 70 años”, para obtener una certificación de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) para poder exportar la carne y el ganado venezolano de manera legal.

El expresidente de Fedenaga se refiere al interés de Irak para comprar el ganado. “La República de Irak es un país importador de carne y animales en pie, debido a que posee una ganadería pequeña de 3 millones 500 mil animales, con una población que ya sobrepasa los 40 millones de habitantes. Varios países, más cercanos geográficamente, le suministran ganado, pero ellos han decidido comprar en Suramérica. A Colombia ya le han comprado en tres oportunidades un total de 58.500 animales, negociados a un precio promedio de 545 US$ por animal. Ahora se deciden por Venezuela, tal vez porque tenemos los animales más baratos del mundo, pues los animales venezolanos fueron pagados a 382 US$ en promedio”.

Al final, escribe que, “esta venta puede ayudar a aflojar un poco la oferta existente en el mercado venezolano, constreñido por la crisis y el bajo poder adquisitivo de la población, siendo una especie de solución transitoria; pero es algo que no debe generar optimismo ni expectativas ya que no puede ser sostenida en el tiempo, pues el rebaño nacional no tiene capacidad para soportar una exportación. Cada embarque similar a ése representa el consumo de una semana de carne en nuestro país”.

Equipo de corresponsales Los Llanos

María Eugenia Díaz, Marieva Fermín, Alexander Olvera, Pedro Izzo, Mariángel Moros, Bianile Rivas

4.77/5 (13)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado